Naruto, un clásico

narutomanga

Tener buenos amigos posibilita el poder leer series de manga de esas largas, casi imposibles de comprar si no las coleccionaste en su momento. Por otro lado, también sabéis que, de vez en cuando, os comentamos en el blog macro sagas de manga. Pues bien, hemos podido ahora leer, lo reconocemos, pues nunca podíamos haberlo hecho hasta ahora, un manga esencial, Naruto, de Masashi Kishimoto. Así que hemos decidido comentar nuestras impresiones con vosotros que, aunque llegan tarde, nunca lo es si la dicha es buena.

Naruto es de esos mangas condenados al éxito: primero manga, éxito, casi al momento adaptación anime y, de ahí, a arrasar: muñecos, póster, videojuegos, películas… No siempre se consigue, pues muchos que intentaron seguir la fórmula Dragon Ball (por cierto, Kishimoto es un ferviente admirador de Akira Toriyama y de Katsuhiro Otomo), esto es, primero humor y luego luchar contra enemigos cada vez más fuertes, con un protagonista patán y decenas de personajes, unido todo a un atractivo diseño, no es fácil. Por eso, y tras quedarnos huérfanos con el fin de Dragon Ball a mediados de los 90s, aparecieron, casi en la misma época, varios imprescindibles entre 1996-1999 (Inuyasha, One Piece, este Naruto), que venían a sustituirlo, convirtiéndose al instante en clásico con personalidad propia, sobre todo Takahashi (que venía a sustituir más bien a su Ranma ½) y One Piece (por su originalísimo dibujo). Pero Naruto aportaba algo que no tuvieron aquellos, y esto era la acción pura y dura del combate, del superarse, de diseños estupendos pensados por y para la acción.  Naruto, que tiene momentos narrativos geniales, de entrenamiento y otros elementos divertidos, es más bien el heredero de Dragon Ball Z, pues había un nicho de público que ya se había acostumbrado a ese tipo de acción y, ciertamente, se les había negado (y ninguneado). Acaso Kenshin, el guerrero samurái, paralelo a los dos últimos años de la obra magna de Toriyama, podía jactarse de eso, pero nunca vino a sustituir sino a competir.

Masahi Kishimoto, el autor, tiene un dibujo magnífico. Sus diseños son afortunados, sus personajes no se repiten a pesar de tener patrones comunes, y su ilustración de la acción parece mentira para alguien que era tan novato. Eso no quiere decir que no tenga guion. No son solo ataques absurdos, magia y poderes porque sí, sino también estrategias y giros como consecuencia de su argumento. ¿Y cuál es ese? Pues son villas donde se entrenan a diferentes ninjas, que cumplen misiones, etc., y eso hace que cada uno tenga sus métodos, sus trampas, sus secretos… Naruto, el personaje principal, alberga en su cuerpo el espíritu del zorro de nueve colas, un terrible enemigo ancestral de una de esas villas, y tendrá que convivir con ello. Es un personaje capullo que tiene un gran poder, no se entera de nada, pero es noble de intenciones. Es huérfano y su intención es convertirse en el mejor.

El manga, eso sí, cambia casi radicalmente en su segunda parte, mucho más serio, con ellos de adultos (está inspirado en Dragon Ball como hemos dicho), así como un dibujo de línea más clara y menos detallado. Además, ocurren ciertos giros, digamos, telenovelescos, que no vamos a destripar… ahí lo dejamos.

Masashi Kishimoto, quien por cierto es hermano gemelo de otro mangaka (autor de 666 Satan), solo tiene 46 años y, por ende, solo tiene Naruto publicado (pero qué obra: más de 250 millones de tomos vendidos…). En realidad no es así. Naruto son 72 tomos cerrados pero… Obviamente la gallina de los huevos de oro de Shonen Jump no podía terminar. Así, se pensó en una continuación, Boruto: Naruto Next Generations. Incluso otro manga fue publicado con su firma,  Samurai 8: The Tale of Hachimaru. Pero tanto en uno como en otro solo hace los diseños y supervisa, siendo que sus colaboradores más íntimos hacen guion y dibujos finales. Solo recientemente Shonen Jump anunció que Boruto sería ya sí no solo supervisado sino guionizado al 100% por su autor. Como veis, es igual de vago que su ídolo Toriyama, hasta en eso se parecen…

Naruto es un manga en B/N con guion y dibujo de Masashi Kisimoto (Nagi, Japón, 1974) y publicado en España por Glénat primero y Planeta después.

eje

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.





A %d blogueros les gusta esto: