Sonic numerado: palabras mayores

SEGA se sacó de la chistera en 2010, nada más y nada menos que 16 años después de su debut, la cuarta entrega numerada de la mítica trilogía original. No, no un Sonic con un subtítulo cualquiera, sino con el 4 bien grande. ¿Y eso? Pues una excelente oportunidad, gracias a la “moda” que las consolas tenían por lo digital y los episodios, heredado del PC, para la compañía del erizo. Con todo lo bueno… y con todo lo malo de esto, claro. ¿Por qué ahora, en el blog? Porque hemos aprovechado para comprar el Episodio 2 en Steam tras conseguir en su momento el Episodio 1 en otra oferta.

Al igual que pasó con la cuarta entrega de Indiana Jones, y permitidnos la referencia friki, la cuarta entrega de Sonic tiene disparidad de opiniones. Desde los que dicen que se le critica por falta de, digamos, “nostalgia” (es decir, que si hubiera salido en su momento no se diría nada contra él) y que no es como los clásicos (pero que tiene virtudes) hasta los que dicen que es un Sonic que no da la talla. Pues a riesgo de parecer unos bienquedos, de quedar como cobardes, opinamos que estamos ante un término medio, si bien el ver ese número cuatro en el título desequilibra la balanza y se tiende a no querer ser tibios.

Las primeras críticas, de hecho, venían por ese lado: que si 15€ por un juego corto, que si viene incompleto y habrá que comprar el 2, que si tal y que si cual. Completamente injusto. ¿Cuánto duraban los Sonic antiguos? ¿Cuánto costaban? Y en cuanto a venir incompleto, mentira, no está hecho un saca cuartos. Después del lanzamiento se vio que no, pero empezaron las críticas por otro lado: Sonic está solo, Sonic tiene unas físicas raras, no tiene buenos gráficos… Pues lo cambiaron en la continuación: Sonic tiene a Tails, hay cooperativo, se han arreglado las físicas (Sonic se mueve mejor aunque también es cierto que, en el episodio I y II, Sonic es lento como nunca), los gráficos son mejores y, para que no se diga, por comprar el anterior, te regalan un extra: los episodios de Metal Sonic. Pero claro, ya a estas alturas, SEGA canceló el tercer episodio. Como veis, críticas justas se mezclaron con ganas de dar por saco. Lo de siempre en los últimos tiempos con el erizo azul.

Como sea, y aunque ha quedado claro que no es una obra maestra como la trilogía original pero ni mucho menos un juego malo (de hecho, en conjunto, podría ser catalogado de excelente), vamos a hablar del juego en sí, el cual trataremos como uno solo.

Para empezar, tiene muy buenos gráficos, y además en 2D. Esto es importante, pues en Sonic Mania o en Generations (cuyas mejores fases eran así), hemos podido también comprobarlo. No es que los Sonic en 3D sean un problema (el agradable Sonic Forces o el gran Sonic: Lost World, comentado hace poco en el blog), pero un Sonic es un Sonic… en 2D. Los movimientos de Sonic son un poco robóticos, pero el segundo capítulo los suaviza un tanto. En ninguno de los dos hay una profundidad de fases tan, tan profundas como pudimos ver en la trilogía original o en el fantástico diseño de Sonic CD, pero están muy bien, a un nivel alto como siempre que el Sonic Team se pone en serio. Mención aparte merecen los jefes, de los mejores de la saga, y en donde hay que darlo todo. Lo jugable más destacado es con el zorrillo Tails, por supuesto. Así, Tails nos ayuda a planear, hacemos un ataque conjunto, nos recoge anillos… Es el Tails más auténtico, el que recuerda a Sonic 2. Quizá donde puede fallar, aunque esto es un poco ya “tiquismiquis”, es en la música, que no es tan recordable como en otras ocasiones, aunque no es que no esté presente. Digamos que en el episodio I hay más puzles mientras que en el segundo, se tira más de la colaboración con Tails y sus movimientos combo especiales.

En definitiva, un Sonic con bellas fases, tanto en lo estético como en lo planteado, con jefes desafiantes muchos de ellos, con posibilidades (sobre todo con Tails), buena producción, diseño de niveles y diversión. Todo, encima, aderezado con una buena duración digan lo que digan, y ya a buen precio. ¿Por qué no? Nosotros también habíamos sido fríos con esta entrega, pero ahora que lo hemos jugado entero, rectificamos: una gran Sonic, para nada desmerecedor del legado (y título numérico) que lleva. ¿La pena? El que no haya sido lanzado en formato físico completo (los dos episodios más los de Metal Sonic) y con alguna ampliación/extra. Hubiera sido ya la guinda.

Así que, con voz temblorosa, un poco asustada pero con esperanza, nos atrevemos a preguntar: SEGA, ¿para cuándo Sonic, The Hedgeogh 5?

0 Responses to “Sonic numerado: palabras mayores”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: