You are the One… Piece

Pues como esto no para y seguimos teniendo juegos pendientes de jugar de la WiiU, nos hemos dicho: ¿y si probamos con algo ahora totalmente diferente? Así que nos hemos puesto a los mandos, calzándonos un sombrero de pana como los que regalan en las ferias, de la nave pirata del exitoso manganime One Piece con el videojuego One Piece: Unlimited World Red. ¿Merecerá la pena cruzar los siete mares?

One Piece es un manga que impresiona y apabulla. Publicado desde 1997 (más de 90 tomos), ha vendido más de 450 millones de mangas (Récord Guinness), ha sido nº 1 ininterrumpido en Japón desde 2007 (récord histórico) y su autor, Eichiro Oda, gana, se estima, más de 20 millones de dólares al año (aunque dicen que, prácticamente, le dedica las 24 horas a él, ojo, que no es “regalado”). Para que os hagáis una idea, lo que han vendido dos franquicias tan brutales como Dragon Ball o Naruto juntas, apenas superan esta cifra (unos 500 millones de mangas). Apoteósico. Eso sí, Dragon Ball sigue siendo Dragon Ball. Solo el año pasado se estima que la franquicia generó mil millones de dólares…

Como sea, era por tanto obvio, desde hace años, que la explotación de este manga, con a veces hasta dos juegos al año, en el mundo de los videojuegos, es también un gran negocio (¡más de 40 juegos desde el 2000!). Y nosotros, que queremos meterle mano (si los hados son propicios) a One Piece World Seeker, hemos cogido esta parte previa, excelentemente recibida por prensa y público.

En cuanto al argumento, sabréis que su protagonista es Monkey D. Luffy, pirata obsesionado con encontrar el legendario tesoro One Piece. Y entre dimes y diretes (es infinito y no vamos a hacer un resumen), se va encontrando miembros para ser su tripulación y malos. Pues bien, en uno de esos viajes encuentran a Pato, un mapache que puede dibujar y así crear ciertos objetos. Este Pato busca a su maestro, y todos deciden ayudarle. Es por eso que llegan a una isla, Transtown, isla en la que varios miembros de la tripulación son secuestrados. Nuestra misión será buscarlos, todo mientras desarrollamos esta isla semi abandonada y descubrimos un nuevo enemigo: el Conde Rojo (tanto este conde como Pato son inventados para este juego).

Desde el punto de vista jugable el juego no es musou, como se ha dicho por ahí, sino un juego de rol. Eso sí, que nadie espere un juego de rol, digamos, muy táctico, sino más bien de acción. De hecho, el estilo jugable recuerda al de la saga Kingdom Hearts. Por un lado, porque tenemos la posibilidad de realizar ataques en tiempo real, pero también de tipo “carga”, como especiales con los amigos o de esquive. Los enemigos, además, aparecen dispersos por el escenario, sueltan perlas de recuperación, podemos encontrar objetos, hay misiones secundarias… Los escenarios, incluso, son mundos que vamos explorando, cortos pero muy lucidos y estéticamente cuidados, con falsa sensación de libertad y de un camino. Es más, seguimos: existe un “nexo”, como la famosa Traverse Town, y aquí tiene casi el mismo nombre, donde podemos comprar, dormir, grabar, expandir los diferentes negocios de la ciudad invirtiendo dinero y objetos… Acaso, como novedad, tiene el poder ir cambiando de personajes que nos acompañan, llegando a juntarse el genial (y excéntrico) elenco del manga. Eso sí, el mando de WiiU sirve para lo que sirve: para nada. El fracaso de esta consola, y de su periférico, puesto otra vez en primer plano.

Aparte del modo historia, existe el modo coliseo, en donde tendremos, en grupo, incluso con enemigos colaborando, enfrentarnos a jefes (otros malos, dragones…) e ir ascendido en tres ligas a cada cual más difícil. Y lo bueno es que podemos, como en el juego principal en su modo historia, jugar en cooperativo offline con un amigo a pantalla partida. No hay online, pero por lo menos se puede jugar con otros. Como veis, muy completo.

Audiovisualmente el juego convence. Con el estilo cell shading, que aporta colorido y que posibilita una traslación casi perfecta del estilo de Oda, hay mucho ganado. Ocurre lo mismo que con el hace poco aquí comentado Dragon Ball FighterZ. En general, este es un estilo afortunado para adaptaciones manganimes y un tanto más, digamos, polémico, para otro tipo de juegos o estéticas. En cuanto a voces, fantásticas, en japonés, aunque no sabemos si las originales de la serie. Lo mismo la música, muy buena, pero serán los fans los que dirán si es de la serie, cien por cien original o de todo un poco. Pero por lo demás, acompaña y contribuye al buen sentir general del juego.

Y esto es todo.

Un juego hoy increíblemente barato (es lo que tiene que salga un juego de la saga casi cada hora), pero actual en su versión Deluxe para Switch, PS4 y PC, que tiene arreglos gráficos y un par de tonterías, y que se puede conseguir para incluso 3DS. Se pierde mucho si no se conoce el contexto, pero tampoco se pierde gran cosa. Visto como un “action RPG” es más que recomendable, nada que ver con esos juegos de fans hecho para fans y que solo disfrutan ellos porque es malísimo. Nosotros, por lo menos, os lo recomendamos. Os sorprenderá para bien.

 

 

0 Responses to “You are the One… Piece”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: