Bola de dragónZ

Juegos de Bola de dragón (o de Dragon Ball o “de Goku” o como queráis llamarlos) ha habido siempre. Y aunque la frase hecha en estos casos sería “ha habido juegos de Bola de dragón para aburrir”, no es el caso, porque aburrir no aburren nunca. Y, como prueba, este magnífico Dragon Ball FighterZ. Videojuego animado o animación hecha juego.

Cuando se supo que este videojuego lo iba a desarrollar Arc System Works, todo el mundo sonrió. No solo tenían ya experiencia creando geniales juegos (incluidas versiones de juegos para la Master System como Double Dragon, Ghouls´n Ghosts, Michael Jackson´s Moonwalker o para Game Gear como Battleoads o el actual Double Dragon IV de PC) o juegos de lucha en particular (Guilty Gear, BlazBlue, Persona 4 Arena) sino también, y esto es importante, de videojuegos de Dragon Ball: Dragon Ball Z Supersonic Warriors.

Argumento

El juego nos cuenta una historia imposible, aunque más imposible que la propia serie no hay nada. Resulta que un espíritu, o lo que sea, se ha apoderado de Goku y otros personajes (es decir, nosotros), estos segundos como clones malévolos. Debemos derrotarles, así como a los enemigos clásicos, para poder hacer que Goku recobre completamente sus facultades y por vencer al mal, claro, que todo hay que decirlo.

Como veis, un imposible, un batiburrillo que no por confuso deja de tener su punto original (aunque recuerda, en cierto modo, al reciente manga Spin-off Dragon Ball: Aquella vez que me convertí en Yamcha). Como sea, hay que decir que la historia está cuidada en tanto en cuanto su narrativa: videos, situaciones, personajes que entran y salen, etc., que la hacen muy amena. Parece un especial de televisión. Con esta historia se justifica el combate a 3 y que todos los personajes estén a la vez en un modo historia.

Jugabilidad

En lo que parece ser la torre de Piccolo pero convertida en un centro comercial, encontramos el nexo del juego. Podemos comprar cápsulas con el dinero ganado (zenits) para conseguir premios (nuevos diseños, colores, etc.), así como movernos por los diferentes modos, todo en estilo gracioso de superdeformed cumpliendo pequeñas misiones.

Fuera del modo entrenamiento y el obvio de estos tiempos, el online, tenemos solo dos: el Modo Historia y el Modo Arcade. Y ya os adelantamos que dan una de cal y otra de arena.

Por un lado, como os decimos, el modo historia está currado, no por el absurdo argumento claro está, sino porque su narración y puesta en escena recuerdan mucho a la serie. Iremos pasando situaciones típicas, enfrentamientos, etc., e incluso conociendo otros personajes. Eso lo haremos moviéndonos por una especie de tablero que recuerda levemente a otras franquicias que han ideado esto (Super Smash Bros.), pero en donde podemos repetir casilla, ganar experiencia para nuestro equipo, encontrarnos con submisiones, enemigos sorpresa… Y todo con un número limitado de pasos.

¿Suena bien, no? Pues no. Pero no por culpa de estas ideas, que como decimos funcionan y agradan, sino por el quid de la cuestión, el meollo del asunto: las peleas en el modo historia. Así es, los enfrentamientos dan vergüenza ajena. ¿Por su calidad gráfica, sonido, posibilidades jugables? Ni mucho menos, sino porque la dificultad es inexistente en un porcentaje muy grande de los combates. Este modo, al menos en su primera vuelta, se plantea como un entrenamiento en casi todos los combates, una especie de tutorial de los movimientos y las posibilidades de combate, más allá de algunos combates clave más currados. Esto es absurdo, puesto que 15 horas de combates, videos, mapas, etc., tenían que haberse hecho de forma progresiva, no así.

Este modo cuenta con tres arcos, cada uno de unas 4-5 horas de duración: Súper Guerreros, Guerreros enemigos y Androide nº 21, por ese orden, cada uno narrando los hechos de distintos puntos de vista: el de Goku, el de Freezer y el del sacado del sobaco Androide nº 21, quien explicará el misterio de las posesiones, dándole sentido al juego. Mientras luchemos podremos ir reclutando a otros personajes para nuestro grupo, los cuales tendrán que luchar para subir de nivel. Además, también iremos consiguiendo, y usando, diferentes objetos, ya que los personajes heridos no se recuperan de un combate a otro. Como veis, muy completo, con una dificultad, ahora sí, que ya es un reto.

En su modo Arcade es donde se ve el potencial de los combates del juego: dificultad ajustada/alta, distintos combates que nos permiten, o no, avanzar, y lucha llena de golpes, rayos, patadas, choques contra los escenarios (que se destruyen) y un largo etcétera de espectacularidades.

El combate se realiza de una forma muy sencilla. En el primer combate que hagamos, en el modo que sea, nos sorprenderemos ya haciendo combos imposibles, golpes que hemos visto mil veces en la serie o volando por los escenarios. Con solo hacer un giro con el stick hacia delante o hacia atrás (la típica media luna) y usar casi cualquier botón, haremos golpes. Y si queremos los más fuertes deberemos cargar nuestro ki bien pulsando haciéndolo manualmente bien golpeando al rival. Si tenemos la barra en nivel 7 y cumplimos una serie de objetivos, iremos llenando bolas de dragón y podremos invocar a Shen-Ron, pidiéndole un deseo para fastidiar a nuestro rival.

Y, como en la pionera de esto, la saga KoF, en cualquier momento podemos llamar a otro miembro de nuestro grupo, en combates obligatorios de grupo 3 vs 3. Lo original es que, en un primer momento, el golpe que recibamos nos quita barra pero de forma temporal. Si en ese momento quitamos al personaje y lo enviamos al “banquillo” por otro, recuperará salud (¿Hola, Bloodborne?).

Apartado audiovisual

Estamos en la joya de sus virtudes, sin duda. Solo ver las capturas ya se aprecia su parecido con la serie, su fidelidad y colorido espectacular. Pero al verlo en movimiento la cosa se confirma aún más: animaciones fluidas, movimientos reconocibles… Todo funciona como un reloj, más allá de ciertas animaciones compartidas, por otro lado lógicas, pero mayormente cada uno tiene su personalidad y sus movimientos reconocibles, como ya hemos dicho. Este estilo anime que estos desarrolladores controlan tanto en otros juegos no podía fallar con el desenfadado pero atractivo estilo Toriyama.

En cuanto al sonido, también de lo mejor: voces originales en japonés subtitulado. Sí, es cierto que los fans de la serie de todo el mundo tienen asociadas “sus” voces nacionales a los personajes, pero a pesar de todo el que se haya respetado su versión más friki, por así decirlo, se agradece, pues ya que no vamos a poder escucharlo en español (o con acento argentino, en francés o en turco, por así decirlo, cada uno en su país correspondiente), por lo menos no lo escuchamos en inglés, lenguaje contra el que en este blog no tenemos nada, pero es que los dibujos son originalmente en japonés.

En cuanto a la música, la verdad es que las melodías de la serie, lo que se dice escucharlas, no se escuchan por casi ningún lado. Acompañan, y a pesar de que sí están presentes en cierto modo, se impone más los efectos que otra cosa (aquí sí, en los efectos escuchamos los sonidos característicos).

Conclusión

Hemos estado hablando de la versión PC, una versión con unos requisitos nada exigentes para jugarlo al máximo, o casi, muy bien optimizado y personalizable, e imbatible para jugar online gratis y con un precio que, según ofertas, no llega nunca a 10€, cuando no directamente por la mitad. Muy recomendable para fans del anime, sí, pero también de la lucha (con un mundillo competitivo muy activo y con DLC y compra de personajes para seguir y seguir).

 

 

 

 

0 Responses to “Bola de dragónZ”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: