Inolvidable y entrañable clásico

Nos gusta el anime, para qué engañarnos (la animación en general) y nos gustan las series. Así que sabéis que no es extraño que os recomendemos series… anime. Esta vez vamos a hablaros de una serie anime más larga de lo que solemos recomendar, pero es que lo merece, pues hablamos de una pionera y de un clásico imperecedero que tiene la friolera de 40 años: Conan, el chico del futuro, de Studio Ghibli y Hayao Miyazaki. Palabras mayores.

La historia de esta leyenda del manga y de la infancia de muchos de nosotros es de sobras conocida: Conan vive con su abuelo en una isla tras la Tercera Guerra Mundial, cuando conoce a Lana, una niña que parece tener ciertos poderes y conexiones. Tras morir su abuelo y ser secuestrada, deberá ir en su busca, encontrando por el camino nuevos amigos, enemigos y una extraña sociedad post apocalíptica. Esta historia está basada en la novela La marea increíble, de Alexandre Key (1970), aunque las diferencias son grandes más allá de ciertos lugares comunes. Lo que allí es seriedad y política, aquí es diversión, aventuras, magia infantil pero para todos los públicos.

La animación, si tenéis la posibilidad de ver un ejemplo de la versión remasterizada en Blu-Ray, y siempre recordando que tiene 41 años, impresiona. Y es que, claro, estando Studio Ghibli detrás y Hayao Miyazaki implicado (el director de La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro y tantas y tantas otras obras maravillosas), la cosa tiene su lógica. Se dedica al diseño de personajes y mecánicos, tan característicos todos de su estilo. Y, por si fuera poco, le acompañan todo un “dream team” en esto de la animación nipona: Isao Takahata, maestro de maestros, director de La tumba de las luciérnagas, Goshu, el violoncelista y otras piezas maestras; Keiji Hayakawa, de la serie de Lamu, la chica invasora, Sherlock Holmes y otras; Yoshifumi Kondo, director de la indiscutible obra maestra Susurros del corazón, y Yoshiaki Kawajiri, director de Ninja Scroll, Demon City… La palabra “maestros”, “genios” y “obras maestras”, es lo que se suele repetir al nombrar la carrera de estos japoneses, animadores y dibujantes, pues nos dejamos muchos clásicos más.

Como decimos, la serie es de 1978 cuenta con 26 episodios de 30 minutos cada uno y fue producida, cómo no, por NHK/Nippon. Tuvo una segunda entrega (sí, habéis oído bien) por parte de Hayakawa a finales de los 90s, no tan afortunada, titulada Mirai Shonen Konan 2: Taiga Aventure, e incluso un OVA de 45 minutos por parte de Miyazaki unos años después. Solo en los últimos años, el propio hijo de Miyazaki con su Ronja, la hija del bandolero, ha conseguido hacer algo parecido a estas series de Ghibli de antaño. Curioso.

En conclusión, un clásico mágico, una serie inolvidable de la infancia, pero también del presente, llena de valores y calidad artística. El inicio de muchos jóvenes talentos que luego harían una larga y fructífera carrera.

 

2 Responses to “Inolvidable y entrañable clásico”


  1. 1 Guillermo Solís octubre 29, 2019 a las 5:54 pm

    Me encanta Hayao Miyazki y el Studio Ghibli. Todo lo que hacen es una maravilla.


  1. 1 Sobre brujas y hombres bestias | Frikadasmil Blog Trackback en noviembre 21, 2019 a las 6:01 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: