Saga Tomb Raider (I)

Como siempre, vamos a aprovechar que hemos publicado la entrada de un juego para hablaros de un género en concreto o de la historia de la saga (en caso de ser un juego con más partes). En este caso es el segundo supuesto: con la excusa de la entrada de Shadow of the Tomb Raider, vamos a hacer en un par de entradas del blog un repaso somero a esta saga con solera. La arqueóloga más fuerte, rica, lista y sexy de los videojuegos vista bajo el prisma de sus innumerables entregas.

Para no hacer aquí una lista interminable un poco pesada, vamos a dividir este recorrido en los Tomb Raider de 1996-2000, es decir, los clásicos, después los Tomb Raider de Eidos (hasta el 2008) y, finalmente, hoy, con la resurrección de Lara gracias a Square-Enix.

Vamos allá.

Cinco Tomb Raider en cinco años de vida: del boom a la caída (1996-2000)

Pasábamos por delante de un quiosco. Apenas hacía unos meses que habíamos comprado un flamante PC Packard Bell Pentium 100 Mhz y sabíamos que la tecnología, en comparación con las consolas, estaba de nuestro lado. En dicho quiosco una Micromanía con una descomunal aventurera en 3D bajo el agua que ocupaba portada y contraportada: lanzamiento en PC de un juego, Tomb Raider, que también haría su aparición en SEGA Saturn, llamado a ser más que una obra maestra: un icono, un mito, una revolución del recién nacido, como quien dice, mundo poligonal. Luego nos lo prestó un amigo y… flipar. Pero el juego fue tan mito, tan juegazo… como lo fue la propia protagonista.

Así es: por si no tuviera virtudes (los lobos en la nieve, las plataformas, los ingeniosos puzles, los saltos imposibles, los disparos “saltarines” a doble pistola, el dinosaurio, etc.), Tomb Raider (1996, Eidos) tenía algo que sobrepasó a sus creadores: su heroína, Lara Croft. Como a Stallone le sobrepasó Rocky, y muchos creyeron que incluso Rocky fue un boxeador, Lara Croft era tenida por “verdadera”, un mito, un sex symbol. Vendió millones y sobrepasó la pantalla. Era ya como un Mario, un Sonic o un Ryu. Recordamos las llamadas por la tarde a nuestro amigo del instituto (y viceversa) preguntándonos cómo pasar tal o cual fase, las revistas, las guías… Fue un señor juegazo, hoy todavía un clásico imprescindible, una obra maestra de los videojuegos. Curiosidad decir que en el 2000 se lanzó esta primera entrega, Tomb Raider: Starring Lara Croft (2000), para la portátil de Nintendo, aunque es verdad que con más añadidos en la historia y nuevas mecánicas en 2D. Su éxito, de nuevo total, llevaría a Tomb Raider: Cursed of the Sword (2001), también para la pequeña de Nintendo, ya completamente exclusiva.

Fue una primera entrega gestada con dificultades, con su gran creador Toby Gard abandonando el juego ya al final, un lanzamiento exclusivo con SEGA y su Saturn antes que en PSX y, ante todo, una versión PC cañera y mítica, la plataforma que pudimos jugar y disfrutar en su momento.

Y, claro está, al año siguiente, pues segunda parte que te crió: Tomb Raider II (1997, Eidos), que no solo era igual de bueno sino superior gráficamente a su primera parte, introduciendo ya elementos made in Lara, que luego la saga seguiría teniendo. Lo jugamos una Semana Santa del 98 (salió en octubre, recordad), y nos impactó la cantidad de armas de las que ahora hacía gala y sobre todo la genial fase de Venecia. ¿Quién no la recuerda? Ya no solo en PC, sino también en Playstation, pues SEGA Saturn comenzaba a hacer aguas por todas partes en su enfrentamiento con la blanca de Sony. De hecho, se veía tan bien en PC que tuvimos que ampliar nuestra memoria gráfica… de 1 mega a 2 megas (los más jóvenes estarán alucinando. No, nos hemos equivocado: 2 megas de video). Su éxito se aprecia en su reestreno en el 99 bajo el título de Tomb Raider II: The Golden Mask (1999) para PC, con nuevos niveles, e incluso la versión para Mac Tomb Raider: Unfinished Business (1998), una especie de juego intermedio entre las dos entregas, con algunas fases exclusivas.

Y, como decimos, es ya más que un juego, por lo que Eidos no para y, en plan Assassin´s Creed, sale ya a uno por año: Tomb Raider III: Las aventuras de Lara Croft (1998, Eidos). El juego, aunque las cifras varían según la fuente, hay consenso en que queda por detrás en ventas, por desgaste lógico, contra sus dos primeras partes, pero aporta distintos modelos para Lara, sigilo, nuevo motor y, dicen los expertos, dificultad alta hasta para los fans de la aventurera. Incluso inspira a la famosa película protagonizada por Angelina Jolie (Lara Croft: Tomb Raider, Simon West, 2001) en algunas cosas. Y, ojo, con la versión PC tras la exclusividad de PSX: Tomb Raider III: The Lost Artifact o Gold (2000), una gran conversión con fases nuevas, técnicamente impecable.

Pero Eidos no escucha. Eidos tiene presiones de SONY (ya en la anterior parte había que grabar en puntos de salvado, aunque en el PC no) y… ¡otro juego al año siguiente! ¡Toma ya! ¿Y al siguiente también? Pues sí, otro: Tomb Raider: The Last Revelation (1999, Eidos) y Tomb Raider: Chronicles (2000, Eidos) forman un combo, porque el primero, al estar ya sus creadores hartos de tanto juego, supuestamente matan a Lara al final de juego, lo que lleva a que en el juego del 2000, los amigos de Lara se reúnan en la famosa mansión Croft y la recuerden. Las ventas bajaron, pero hubo incluso intentos de meter cosas nuevas (un único gran escenario, Egipto, y la primera vez que se puede jugar con una Lara joven en Tomb Raider: The Last Revelation; nuevas mecánicas en Tomb Raider: Chronicles).

Pero… y es un gran pero… sale la flamante Playstation 2 y la continuación de la saga cinematográfica, Tomb Raider: La cuna de la vida (Jan de Bont, 2003), por lo que hay que sacar nuevo juego sí o sí. Así nace Lara Croft Tomb Raider: El ángel de la oscuridad (2003, Eidos), con una Lara de visita por París y Praga, “resucitada” porque, mire usted, no había muerto en Egipto.

La segunda entrega cinematográfica no fue bien valorada (a pesar de que, en nuestra opinión, Jan de Bont no hace nada especialmente malo ni indigno), y la productora señala directamente al videojuego, al que acusan de ser el culpable y/o responsable de arrastrar el film a la irrelevancia. Pero desde Core Design se quejan del irregular resultado, sobre todo técnico (control, continuación del resto de las entregas en entredicho, etc.), por culpa de las prisas por sacarlo y cumplir con el estreno de la película. En definitiva, cruces de acusaciones y como dice el refrán, mientras, la casa sin barrer.

No obstante, son cinco años inolvidables donde se gesta un icono de los videojuegos. Su éxito no es solo por utilizar una heroína, adelantándose un poco a esta nueva ola de la utilización de personajes femeninos, ni porque fuera sexy, una especie de Indiana Jones en mujer. Esto contribuye a su salto más allá de las consolas, pero su asentamiento como icono del mundillo es sin duda por el gran trabajo de Toby Gard, Core Design y Eidos. Un juego revolucionario, tanto técnica como jugablemente, en un mundo donde el 3D estaba en pañales. Y si bien Mario 64 (Nintendo, 1996) supuso ya en ese verano un paso de gigantes, nada puede quitar el mérito a un juego bien hecho, complejo, difícil, técnicamente impecable pero a la par cálido, con un personaje y escenarios de los añorados (ya en esa misma época) mundo del píxel. Luego, tras esta primera entrega, ya todo vino bien hilado, pero con el mérito de una segunda entrega maestra y a la altura y otras entregas muy, muy buenas, (los fans todavía usan el Tomb Raider: Level Editor, del 2000), aunque con un final de esta primera etapa un poco agridulce. Pero todos, siempre, superproducciones entretenidas.

Primera década del siglo: Lara luchando contra la propia Lara (2003-2008)

Tenemos que reconocer que llevábamos varios años perdiéndole la pista a la saga. Es más, podríamos decir que nos importaba una reverenda higa la misma. Pero hete aquí que con Playstation 2 en su cúspide, se nos ocurre probar suerte: Lara Croft Tomb Raider: Legend (2006, Eidos). Y hay que reconocer que nuestros prejuicios se fueron, pues nos lo pasamos muy bien, y sin perder ese aire todavía clásico del juego. El primero, tras la quiebra de Core Design, los creadores originales, desarrollado por Crystal Dinamics, los creadores ni más ni menos de la saga de The Legacy of Kain. Es verdad que tenía esos múltiples personajes y ese halo todavía de Lara-estrella, pero fue un juego que, a tenor de la crítica, recuperaba prestigio y solvencia. Y con remozados aspectos y mecánicas (gancho para saltitos será clave en la jugabilidad).

El éxito de este nuevo renacer de manos de una nueva desarrolladora lleva a intentar algo que, a primeras, suena a herejía: un remake de su primera parte, hoy costumbre esta tan de moda en el mundillo videojueguil pero entonces no tanto. Llega así Lara Croft Tomb Raider: Anniversary (2007, Eidos). ¿Es entonces el 8º juego de la saga o será el siguiente, también desarrollado por los mismos y titulado Tomb Raider: Underworld (2008, Eidos)? Pues da igual, puesto que estos tres juegos desarrollados por Crystal Dinamics forman una trilogía con una historia en común (juego previo, juego original y post juego previo), algo así como lo que hará Square-Enix cuando se haga con la saga. De hecho, en Xbox 360 y Playstation 3 salieron bajo el nombre The Tomb Raider Trilogy (2011, Eidos), con los de Playstation 2 en HD). Este juego último vendió bien, no os creáis, pero por debajo de lo que esperaban. Hay que tener en cuenta que Warner compró casi el 20% de la compañía y ya empezaba el run-rún de que se lo iban a comprar alguna desarrolladora gigante (EA, Square-Enix…) y con Warner más interesada en desviar recursos hacia Batman: Arkham Asylum, de futura publicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: