Desde el barrio contra el barrio (IV)

Cuarta entrega de esta serie veraniega de entradas que hemos decidido titular “Desde el barrio contra el barrio” porque son videojuegos clásicos arcade de esas máquinas de bares de barrio en las que había que echar 25 pesetas para jugar solo o 50 pesetas para jugar junto a tus amigos o hermanos. Nos centramos esta vez en títulos poco conocidos para el gran público (que podríamos catalogar de “ilustres desconocidos”), pero que harán las delicias de los más guerreros, de aquellos que saben que no hay nada como jugar a un “yo contra el barrio” sin complejos.

10. Violent Storm para Arcade (Konami, 1993)

Final Fight, el maravilloso, grandioso y espectacular Final Fight de CAPCOM (1989) y que tanto influyó en tantos y tantos juegos (algunos, desafortunados clones; otros, obras maestras), que se puede decir casi que inventó un género, vuelve a inspirar un juego, en concreto este. Es más, podríamos decir que este juego es Final Fight meets El puño de la Estrella del Norte, por así decirlo.

El juego se basa en una época indeterminada, pero que parecen ser unos 1990 posapocalípticos. Los protagonistas son tres, los cuales deben, de forma poco original, rescatar a la chica, secuestrada… por un mutante. Como sea, la gracia es que se puede jugar con los tres a la vez, muy de moda entonces por la propia Konami con Las tortugas ninja. Forma parte de una trilogía de juegos de “yo contra el barrio” de la propia Konami, con vigilantes como protagonistas.

Jugablemente no aporta nada nuevo que no hayamos visto en Final Fight, e incluso no es muy difícil comparado con otros juegos de la época, pero el juego funciona. A destacar la posibilidad de, girando la palanca, golpear en la dirección contraria a la que miramos y, sobre todo, su apartado gráfico, con sprites grandes y bien animados.

Un juego bastante molón, una gran sorpresa de este ilustre desconocido.

11. Shadow Force para Arcade (Technos Japan, 1993)

En la misma época que Konami sacaba el anterior juego aquí comentado, Technos Japan, la gran Technos Japan famosa en el mundo entero por su Double Dragon o su Renegade, entre otras joyas, lanzaba este juego. Y, amigos, qué queréis que os digamos: Technos en los “golpear y avanzar” estaba muy por encima de muchas marcas más famosas y más “gallitas”. Por algo había sido fundada por tres ex miembros de Data East.

La historia, una vez más, surrealista de la época: unos ninjas, acompañados por otros dos seres extraños medio humanos medio bestias (una especie de tengu y una especie de hombre lobo, un ninja y otra ninja fémina), deberán derrotar a una especie de sacerdote del mal y sus huestes.

Pero el juego destaca en los gráficos, animaciones y jugabilidad; también duración. Sus coloridas fases, llenas de enemigos, no sufren de ralentización alguna, lo que unido a sus exquisitas animaciones (golpeo alto, bajo, salto o doble salto, defensa, etc.), lo hacen muy divertido y vistoso. Jugablemente podemos escoger camino desde el principio eligiendo qué fase comenzar y continuar. Esto hará desbloquear nuevas misiones, alargando el juego, sobre todo porque puede llegar a ser difícil de superar. La lucha es completamente satisfactoria: darás golpes, bloquearás, saltarás hacia atrás, agarrarás a tu enemigo, ahora golpeas bajo con la espada, das un golpe alto de pierna, luego bajo, rematas con otro ataque de espada, pero esta vez bajo… De diez.

Una maravilla, otro “ilustre desconocido” que todo el mundo debería haber probado.

12. Denjin Makai para Arcade y Super Nintendo (Banpresto, 1994)

Pues aquí vamos con otro juego rarito, esta vez con Denjin Makai, también conocido como Ghost Chaser Densei, y por cuyo éxito tuvo una continuación, nombre también con el que suele confundirse: Guardians. Su productora es Banpresto, productora de todo tipo de productos (desde animes, como el de Slam Dunk, a videojuegos), y desarrollada por Winkysoft, famosa por este juego y por su saga de gran éxito Super Robot Wars, con todos los mechas del Japón en plan cóctel ahí metidos.

El juego, ambientado en el futuro (un futuro estrambótico, todo hay que decirlo), trata sobre una serie de policías especiales que deben acabar con un criminal que se ha infiltrado en el sistema (supuestamente no hay crimen porque las ciudades son gobernadas por un súper ordenador).

Esta es una excusa barata para tener una selección de personajes bastante variados y originales, de toque anime, muy japoneses (ese luchador musculoso…), y que se desarrolla a través de distintas fases con distintos caminos, muy rejugable por tanto. Original es su gran plantel como decimos, así como mini juegos entre los dos jugadores si jugamos a dobles a modo de descanso en el que nos enfrentamos en plan fase bonus de Street Fighter II.

Jugablemente es como siempre, aunque tiene muy buenas combinaciones entre los dos jugadores (que pueden llegar a interactuar para hacer mejores combos), y una barra de magia. No es muy difícil, aunque va in crescendo, con una algarabía de enemigos en pantalla que no veas (sin ninguna ralentización). Gráficamente, buenos sprites, bien grandes, muy colorido, y con toda esa experiencia que se aprecia en cada rincón del juego.

En fin, un juego muy divertido, jugable y audiovisualmente impecable, largo, cuya pega es que no llegó a salir de Japón, pero no os preocupéis por desempolvar vuestro cartucho de SNES de importación, pues es perfectamente jugable a pesar del idioma.

Anuncios

0 Responses to “Desde el barrio contra el barrio (IV)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: