Un tipo sin complejos

Cualquier clásico del cine o tv es digno de ver, no solo por sus posibles valores, digamos, artísticos o de calidad técnica, sino porque es reflejo de una época. Y es por eso que este anime, Golden Boy, es tan interesante. Una época de OVAs, de anime como algo alternativo y “secreto”, de anime que se alimentaba a sí mismo con historias violentas, picantes o de cualquier otro género pero siempre bajo la creencia, propia y ajena, de contar historias imposibles de ver en animaciones de otros países.

La historia sigue los pasos de Kintaro, estudiante de derecho 25 años, que en su bici recorre Japón, como dicen en la serie, para aprender de la universidad de la vida, puesto que el protagonista abandonó la universidad donde estudiaba derecho. Así, junto a su inseparable libreta en la que toma nota de todo, trabajará de todo lo habido y por haber mientras babea con cualquier mujer con la que se cruza (su aspecto, además, con su riñonera y su peinado cola de caballo y su gorra es muy noventero).

Visualmente es muy agradable de ver (se nota que es una gran producción, de ahí que sean OVAs y apenas seis capítulos), muy noventero, pero con un colorido y unas animaciones que hacen palidecer a algunas series de hoy en día que se creen que con usar el ordenador/digital ya está todo hecho. El doblaje, como no podía ser de otra forma, es impecable, aunque también tenemos constancia que el doblaje en español es bueno. Hoy, en esta época de neocensura, sería complicado, quizá, un anime con este argumento y temas picantes, pues descontextualizarían su objetivo (humor) y pedirían algunos la quema en la hoguera de sus creadores. Pero por ahora, donde todavía existe la democracia y la libre elección de lo que queremos ver o no, así como todavía existe el pensamiento adulto que sabe distinguir la verdad de la ficción, pues podemos disfrutarla.

El anime está basado en un manga de Tatsuya Egawa de 1992, misma fecha aproximada del manga, que es del 94, muy en la línea Super Jump de la mítica Jump. Ese sentido del humor picante y esas historias desenfadadas son muy del mangaka. Los 6 capítulos corren a cargo de la dirección de Hiroyuki Kitakubo, animador de gran experiencia en films como Akira, pero también dirigiendo como Robot Carnival o Roujin Z, película de la que, visual y humorísticamente, debe mucho este Golden Boy. El estudio que anima es el veterano A. P. P. P., uno de los clásicos, que directa o indirectamente, ha participado en títulos como las nombradas Robot Carnival y Roujin Z, así como Eden of the East, Evangelion: Death and Rebirth, JoJo´s Bizarre, Jin-Roh

Es difícil de encontrar, nosotros supimos de ella por las recomendaciones de un amigo que consiguió la serie en DVD en una tienda de segunda mano. Aun así, si podéis, vedla, porque os a hacer pasar unos días de verano agradables, desenfadadamente y reviviendo el que ya es un clásico de culto en su género.

Anuncios

0 Responses to “Un tipo sin complejos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: