Sekiro paso a paso (IV): venciendo a Genichiro

Otro día más, otra entrada más. Parecía imposible pero vamos avanzando, ¿verdad? Pues ahora prepárate porque lo que has hecho hasta ahora parece dificultad principiante al lado de lo que te espera en el puto castillo de Ashina, el cual vas a soñar con él (y cuando haya que volver a él más adelante en el juego, casi al final, otra vez vas a soñar con él). Pero ánimo, sigamos inasequibles al desaliento.

Nada más que ir al castillo ya es jodido

Vete al ídolo de cuando venciste al jefe caballo loco. Sube y desde una zona elevada observa. A la derecha verás un árbol donde hay unos tipos con sombrero. No hace falta que los venzas, sino que tires por frente a donde estaba el árbol. Allí hay un tipo con tres perros.

Ahora súbete al borde de la izquierda y verás a dos tipos custodiando una puerta. No hace falta que los venzas, sino que ve rápido hacia arriba, hacia el tejado, y ahora observa el panorama: dos gordos con martillo y un par de enemigos más. Si quieres, tírate al suelo, corre recto pasando del gordo y gira a la derecha en cuanto puedas. Esquiva a los enemigos de las escaleras, cruza la puerta y mata por detrás al guardia que ni se ha enterado de tu loca acometida. Ahí acércate a esos andamios y… mini jefe obligatorio, un toro como un camión. Primero te aconsejamos que te muevas por la zona para que él limpie el sitio de enemigos y escombros, dale unos toques para rebajarle la barra y barrenos al canto. Si has actualizado el juego, este enemigo será un “poquito” más fácil de vencer. En nuestro caso no lo habíamos actualizado, pero no pasa nada. Que sepas que a muchos se les ha atragantado este juego, pero en nuestro caso no tardó en caer. Depende de tu estilo de lucha.

Mira en este video la estrategia a seguir:

Cuidado al vencerlo que se abre la puerta y aparecen los picadores de la plaza a intentar terminar la faena que el toro no ha podido. Mátalos y al ídolo.

Tejados de pesadilla

Desde este ídolo, y donde verás a tus espaldas a una anciana que parece está cantando un fandango asomada al puente, vamos a continuar. Pasa el portón y tenemos una par de caminos interesantes: recto, una gran escalera con ciento la madre de esbirros y culminando un mini jefe custodiando la puerta; a la derecha, la posibilidad de escalar con el arpón. Vamos a hacer lo de la derecha, pero quedas advertido: es un camino complejo.

Bien, engánchate con el arpón a la derecha y escala. ¿Nuestro objetivo? Ir siempre adonde vemos unos humos rosados para terminar en la parte más alta, entrando al gran palacio central. Vamos rectos, y cuando nos topemos con el gran muro que rodea el palacio, miramos a la izquierda, nos lanzamos por ese gran tejado y seguimos recto y luego rodeándolo todo hacia la derecha llegamos a una ventana abierta, la única por la que podemos entrar y que tendrá un ídolo. Esta:

Repetimos: quizá te puedas despistar un poco a la hora de encontrar la ventana, pero lo que debes hacer es mirar en el piso del techo desde donde estás o, quizá, descender al de abajo. Una buena idea es ir a uno de enfrente y tener una visión más amplia. ¿Cuál es el problema? Que hay ninjas alrededor que intentarán cazarte. Sí, como oyes: estarán continuamente lanzándote shuriken o atacándote directamente. Y ojo, a veces por parejas, y son muy rápidos. Debes golpear muy rápido, intentar ocultarte (ir siempre agachado) y, si puede ser, atraerlos uno a uno. Es más, cuando llegues a ese fondo que te hemos dicho, donde la muralla, y te veas obligado el ir a la izquierda al gran alero del techo del templo, verás unas cometas colgando. Por ahí se lanzan como un misil los ninjas. Así que si oyes como un pitido, protégete al instante. Mira este video por si no te ha quedado claro:

En esta sala abre el cofre con semilla y guarda en el ídolo. Arriba hay un samurái dando vueltas. Si entras por el lado derecho lo cogerás por la espalda. A estas alturas es una buena zona de farmeo hacer este método: salvar, subir, cogerlo por detrás, bajar, salvar, subir, cogerlo por detrás, etc. En 1 hora sin problemas unos 5 o por ahí niveles de habilidad. Como sea, también es una buena zona para que practiques con él la estrategia que después vas a necesitar contra un mini jefe que se comporta igual (¿será el dueño del dojo?).

Ahora continúa y mata sigilosamente a otro samurái de estos y luego ve despacito para matar a la vieja de la campana. Luego, no vayas de frente, que está cerrado, y ve por el único sitio. Te recomendamos que en cuanto puedas te subas al techo y esquives a los que están ahí, continúes por el techo, te tires matando al que está abajo y te las pires escaleras arriba a salvar a un ídolo (NOTA: si limpias la zona, entre las dos armaduras, hay un pasaje secreto con una cuenta de oración).

En esa habitación te está esperando un mini jefe, Jinsuke, el cual se vence como los samuráis normales, solo que este está dopado. No guardes la distancia porque no funciona: sé agresivo, para sus ataques como un mamón y gira guando te veas jodido. Ten en cuenta el Mikiri. Repetimos: practica con el samurái normal y luego con este, no tiene más. Además, es un excelente calentamiento para lo que te espera después…

Ahora sal por la ventana abierta, dirígete a la derecha (mientras oyes inquietantes silbatos de aviso, en un detallazo del juego que es genial), engánchate con el arpón, salta al balcón abierto y…

Jefe Genichiro: me cago en tu puta madre

Efectivamente, Genichiro es uno de los jefazos más pesados y duros del mundo From Software. Claro que, a diferencia de otros juegos, ya sabemos que Sekiro tiene una estrategia. Si quieres enfrentarte directamente con Genichiro y sabes lo que estás haciendo… pues adelante. Pero si todavía no te has hecho con los controles, tú también te cagarás en su puta madre. Pero que no cunda el pánico: tras cuarenta mil intentos y ver/intentar mil y una estrategias, al final nos lo pasamos. Aquí explicamos el método, que no es el más rápido pero sí el más simple (lee primero y luego ve el video. Por supuesto todo lo que puedas para mejorar, como por ejemplo, vencer a mini jefes, subir habilidades pasivas, etc., hazlo):

—FASE1: Nada más cargar va hacia ti, así que bloquea y da un paso atrás. Quédate con esto: círculo y hacia atrás. A continuación, R1, paso atrás tuyo, él te ataca (no te da), otra vez tú R1, paso atrás tuyo, otra vez él te ataca (no te da), y ahora, cuando lo vuelvas a hacer a la tercera, cuidado porque salta (da un paso atrás) y luego, cuando el Kanji rojo aparezca, pulsa círculo para desmantelarle el envite. Repite y triunfarás. Cosas a tener en cuenta: cuando usa el arco, usa L1 pulsado, pero a veces aparte de lanzar una flecha, se lanza hacia ti, aprovecha y échate hacia atrás. Si por el contrario empieza a realizar movimientos locos de espadazos y patadas, pues sin problemas por tu parte: esquiva. Y luego, corre hacia él, R1, y vuelta a empezar con los tres golpes hasta que salte de nuevo y aparezca el Kanji rojo.

—FASE2: Exactamente igual. Pero igual, igual. Eso sí, cuando ahora salte y aparezca el Kanji rojo, no pulses círculo, sino dos veces X. Simplemente así.

—FASE3: Bueno, bueno… aquí ya es diferente. El cabronazo se pone como si se le hubiera metido una guindilla en el culo y estuviera sudando: no se está quieto para nada. Por tanto, esta vez no vale con ser conservadores, esta vez tenemos que ser también agresivos. Eso no quiere decir que no podamos separarnos. De hecho, si hacemos eso (círculo, círculo, círculo sin parar), ni nos dan sus rayos ni sus ataques, e incluso nos da tiempo a beber calabaza. El problema es que entonces la batalla se hará muy dura, porque al escapar de su círculo de acción no nos dan los rayos pero… tampoco podemos devolvérselos. Sí, así es: podemos devolverle los rayos. Y, de hecho, está la clave para vencerle más o menos fácil (más o menos fácil, no decimos que sea fácil). Cuando comience a cargar los rayos, tú dale a salto y cuando veas que te impactan los susodichos rayos, pulsa R1 antes de caer al suelo y se los devolverás. Entonces se queda atontado y aprovecha para golpear. Poco, porque se levanta rápido, pero se le carga la postura más rápidamente. Tres veces, más o menos (dependiendo de si le puedes ir golpeando mientras o no), y será tuyo. Uffff…

Y ya está. Un último consejo general: no hay prisa. Si vez que el ritmo uno, dos, tres de las dos primeras fases se te rompe (porque se vuelva loco, porque te confíes y falles, lo que sea), paciencia: a repetir.

Próximamente, el resto del recorrido. Por cierto, cualquiera es libre de copiar esta guía, pero por favor, di de dónde la has sacado si lo haces. Solo eso pedimos. Nos vemos.

Anuncios

1 Response to “Sekiro paso a paso (IV): venciendo a Genichiro”



  1. 1 Sekiro paso a paso (IX): fin + recapitulando | Frikadasmil Blog Trackback en julio 10, 2019 de 9:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




Categorías

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: