Desde el barrio contra el barrio (I)

Estamos en junio y aunque oficialmente el verano apenas empezó ayer, es hora de que en estos meses de vacaciones, laborales o estudiantiles, nos pongamos a pasar el rato de manera desenfadada. Nosotros vamos a iniciar una serie de entradas sobre videojuegos a dobles clásicos (o retro, como dicen ahora los “modelnos”), videojuegos que nosotros jugamos en su momento y flipamos en colores. Venga, que vamos a pasarlo bien, sin calentamientos de cabeza (ya calienta el sol de sobra).

Lo hemos titulado “Desde el barrio contra el barrio” porque son videojuegos clásicos arcade de esas máquinas de bares de barrio en las que había que echar 25 pesetas para jugar solo o 50 pesetas para jugar junto a tus amigos o hermanos. Y son videojuegos que se conocen en el mundillo como “yo contra el barrio”, los famosos beat´m up, por aquello de ser videojuegos de avanzar dando hostias colaborando con un amigo o un hermano. Recordamos pasar algunas tardes de sábado jugando ahí, mientras nuestro padre se echaba una cervecita. Nosotros flipábamos con esos juegos que leíamos en la revista Hobbyconsolas (¡ay, la máquina Neo-Geo de SNK, la máquina de videojuegos más grande de todos los tiempos!) y que eran inalcanzables y dejaban los juegos de nuestra querida Master System II de SEGA en mantillas. Pero también son juegos que jugamos en casas de amigos (tenían la Megadrive de SEGA, otro oscuro objeto de deseo) o en distintos momentos. Hablamos de situaciones que ocurrieron hace la friolera de casi 25 años.

No vamos a hablaros de videojuegos dobles de lucha, que se entienden que son para dos, ni tampoco videojuegos como, por ejemplo, los Gears of War, o los Halo, que en el caso de los que aquí escribimos nos pasamos veinte veces con dificultad máxima. No: queremos juegos retro, antiguos, para recordar dichos momentos de nuestra infancia y juventud. Analizaremos juegos de tres en tres, y lo mismo hablamos de un Sengoku de Neo-Geo, por ejemplo, que de un Sunset Riders de SNES o un Golden Axe de recreativa. Como veis, no son exactamente de “yo contra el barrio”, cuyo concepto original es, pues eso, personajes que luchan en una ciudad tomada por macarras o violencia, sin plataformas o Rol, pero nosotros sí vamos a meter esos juegos dobles que siempre nos han gustado y que nos hemos pasado varias veces.

Venga, coged una Fanta de naranja, unas patatas o frutos secos, pizza y Michael Jackson sonando en el “loro” y, por supuesto, el mando, y llamad a los colegas, que empezamos.

1. Spinmaster para Arcade, Neo Geo y Neo Geo CD (Data East, 1993)

Este juego está desarrollado por Data East, famosísima desarrolladora japonesa ya desaparecida. Fueron los responsables de varios juegos de éxito, como Robocop, Joe & Man Caveman Ninja, Karate Champ, Bad Dudes versus Dragonninja (¡cómo molaba este!), etc., y, sobre todo, uno de nuestros favoritos de siempre, Spy Sly: Secret Agent. Pertenecieron brevemente a SEGA y, sea como fuera, siempre tuvieron en mente divertir. Son historia de la Edad de oro de los videojuegos, sobre todo en recreativas, y para bien.

Y, por tanto, su conocimiento y virtudes se aprecian en este cartuchazo de Neo Geo de 90 megas: colorido, diversión, frenetismo… Y mucha dificultad. Aunque tenía a veces una pequeña bajada de frames, el juego tiene unos gráficos de aúpa, con magias espectaculares, y unos escenarios (especialmente el del río o la selva), muy vistosos. Por cierto, que dan vueltas por todo el mundo, empezando por España, y se agradece que no aparezcan ni toros ni flamencas (que no pasa nada, pero por variar del tópico, ¿no?). Los escenarios parecen inspirados en Super Pang (Hudson Soft., 1990). Esta compañía siempre solía inspirarse en otros juegos, como su polémico Fighter´s History.

Aún hoy divertidísimo, con esos gráficos que ni pixel art ni gaitas: potencia pura y dura de la consola de SNK, así como una jugabilidad que responde al joystick de manera suave e impecable. ¡Y con un argumento que se basa en dos tipos con yo-yo por el mundo luchando contra un científico loco! Un juegazo, uno de los mejores del catálogo de Neo Geo, un “dobles” imperdible.

2. Robo Army para Arcade, Neo Geo y Neo Geo CD (SNK, 1991)

Otro clásico imprescindible, uno de los mejores del catálogo de Neo Geo, su lanzamiento 21… ¡en 1991! Esto nos da una idea de sus gráficos espectaculares y coloridos, su sonido, sus gigantescos sprites en una máquina que era un 1:1 arcade en casa. Increíble.

Un malvado científico loco (otra vez el topicazo) que se parece a Nova de Alita, ángel de combate, tiene desplegado su ejército de robots por todos sitios mientras secuestra a humanos, entre ellos su propia hija. Ahí aparecen nuestros héroes, medio humano el principal y robot completo el segundo. Esta excusa sirve para movernos por los escenarios contra todos los engendros mecánicos inimaginables que ríete tú de The Surge: perros mecánicos, soldados rasos, policías robots, arañas…

Aunque algunos jefes están muy bien animados no es aquí donde destaca el juego. Lo que sí destaca es en sus gráficos, jugabilidad ajustada (momentos de dificultad con otros menores, con algunos jefes, en términos relativos y hablando de SNK y de la Edad de oro, más o menos fáciles), ataques especiales y normales, con la originalidad del “descenso” y de los golpes “traseros”, para cuando te vengan a traición, así como el modo transformarse en vehículo que, por desgracia, no se alarga mucho en el desarrollo del juego.

Sorprende algunas fases, como la final, con los jefes consecutivos (que se adelanta en el tiempo a algunos juegos de hoy) y una duración, que como siempre en esta época, al no poder guardar partida, no sobrepasa los 40 minutos.

En fin: otro juegazo, menos dinámico quizá que el primero, pero para pasar una tarde de verano no tiene pega.

3. Burning Fight para Arcade y Neo Geo (SNK, 1991)

Desde el 89 en Japón y desde el año siguiente en todo el mundo, Final Fight de CAPCOM lo estaba petando (y Double Dragon, ya que estamos). Todavía, de hecho, le quedarían a la obra maestra de CAPCOM, la “segunda parte” de Street Fitghter que nunca fue tal, un largo recorrido hasta el 93-94, e incluso más en según qué mercados, de éxito sobresaliente. Conversiones domésticas, incluyendo la impresionante conversión para la Mega CD de SEGA, serían la puntilla a un juego legendario. ¿Y qué pasaba en esa época, y todavía hoy, cuando un juego tenía éxito? Pues que salían los imitadores (ojo, que antes de los 90s directamente salían clones). SNK lo tuvo claro: había que crear un Final Fight killer. No lo consiguió, pues la mayoría de videojugadores desconoce este título, pero a cambio creó uno de los mejores del catálogo de Neo Geo: Burning Fight, en, ni más ni menos, que 1991. Ahí es nada.

Producido por el mismo responsable de otros juegazos como Fatal Fury o Samurai Shodown, el juego es un juego manejable, algo más tosco que los otros dos aquí comentados, con una forma de jugar que no hace falta que expliquemos a todo aquel que ha jugado Final Fight o Streets of Rage: cuchillos, recuperaciones, cabinas que se rompen, tipos con pistolas… Lo original está en, primero, entrar a tiendas para sumar puntos o salud y, segundo y sobre todo, la ambientación al más puro estilo Yakuza, el reciente juego de SEGA, con tipos con tatuajes, batalla final en yate, edificio en construcción y barrios populares.

No será el mejor de esta lista, quizá ni siquiera el segundo. Pero hablamos con respecto a esta lista, pues por lo demás estamos ante otro ejemplo perfecto de esa máquina técnicamente insuperable llamada Neo Geo.  Un clásico. Otro más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: