La fuerza de un Sonic

Tal y como os dijimos hace unos días cuando hicimos la serie de entradas sobre los juegos más importantes de Sonic, The Hedgehogh, aquí estamos ya con Sonic Forces, la última aventura del erizo junto con Sonic Mania Plus, digamos, “oficial” (no contamos el verdadero último juego de la saga, Sonic Team Racing, por ser de carreras). Un juego fácil pero que lo compensa con una presentación de 10 y, actualmente, con un precio de risa. Un juego de Sonic, la mascota de SEGA, como siempre, entretenido y satisfactorio.

Efectivamente, un juego de Sonic siempre debe ser divertido porque, si no, no estamos ante el frenetismo jugable de la mascota de SEGA. Y este juego cumple.

Lo primero que llama la atención a los veteranos es que tenga Modo Historia. Sin embargo, ya hace tiempo que Sonic la tiene, incluyendo una serie de personajes secundarios que enriquecen el mundo Sonic, con sus peculiares diseños, algunos afortunados y otros menos, pero todos originales y con un toque personal típico del Sonic Team. Y esta historia, claro, no es muy original: Eggman (para nosotros, los occidentales, siempre Dr. Robotnik), ha creado a Infinite, un nuevo engendro con el que pretende conquistar el mundo y derrotar por fin a Sonic y su grupo.

Y con esta excusa, se desarrollará una “batalla” entre las fuerzas de Sonic y las del Dr. Robotnik. Veremos a Knuckles, Tails, Silver, Amy, Shadow, Metal Sonic… incluyendo, por supuesto, el Sonic clásico regordete. Esto, no os creáis, influye en la jugabilidad. Os explicamos: debemos ir haciendo fases para ir consiguiendo victorias, y cuando se juega con el Sonic “moderno”, su jugabilidad es en 3D y con gran sensación de, más que de velocidad (que también), de montaña rusa, de juego vertiginoso. Por el contrario, el Sonic clásico, es rápido, pero más plataformero. Como sea, ambas son espectaculares: por un lado, el Sonic moderno sigue la estela de la gran subsaga Sonic Adventure: encuadres vistosos, desenfreno, saltos imposibles… En el clásico, dándonos cuenta de la fuerza de las fases clásicas con escollos, dobles caminos… Hay que decir, eso sí, que si en Sonic Generations las fases clásicas se imponían a las del Sonic moderno, aquí ocurre ligeramente lo contrario, las modernas se imponen a las clásicas, que incluso parecen un poco más lentas. Esto es así porque, a diferencia de Sonic Mania, no son unas fases tan afortunadas, donde hay dobles o triples caminos, situaciones imposibles, extensas… Aquí se quedan un poco cortas y de diseño “genérico” frente a su alter ego “moderno”.  Eso sí, en el Sonic moderno hay momentos que no se sabe dónde está nuestro personaje, y deberemos repetir por esta confusión en pantalla.

Original es la inclusión del “avatar”, es decir, el poder hacer nuestro propio personaje del mundo Sonic, con cientos (literalmente) de complementos: gafas, guantes, gorras, etc. Podrás elegir su forma (conejo, gato, etc.) y poder latente (atraer anillos, por ejemplo), así como tendrá otras formas distintas a Sonic. Sin embargo, en realidad, los movimientos no son tan distintos, así como al jugar junto a Sonic en ciertas fases, más allá de invocar un combo final, poco más se complementan ambos. Sin embargo, con nuestro avatar podemos jugar con otros usuarios online. Pero todo, una vez más, se queda a medio camino. Quizá en el futuro se desarrolle más este concepto. Este juego es más de carreras con toques plataformeros a modo de reto que de plataformas puras, excepto cuando el Sonic gordito aparece.

No obstante todo, el juego es fácil, muy fácil. Que no me vengan con excusas de que la dificultad normal es fácil y que la difícil, como el propio juego nos propone, es para expertos en Sonic. No señor. La dificultad normal debe ser normal. Punto. ¿Y por qué es tan fácil? Por distintos motivos elegidos erróneamente en el juego. Nos explicamos: el juego se pasa en 4-5 horas pero porque se quiere potenciar con las secundarias, el batir récords de velocidad en las fases, el desbloqueo de complementos para el avatar y el multijugador. Pero es una pobre excusa. Pero sobretodo es fácil por el sistema de vidas. El juego cuenta, clásicamente, con puntos de continuación en mitad de las fases, por si morimos. Pero eso, en los juegos clásicos del erizo, se complementaba con solo unas pocas vidas. La pérdida de esas tres vidas significaba empezar de nuevo (o, en este mundo moderno, debería ser empezar las fases de la zona o la fase en sí). Ahora… no hay vidas. Tendría sentido haber puesto vidas infinitas, por qué no, pero si mueres debes empezar desde el principio. Si no, pon vidas, y la continuación ahora es lógica. Las dos cosas juntas… no tienen sentido.

El juego se ve engrandecido, está claro, por su calidad gráfica. El Hedgeogh Engine le da un colorido, iluminación y un largo etcétera de efectos que lo hacen increíble, incluyendo las revisiones a fases clásicas como la siempre magistral, entrañable y legendaria Green Hill Zone.  Los videos, la música y el modelado de los personajes, todo lleno de efectos, luces y partículas, a gran velocidad, lucen bastante bien, aunque siempre con cierto concepto “on rails”.

En fin, poco más, pero que es mucho. Porque el juego, con un gran doblaje en diferentes idiomas, una muy buena banda sonora orquestal junto con otros toques “tecno”, etc., hace de este juego una gran producción y un gran juego de Sonic, uno de los mejores de estos últimos años del erizo azul. La pega, su dificultad, pero al ser rejugable y al tener un precio que no supera los 30€ de primera mano, pues merece la pena. Y, como siempre, en todas las consolas y por descarga Steam, incluyendo la Bonus Edition, que incluye descargas y un paquete de postales muy chulas.

En definitiva, un juego fresco, ideal para el verano, para los veteranos  que son (somos) fans de Sonic pero sobre todo noveles.

VIDEOJUEGO COMENTADO:

Sonic Forces (SEGA)

(haz click en el enlace para saber más o comprarlo si te interesa por AMAZON)

 

 

 

 

 

 

EJEMPLO DE GAMEPLAY

0 Responses to “La fuerza de un Sonic”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: