Saga Sonic (III)

Después de la segunda, viene la tercera. Y si ya hablamos anteriormente de los videojuegos de Sonic para las consolas clásicas y para las consolas más experimentales y finales de SEGA, ahora queremos continuar el recorrido de la saga con los juegos del erizo azul pero en el resto de plataformas o, lo que es lo mismo, con sus juegos de a partir de los años 2001-2002, años aproximados de la muerte de SEGA como creadora de hardware y su nacimiento como desarrolladora exclusivamente de software.

Creando juegos en la década en la que SEGA dejó de hacer hardware: SONY, Microsoft, Nintendo y… móviles

En honor a la verdad, y antes de hablaros de las creaciones de SEGA tras la caída de Dreamcast, debemos resaltar que, en puridad, no es verdad que SEGA hiciera juegos de Sonic multiplataforma a partir de ahora. Hay un juego de Sonic, Sonic the Hedgehog Pocket Adventure (SEGA, 1999), en el que el famoso erizo azul hacía su aparición en la consola portátil de SNK Neo Geo Pocket, dentro de una serie de colaboraciones entre las nombradas compañías niponas. SEGA siempre se dividió entre los directivos que creyeron que nunca debieron seguir el camino del hardware (alegando, no sin cierta razón, que hoy serían perfectamente una EA o una Ubisoft), y lo que opinan que sí, que debieron seguirlo, pero sin cerrarse a la exclusividad (lo que Microsoft parece estar barruntando actualmente con su modelo de Xbox Game Pass, que parece llegará a ser de verdad multiplataforma sin por ello dejar de hacer hardware).

Como sea empezamos este recorrido, por fin, y lo hacemos con una portátil otra vez, con los juegos que publicó SEGA para la Game Boy Advance de Nintendo y después versionados para la fracasada portátil de Nokia la N-Gage: la trilogía Sonic Advance, que en Nokia se llamará Sonic N, y que se basaba en algunas de las novedades del citado “Pocket Adventure”, como limitar el Super Sonic a la fase final, entre otras (las dos últimas entregas bajo el sello THQ).

Y siguiendo con la coletilla “Adventure”, y con las portátiles, llega Sonic Rush (SEGA, 2005) y Sonic Rush Adventure (SEGA, 2007). El primero es para la rompedora, y fruto de una osada pero exitosa estrategia, Nintendo DS. De nuevo en 2D, o mejor dicho, en un nivel intermedio, pues los personajes sí son 3D, no los escenarios. Aprovecha las dos pantallas, y aparece por primera vez Blaze. El segundo es… la segunda parte. También para DS, supone de nuevo la incursión del personaje en esta portátil tras el éxito y buena recepción anterior.

Pero como no solo de portátil vive el hombre, ¿cómo no iba a lanzar SEGA un juego de Sonic para la flamante Playstation 2, éxito sobre éxito? Hablamos de Sonic Heroes (SEGA, 2003), juego el cuál recordamos haberlo jugado a Playstation 2, cuando teníamos más cariño que buena opinión sobre el estado del personaje. Esto era debido a la sobreexplotación de la mascota, la cual en años venideros no va a dejarse descansar con juegos de calidad mediocre y, sobre todo, para móviles, plataformas de descarga, etc., ya sea tenis, casino, golf, scroll vertical para adaptarse a los móviles…: Sonic Tennis (2001), Sonic Golf (2002), Sonic Fishing (2002), Sonic Battle (2003), Sonic Jump (2005) y sus continuaciones, Sonic´s Casino Poker (2007)… infinito. Y no contamos los juegos que salieron para aquella aventura llamada SEGA Café (una especie de Xbox Game Pass ahora tan de moda).

Sonic Heroes, seguimos hablando de él, es verdad que como salir había salido unos días antes para Game Cube y que su lanzamiento coincidía también con la versión Xbox, pero no nos engañemos: o sacabas para Sony o te estrellabas. Sorprendían sus buenos gráficos y, digan lo que digan, la diversión que siempre acompaña a Sonic. No es este un juego mediocre, ni mucho menos, y en cierto modo recuerda (recuerda, no que sea así) al actual Sonic Forces, pues podemos controlar a varios personajes al mismo tiempo, varios personajes del mundo Sonic… El primer juego multiplataforma de la historia del erizo, ojo.

Llegamos al 2006, año clave para el personaje. Estrenándose la séptima generación de consolas, viendo la potencia de la Xbox 360 y la futura Playstation 3, tenemos aquí un anuncio de SEGA: el mítico Sonic Team desarrollará un juego que conmemora el 15º aniversario del juego (de hecho no tiene subtítulo, se llama como el legendario juego original, a pelo: Sonic, The Hedgehog). Además, es el estreno por primera vez de Sonic en la generación de la Alta Definición y con tres personajes a elegir: Sonic, Shadow y el estreno de Silver. Y con unos gráficos con los que, todos los que vivimos esos tiempos, flipamos. Sin embargo, cuando, recordamos, probamos la demo en la Xbox 360… algo no funcionaba. Las prisas por estrenarlo en la campaña navideña y hacerlo coincidir con el aniversario hizo que, lejos de lo que pasó con Sonic, The Hedgehog 2, que al final salió bien, aquí provocó un juego medio roto e injugable por momentos. Sin embargo, Sonic ahora cogía velocidad al recoger anillos, corriendo más cuanto más coge y a través de, digamos, raíles. Había nacido el Sonic moderno.

Simpática es la “trilogía” (entre paréntesis, porque no es una trilogía) formada por los juegos lanzados entre 2006 (Sonic Riders, Sonic Rivals) y 2007 (Sonic Rivals 2). El primero es un juego únicamente de carreras, unas carreras hechas con unas especies de tablas de surf futuristas, y fue tan bien acogido en las consolas de 128 bits que tuvo continuación en la misma generación, Sonic Riders: Zero Gravity (2008) y otro para la siguiente, un juego exclusivo de Xbox 360 para el invento ese llamado Kinect (Sonic Free Riders, 2010). Interesantes y curiosos son los otros dos, los “Rivals”, ambos para PSP e incluso tuvo versión Playstation Vita, una especie de competitivo entre dos jugadores, una carrera contrarreloj, a ver cuál de los dos jugadores llega antes (contra IA o contra humano). Algo así como el modo competitivo de Sonic, The Hedgehog 2.

Tras el nombrado remade de Sonic, se preparó otro multi de gran estreno y expectación. Pero mientras, se estrenaba Sonic y los Anillos Secretos (SEGA, 2007), en esta ocasión para la novedosa Wii. Nunca sabremos a ciencia cierta si Wii fue una de las mayores estafas de la ya larga historia de los videojuegos, una genialidad que amplió el mercado, un fracaso, un éxito o todo junto, pero la relación del erizo con Wii va a ser sonada. En esta ocasión, una historia un tanto imposible basada en historias de Las Mil y una noches.

¿Y cuál es ese juego multi que se esperaba paliara en parte la decepción del 2006? Pues Sonic Unleashed (SEGA, 2008) (Ojo, que cuando decimos decepción, decimos cierta desazón de que podía haber sido más, pues entre todas las versiones, tanto aquel como este llegan fácilmente a los 10 millones vendidos. Sonic es Sonic). La trilogía de la Nueva generación (Xbox 360, Wii, Playstation 3), así como móviles y la incombustible Playstation 2, tuvieron su Sonic Unleashed. Recuperando el sabor del gran Adventure, mezclaba 2D y 3D. No sabemos por qué, pero a pesar de su gran éxito comercial, dio un poco de “susto” a algunos, como repelús, seguramente porque Sonic se transformaba en una especie de bestia que parece anteceder esa “cosa” peluda que se va a estrenar en el cine próximamente y que dicen es un erizo y, además, Sonic.

Son juegos buenos, que tuvieron ventas, pero alejados de la repercusión de antaño, quién sabe si porque ya estamos acostumbrados a que Sonic sea calidad y diversión por regla general y no damos valor al tremendo esfuerzo del Team Sonic y adjuntos.

Pero un par de juegos de éxito van a venir en estas fechas asociados con la gran N: Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos (SEGA, 2007, 2008), para Wii y DS, y Sonic Chronicles: La hermandad siniestra (SEGA, 2008), para DS.

El primero, espectacular para los que peinamos canas en el mundo de los videojuegos: Mario y Sonic por primera vez juntos en un juego, desarrollado por SEGA Sports (el mítico sello) y supervisado por Shigeru Miyamoto. Algo así como Stallone y Schwarzenegger hoy también juntos, que cuando éramos pequeños no nos lo hubiéramos creído. En fin, un gran éxito de ventas (millones), catalogado por algunos como el mejor juego de 2007 para la Wii. El siguiente, “La hermandad”, fue un juego de rol de gran interés, usando las dos pantallas, por turnos clásico, y desarrollado nada más y nada menos que por Bioware.

Y tras los anillos, el caballero. Así es: para Wii, otro juego de Sonic exclusivo para Nintendo, Sonic y el caballero negro (SEGA, 2009). Siguiendo esa serie de historias “mágicas” imposibles (tras Arabia), ahora nos vamos al mundo del rey Arturo. Interesante modo multijugador de lucha y cooperativo online contra otros enemigos.

Los últimos tiempos: las nuevas generaciones de consolas y juegos

Termina la década con dos sensaciones muy diferentes: por un lado, ni más ni menos que otro Sonic numerado, la continuación de la trilogía mítica, como es Sonic, The Hedgehog 4 (SEGA, 2010); por otro lado, dos Sonic más muy diferentes, Sonic & SEGA All-Stars Racing (SEGA, 2010) y Sonic Colours (SEGA, 2010).

Pero vamos por orden. El primero no es un juego complemento, sino por episodios, al más puro estilo de episodios Hal-Life 2. Y, como aquel, una tomadura de pelo en tanto falta de respeto al usuario. Sin embargo, el segundo al menos es de gran calidad, y complementario de un juego acabado, truncados dichos episodios por la complacencia legendaria de Valve. Pero en caso de este Sonic del que hablamos, ni siquiera eso. En plena fiebre descargable gracias a Steam y 360 (y luego al resto de consolas), se lanzó el Episode 1 con el interés de realizar un juego por “cachos”. Aquello fue una decepción, con un Sonic que se planteaba en visión clásica pero con personaje en 3D, ningún problema, pero que dejó muy frío, con un movimiento de Sonic un tanto robótico y con cierta falta de originalidad. Quizá se fue demasiado duro, pero es que ¡era la continuación de un mito!

Esta situación hizo que en cierto modo quedaran tapado los “segundos”, el de carreras y el de Wii. ¿Por qué decimos tapados? Porque Sonic, por dos o tres momentos concretos de su larguísima y exitosa saga, no ha estado a la altura, y se ha querido hacer una enmienda a la totalidad. Y Sonic, The Hedgehog 4 no puede ni debe tapar dos de los mejores juegos, otros dos juegos sobresalientes de Sonic al mundo de loa videojuegos y su propia saga. El primero, un juego divertidísimo de carreras, con buenos gráficos y jugabilidad. Y el segundo, un juego espectacular, a la altura de los Adventure.

El juego de carreras, con el subtítulo “All Stars”, deja a las claras que, junto con los personajes del mundo de Sonic, había otros del mundo SEGA, algunos tan icónicos como los de Shinobi, Shenmue, Alex Kidd o NIGHTS into Dreams. Al estilo de juegos de karts, fue un juego original y muy bien recibido (al estilo de los juegos de karts de la saga Mario Kart o Crash Team Racing, muy de moda eso de mezclar mascotas de la compañía con personajes icónicos de una saga/mascota). El otro, con el subtítulo “Colors” fue, como decimos, exclusivo de Wii y Nintendo DS. Incluía cambios 2D-3D, así como unos nuevos personajillos con poderes de colores, de ahí el título, los Wisps, que dan a los héroes poderes y que cada versión tenía, al estilo de la saga de Pokémon, los suyos propios. Y aunque algunos medios especializados criticaron su dificultad o lo criticaron porque sí, para muchos fue, si no el mejor, uno de los mejores Sonic de lo que iba de siglo (y quizá más).

De hecho, entre el Episode 1 y el Sonic, The Hedgehog 4 Episode 2 (SEGA, 2012), todavía saldrían dos juegos maravillosos: Sonic Generations (SEGA, 2011) y Sonic & All-Stars Racing Transformed (SEGA, 2012). Sonic Generations ya os hemos hablado de él en este blog. Un juego que es algo más que un homenaje nostálgico, un juego que conmemora la saga con respeto, con toda la mezcla de su historia, y que si queréis leer más, leed nuestra entrada.

El de carreras, para muchos, es superior a los últimos basados en karts de Mario, por mucho que esté basado en él, y cuya base de su éxito se ha continuado para el recién salido en mayo de 2019 Team Sonic Racing, también de karts, otro muy bien recibido (parece que Sonic y las carreras van de la mano. De este juego ya os hablaremos). La diferencia con el anterior es que incluye nuevos modos, vehículos para mar, tierra y aire, nuevos temas de los juegos clásicos de SEGA, modo historia… Un gran éxito lanzado para todas las consolas habidas y por haber (con opciones especiales para el mando de la WiiU). Quizá su título para una secuela es un poco confuso.

El Episode 2 mejoró gráficamente, incluyendo nuevas referencias, así como un episodio extra, el Episodio Metal, pero hay que reconocer que ahí quedó la cosa. ¿Continuará? ¿Acabó? No lo sabemos, porque la verdad es que ha quedado con más pena que gloria.

Aunque en los últimos tiempos han salido juegos notables para móviles (Sonic Dash y sus continuaciones, Sonic Runners, etc.), queremos hablaros de los juegos, digamos, juegos, no juegos tipo free to play o de mero entretenimiento.

Empezamos con una serie de juegos que desarrolló el Sonic Team como continuación (quién te ha visto y quién te ve. Si nos lo llegan a decir de pequeños no lo creemos, lo volvemos a repetir) de la exclusividad de los juegos de Sonic para Nintendo, en concreto para la WiiU y la Nintendo 3DS: Sonic Lost World (SEGA, 2013) y la trilogía “Boom”: Sonic Boom: El ascenso de Lyric, Sonic Boom: El cristal roto y Sonic Boom: Fuego y Hielo (SEGA, 2014, 2016). El primero es un juego de esos que dividió a la crítica, con los usuarios defendiéndolo y las revistas criticándolo, pero con alguno de lo que parecen ser los rasgos de los últimos Sonic tal como gran apuesta audiovisual (grandes gráficos e incluso doblado al español) pero con algo que falla en lo jugable. Otros, los usuarios, insistimos, dicen que no, que a la prensa se le ha atragantado, por lo que sea, Sonic, pues el juego es variado y entretenido hasta decir basta (parece un caso Alien: Isolation, también de SEGA).

Con la trilogía “Boom” también tenemos eso que parece ser el sino de la franquicia: por un lado el juego de WiiU, el primero, era una excusa, una precuela para la serie de animación de Sonic titulada Sonic Boom (Nguyen, Hertzog, Meir, McGregor, Baily y Freiberger, Cartoon Nework/Canal J/Gulli: 2014-2017), y aunque vendió con su continuación para Nintendo 3DS más de 600.000 copias entre los dos, no fueron bien recibidos, especialmente el de WiiU. El último, para Nintendo 3DS, sí fue bien valorado, más alejado de la aventura-acción de los dos primeros para apostar por las plataformas.

Nos acercamos ya al final, siendo el 2017 un año de inflexión, un año que lo cambió todo y que para SEGA es el modelo a seguir para los próximos años: el gran Sonic Mania/Sonic Mania Plus y el excelente Sonic Forces. El primero es el mismo, y cambia el título según sea la versión directa de descarga o la versión física. Como sea, hace poco os hablamos de él y es una obra maestra, con una mezcla inteligente de fases del pasado más nuevos escenarios, todo pasado por la coctelera y eso que se ha dado en llamar el “Píxel Art” (disimular gráficos retro pero con una calidad imposible de conseguir antes, o muy difícil). Si queréis saber más, leed nuestras impresiones.

El siguiente, Sonic Forces, es un nuevo juego del que ya os hablaremos más adelante (lo tenemos comprado a buen precio, y lo tenemos que jugar), pero ya os adelantamos que es una aventura de Sonic muy bien valorada, con grandes gráficos, grandes posibilidades de personalización y excelente jugabilidad, aunque ya os decimos que al Sonic Team le ha gustado mucho el Sonic Mania como camino a seguir (aunque seguramente, en nuestra opinión, se alterne el Sonic “gordito” con el “modelno”). Criticado por fácil, posee sin embargo gran interés y grandes gráficos.

Hasta aquí nuestro recorrido de la saga de los juegos protagonizados por Sonic y solo por Sonic, no los spin-off derivados. ¿Qué le deparará a la saga en el futuro? No lo sabemos. Para empezar, acaba de salir, como ya dijimos más arriba, el Team Sonic Racing. Y, seguramente, algo habrá en preparación que continúe la estela “Plus” (amén de los juegos que, vía Steam y en HD, han salido de los Sonic clásicos o, por qué no, los Sonic que van a resucitar con el lanzamiento de la inminente Mega Drive Mini).

En fin, qué mejor forma de concluir este recorrido de un personaje inseparable de nuestra infancia desde que lo jugamos por primera vez en aquel lejano mayo de 1992 que con la frase: ¡larga vida a Sonic!

0 Responses to “Saga Sonic (III)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: