Saga Sonic (II)

Pues después de haberos hecho una primera entrada sobre la historia o saga o como queráis llamarla de los juegos Sonic (y solo de Sonic), continuamos con una segunda entrega. Y seguimos con los juegos de Sonic que salieron en exclusiva para las consolas SEGA o, lo que es lo mismo, hasta la malograda Dreamcast en el 2001. Continuemos pues con los años “locos” de SEGA, con todas esas consolas y/o añadidos que terminaron por enterrar el mito.

Después de los juegos para Game Gear, Master System II y Mega Drive, os vamos a hablar ahora de los juegos de las consolas Mega CD, 32X y Sega Saturn, por un lado, y Dreamcast, la mítica y última consola SEGA, por otro. Acompañadnos que seguimos.

Sonic y las consolas experimentales de SEGA: Mega CD, 32X y Sega Saturn

Mientras todos esperábamos como agua de mayo Sonic, The Hedgehog 3, SEGA no estaba de manos cruzadas. Ese periférico legendario y, le pese a quien le pese, revolucionario, Mega CD, intentaba levantar sus escasas ventas mundiales (ni siquiera en territorio SEGA como Europa y más concretamente en Reino Unido lo hacía) tirando de un lanzamiento de su mascota. Así es: uno de los mejores Sonic de todos los tiempos hacía acto de aparición: Sonic, The Hedgehog CD (SEGA, 1993).

Con escenas de video que parecían las de la reciente y exitosa serie de televisión del puercoespín azul, que usaba y exprimía el potencial (sobreexplotado) de video de Mega CD (videos con compresión FMV), el juego mostró que el talento, las ideas y las vueltas de tuerca parecían no acabar. Los programadores de SEGA no parecían agotarse: gráficos coloridos, fases igual de intrincadas y locas que en los anteriores (porque Sonic nunca fue un plataformas horizontal sino de caminos inesperados), sonido digital (sus pistas de audio no tenían absolutamente nada que ver con lo que existía. Pura calidad CD) y la sensación de estar ante uno de los mejores Sonic de siempre, escapando de las versiones Mega CD que eran refritos de Mega Drive y que tanto daño le hicieron a Mega CD. La cosa marchaba.

Pero si hay algo que hizo daño a SEGA, si hay una consola que, en nuestra opinión de segueros se cargó la marca SEGA, esa fue 32X. De hecho, fijaros que hemos usado la palabra “consola” cuando no, no fue una consola. Fue un añadido. El problema fue cómo se vendió y cómo se enfocó lo que era una gran idea (la “seta” para convertir una Mega Drive en una recreativa), acabó puliendo millones y prestigios a partes iguales. Os volvemos a recomendar el libro de Sam Pettus para saber más. Recordamos de hecho, yendo a los centros comerciales que solíamos visitar, Canadian, después Centro Mail, Centro Comercial La Rosaleda y El Corte Inglés, ver las demostraciones Mega CD y, mientras flipábamos (no teníamos dinero para él)… sale… ¡otra consola! La locura. Nos preguntábamos: ¿qué demonios es eso de 32X?

Un ejemplo de lo que hemos dicho antes, los dimes y diretes sobre qué diantres era el 32X, es Sonic 3D para 32X y Sega Saturn, conocido también como Sonic 3D Blast (SEGA, 1996), el cual ya comentamos en la primera entrada. Este juego, supuestamente, a diferencia de la versión Mega Drive, potenciaba el 3D, ya que 32X transformaba la Mega Drive en una consola 32 bits pero que, lógicamente, no tenía la capacidad poligonal de cálculo de la Playstation de SONY y la Sega Saturn, la mejor versión.

Fue bien acogido, al igual que el posterior Sonic R (SEGA, 1997), con unos efectos 3D ya sí en condiciones, que para eso era la Sega Saturn, la consola que impresionó a todos con Virtua Fighter (SEGA, 1993) del legendario Yu Suzuki. Sin embargo, si exceptuamos el Knuckles´Chaotix (SEGA, 1997), un verdadero juego de aventuras plataformas tradicional, la 32X y, posteriormente, la Saturn, no contaron con un juego al estilo plataformas clásico. Algo que, según algunos, pudo también condicionar su éxito al no poseer una “excusa” para el salto (bueno, eso y la cantidad de software y éxito de Mega Drive).

La Mega CD y la 32X, poco después, terminaron de caer y, con ellas, la Saturn. La quiebra de SEGA estaba ya en marcha.

Sonic en la última bala de SEGA: Dreamcast

¿Cómo puede ser un fracaso un éxito? ¿Cómo puede ser un aparato considerado excelente el causante del hundimiento de una compañía? ¿Cómo puede ser una de las consolas más ignoradas por los fans de una marca precisamente la que hiciera recobrar la fe de esos fans en la marca hasta tal punto de que durante años le seguirán pidiendo a esa marca que lance una nueva consola? Pues esa es Dreamcast y, con ella, de los mejores Sonic de la historia.

La Dreamcast era la última oportunidad, una aventura que debía lanzarse en la recta final de la Playstation y antes del que se presuponía iba a hacer el estreno más contundente jamás visto, la Playstation 2. SEGA sabía que, seguramente, iba a hacer una consola de paso, que no tendría éxito, pero ellos querían irse de crear consolas por todo lo alto, recobrando el prestigio perdido. Y lo consiguieron: mandos revolucionarios, tarjetas de memoria también revolucionarias, módem, juego online, plataforma online propia (SEGANet)…

Ahora ya no es el Sonic regordete de sus años mozos, sino un Sonic más estilizado que, puede gustar más o menos, pero sigue teniendo ese aire molón y gamberro. SEGA necesitaba también, como antaño, un juego que atrajera las ventas, y que fuera bueno. Y vaya si lo fue. Recordamos ver la Champions League y, junto con el patrocinio al Arsenal F.C., ver anuncios de Sonic… ¡esquivando una ballena! ¡Y con unos gráficos 3D que dejaba en mantillas los cuadradotes de Playstation! Hablamos del gran Sonic Adventure (SEGA, 1998), una auténtica locura, llena de frenesí y velocidad. Como hizo Fallout 3 (Bethesda, 2008), conseguía trasladar con gran éxito el ambiente y las sensaciones 2D a la nueva moda (nueva ya relativamente hablando) de las 3D. Con varios personajes a elegir, zonas llenas de acción con otras menos lineales y más libres y de exploración/puzles, el juego era un portento gráfico, muy bien acogido, tanto que, para muchos, es el Super Mario 64 de Sonic.

Más de dos millones y medio de copias hicieron a SEGA continuarlo con dos, en realidad tres, secuelas. La primera, Sonic Shuffle (SEGA, 2000), una especie de juego de tablero y competición multijugador para mantener vivo el sistema online de SEGA basado en el mundo “Adventure”. El segundo, obviamente, un año después del anterior, en el 2001, es Sonic Adventure 2.  Este último, la continuación directa del éxito, era muy original, puesto que podíamos jugar la historia desde dos puntos de vista: la versión de los héroes y la versión de los malos, con Shadow debutando. Vendió bien, pero Dreamcast era ya una consola muerta. Pocos meses después se descontinuaría, así que SEGA se vio obligada a sacar el juego en Game Cube… ¡de Nintendo! Hablamos de Sonic Adventure 2: Battle (SEGA, 2002).

Si no los hubieran dicho de pequeños, que Sonic saldría en Nintendo no nos lo creeríamos. ¿Os acordáis que dijimos que Sonic Adventure tendría tres secuelas? Pues la tercera sería Sonic Adventure DX: Director´s Cut (SEGA, 2003, 2010), también para consolas Nintendo, SONY, Microsoft e incluso PC. Aunque no sean consolas SEGA, hemos creído de lógica comentaros esas versiones que, de refilón, todavía recordaban a la SEGA, digamos, “antigua”.

Por tanto SEGA, como veis, como creadora de hardware estaba muerta, con una deuda que llegó a ser monstruosa, de cientos de millones de dólares, pero no murió… porque siguió viva como creadora de software. Y como creadora de software, ¿qué mejor que crear más Sonic para consolas de otras compañías? Eso lo veremos en el siguiente post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: