El Padrino saga Parte II

Tras haber hablado en la anterior parte de las dos primeras entregas de la saga, El Padrino y El Padrino parte II, vamos a hablaros de la conclusión, esto es, El Padrino parte III, la más reciente y, por ende, la que creó más polémica en su época. Como sea, otra gran película de la que os queremos hablar y, al final, dos extras, cuanto menos, curiosos. Seguid leyendo la “entrada nostra”.

Una vez más, y antes de empezar, recordaros que en este blog siempre vemos las películas en versión original subtitulada y en la mejor calidad posible, en este caso Blu-ray, así que si hay alguna palabra o término diferente al que recordáis puede ser debido a esto.

El Padrino III (Francis Ford Coppola, 1990)

El amigo Coppola estaba un poco desaparecido de los grandes circuitos a fines de los 80, por así decirlo, frente al poderío de otros de su generación, como Spielberg, por ejemplo. Por ello se propone una ocurrencia ultra comercial, pero también osada: una nueva entrega de la saga de los Corleone. Tan es así que le posibilitó después rodar Drácula de Bram Stoker. Es decir: posiblemente la recaudación, el éxito de taquilla, lo tendría, pero además debía hacerlo con calidad y sin bastardear la memoria, un broche digno. ¿Es esto posible? No solo contaba con todo el elenco, excepto Duvall, sino que añadía a la superestrella incipiente del momento, un joven y voluntarioso Andy García, nominado por su papel (y que ya había hecho buenos filmes, pero ¡cómo nos mola en este blog Black Rain de Ridley Scott!), otra ya consagrada, el gran Elli Wallach (El bueno, el feo, el malo o la simpática Cómo robar un millón y…) y algunos rostros conocidos de su momento como Joe Mantegna o el esporádico papel de Bridget Fonda (luego conocida por su recordado, y muy bien interpretado, papel en Jackie Brown de Tarantino).

En esta tercera entrega, el argumento es el siguiente: Michael Corleone ha convertido todo el emporio ilegal de la familia Corleone en legal, sobre todo a raíz de su entrada por la puerta grande en los negocios del Vaticano, los cuales, a través de su inmobiliaria, pretende controlar. Sin embargo, el resto de familias mafiosas no se lo van a dejar tan fácil, entre otras cosas porque el Vaticano es un suculento negocio.

A los actores que ya hemos nombrado, es decir, los que continúan de anteriores partes más los nuevos más destacados, se les suman los papeles de los hijos de Michael Corleone, pues obviamente los dos, en esta tercera parte, son ya adultos y con peso en la trama. El primero, el niño, Anthony Vito Corleone, es interpretado por Franc D´Ambrio, cantante de ópera en la vida real (y que aquí, por la propia trama, era necesario), cantante que tiene el récord de la historia de interpretar durante muchísimos años un mismo papel, en este caso El fantasma de la ópera. El segundo hijo, hija en este caso, Mary Corleone, es interpretado por Sofía Coppola, hija del director, que fue insultada por su amateur interpretación en esta película (pero que después se demostraría como una gran directora). Es el punto flojo, obviamente, que no viene mal para incidir en ese aspecto ingenuo de Mary Corleone, tan alejada del apellido de su familia, pero que esta vez no le sale a Coppola tan extraordinariamente como le salió con Talia Shire. A ellos se les unen otros interesantes actores como Ralf Vallone, que interpreta al cardenal Lamberto, y Donal Donnelly, con esa cara de cabronazo que tiene y que lo clava como el arzobispo Gilday.

En cuanto al Blu-Ray, al ser la película más reciente es, indiscutiblemente, la que mejor se ve, pero eso no quita que la labor de Gordon Willis y el añadido de tonos dorados y grano no hagan que no “cante” con respecto a las otras dos películas. La parte de Sicilia, especialmente, destaca por ser cuasi cámara documental. El sonido también es excelente. Nosotros no tenemos cine en casa, pero dicen los entendidos que el inicio, con la música a todo tren, o la parte del helicóptero, con las balas volando por todos lados, destacan de forma maravillosa. Una vez más, sin un pero.

En fin, poco más podemos deciros para no hacer esto muy largo. Uno de los nuestros (Martin Scorsese), premiada ese misma gala de los Oscar como Mejor Película, un auténtico clásico con ritmo y montaje moderno y que supone un hito en la carrera de su director, se dijo que era tan buena como El Padrino III pero con una concepción artística más moderna. La mafia moderna, con Robert de Niro por cierto, superaba a la mafia antigua. Sin embargo, cuando Casino, también de Scorsese y también magnífica (y, en cierto modo su segunda parte espiritual), era tan extraordinaria como Uno de los nuestros, pero que no aportaba nada más desde el punto de vista técnico o artístico, nadie dijo (y con toda la razón) nada en su contra. Aún así no deja de ser curioso el cambio de testigo del cambio de cine en la nueva década. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que por mucho que dijera Mario Puzo sobre nuevas ideas para continuar la saga, y aunque hay por ahí osados libros, la saga estaba ya cerrada y no hacía falta dar más explicaciones (¿nos oyes, Ridley?). No estaba ni está agotada en cuanto a interés, pero dar vueltas sobre lo mismo no tendría sentido.

EXTRA

La saga del Padrino (Francis Ford Coppola, 1977)

Según los rumores, y en la época en la que los grandes estrenos del cine a la televisión eran un acontecimiento (y más esta película, que, más allá de lo cinematográfico, se convirtió en un fenómeno social) Francis Ford Coppola recibió gran cantidad de dinero de la NBC para estrenar las dos primeras partes de la saga en la televisión. Coppola añadió material inédito (una manifestación de comunistas en Sicilia, la muerte por coche bomba del guardaespaldas siciliano traidor, escena polémica en la que no muere al instante y agoniza durante minutos, escenas íntimas de Vito Corleone, etc.) y en orden cronológico de los hechos para crear una mini-serie también conocida “La novela completa” o algo así (se echó en 4 noches) y que tampoco fue un súper éxito, pero que le permitió a su director juntar dinero para rodar Apocalypse Now. Hoy es una curiosidad casi imposible de conseguir, con más montajes reducidos en 1981 y un reestreno en HD por parte de AMC.

The Godfather Trilogy: 1901-1980 (Francis Ford Coppola, 1992)

No deja de ser otra curiosidad, otra vez la saga unida y en orden, con más escenas inéditas… a las que se une la tercera y, entonces, recién estrenada tercera parte. Fue hecha para los lanzamientos en VHS de 1993.

 

Y hasta aquí este especial sobre esta saga que se ha dado llamar el “clasicismo en el cine” (no estamos de acuerdo, es hija de su tiempo en tanto esa violencia latente o mostrada típica de los Penn, Peckimpack…). Vedla si todavía no lo habéis hecho, por supuesto en versión original (por mucho que el trabajo de doblaje fuera muy buena), porque así os meteréis de lleno en el verismo (que no realismo, que esto es arte) de la, sin ningún género de dudas, tres de las mejores películas de todos los tiempos cuando no las mejores de siempre.

0 Responses to “El Padrino saga Parte II”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: