Otra ronda de sustos con Sebastián

Hace ya unos años os hablábamos de su primera entrega. El juego tenía todos los elementos del terror clásico, incluyendo sus defectos. Pero lo que estaba claro es que una saga, que era algo más que una mera heredera espiritual de Resident Evil, había nacido. Y la segunda entrega, este The Evil Within 2, con Shinji Mikami en labores de producción, no solo es tan buena como aquella sino que, en muchos aspectos y aun sin el elemento sorpresa, la mejora y supera.

Sí, porque el juego es más de lo mismo, como se espera de una saga, pero más grande y mejor. Es cierto que algunos elementos, giros del guión o mecánicas ya no son sorprendentes, pero funciona. Y cuando algo funciona, es mejor dejarlo. ¿El principal cambio? Mayor libertad y que Shinji Mikami, el padre de Resident Evil, aquí supervisa y produce, no dirige.

Empezamos, pues, con la jugabilidad. Lo primero que uno se percataba al jugar a su primera entrega eran sus movimientos desfasados. Esto no es nada malo. Si un shooter es de esperar que sea en primera persona, en un juego de terror de este tipo es normal sus andares cortos, sus giros complicados, su sistema de apuntado tosco y su escasez de balas (hecho adrede, por supuesto). Al haberse hecho un escenario en ocasiones más amplio (como aquella fase de acercarse a la granja en la primera entrega, ¿recordáis?), con unos puntos sin monstruos y donde podremos recuperarnos (los refugios, que son un respiro), sus defectos de acción se ven menos. Eso sí, cuando llegan al final un mayor número de enemigos o atacan varios a la vez, los mismos problemas del último tercio de su primera entrega (donde se lanzaba a la acción), resurgen.  Para muchos, fuera ya de todo esto, recuerda en sus planteamientos al pueblo de Silent Hill, moviéndonos por ahí mientras hay monstruos pululando. También muchos han vendido el juego como una especie de mundo abierto. Tampoco es eso. Sí que ahora tenemos un escenario grande por el que movernos, con algunas misiones secundarias y búsqueda de tesoros y coleccionables, pero la mayoría de las veces tendremos que ir a un sitio (un hotel, un paso subterráneo) y allí, ya sí, repetimos las mecánicas del anterior juego: lineal, pasillero, poco puzle y jefe al final. Y escasez de balas. Todo lo demás (búsqueda de armas, construcción de objetos, mejoras físicas subiendo niveles, desplazamiento mediante espejos, etc.) sigue igual, así que si, lo has jugado, ya sabes a lo que atenerte.

El argumento continúa totalmente la historia de la segunda entrega, con el amigo Sebastián Castellanos pasándola mal. Es cierto que está realizado de tal modo que tampoco supone una perdición total, pero es bueno que se sepa esto. En ese aspecto, y no queremos destripar nada por si no jugaste la primera entrega, la sorpresa desaparece, aunque el ambiente y el diseño impecable de terror sigue impoluto.

Y es que gráficamente, sin ser nada rompedor, convence y mucho. Un diseño artístico, una sombra por aquí y por allá, dicen más que mil polígonos. Además, sin las limitaciones de ser un juego inter generacional como el anterior, y sin esas molestas franjas arriba y abajo (que dejaban la pantalla en unos confinados 2:35:1), el juego gana enteros, sobre todo en la iluminación, la minuciosidad de su diseño artístico (estanterías, interiores de bares, habitaciones…), los elementos orgánicos y los diseños magníficos de los enemigos (el monstruo de pintura blanca, por poner un ejemplo destacado, acojona).

Como siempre, y siendo Bethesda la productora y distribuidora, el aspecto de sonido y de presentación es inmejorable. El juego está en inglés (creemos recordar que también en japonés) con subtítulos en español. El trabajo de doblaje es buenísimo. La música no es de los más destacado, pero acompaña al juego, sobre todo, obviamente, a  las escenas de transición.

El juego, además, sale tanto para PC, Plasytation 4 y Xbox One.

Y poco más os podemos decir. Se parece a la primera entrega, y eso es bueno, pero todo más y mejor. Sigue con ese control tosco y la historia ya no sorprende igual, pero sigue teniendo todo ese aire de clásico, de juego trabajado y robusto, que lo hace ganar muchos enteros. Un juegazo en nuestra humilde opinión, ambos dos de lo mejor del catálogo, y os lo recomendamos. Survival Horror del que ya no se suele destilar dentro de las corrientes de los AAA.

The Evil Within® 2_20180714165549

The Evil Within® 2_20180714170935

The Evil Within® 2_20180715094126

The Evil Within® 2_20180715095818

The Evil Within® 2_20180715100747

The Evil Within® 2_20180715102109

The Evil Within® 2_20180724165612

The Evil Within® 2_20180802093241

EJEMPLO DE GAMEPLAY

0 Responses to “Otra ronda de sustos con Sebastián”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: