You aaaare my Deeesstinyyy (again)

La segunda entrega del famoso y cacareado Destiny, Destiny 2, llega a nuestras manos y por ende a nuestro blog. Si la primera entrega fue de lo mejor de la generación por mucho que los enemigos o haters surgieran hasta de debajo de las piedras por ser distribuido por Activision, ¿está la segunda entrega a la altura de la primera o es simplemente un intento de recaudar? Como siempre pasa con los juegos principalmente online la polémica está servida en este aspecto.

Efectivamente, tras grandes ventas (millones entre Ps4, Xbox One, Ps3, Xbox y PC, no digamos también sus expansiones y recopilatorios) y grandes críticas de medios especializados y público, estaba claro que una segunda entrega debía darse. El problema está en si tres años después es poco para un juego tan inmenso, tan asentado, tan de continuo crecimiento por parte de la comunidad. ¿Habría que haber hecho un Blizzard, vosotros nos entendéis, y ni siquiera lanzar segunda entrega? Ni idea. En ese aspecto recordamos la polémica con Lef4Dead y su segunda entrega, tachada de demasiado rápida y de no dejar ampliar la comunidad (para colmo era Valve, que se lo toma todo lento de “cohones” con otras sagas, pero sí se lo tomó rápido con la saga que quizá no debía).

Como sea, la cuestión es que está aquí, y vamos a comentaros nuestra humilde opinión sobre el juego.

Vamos a hacerlo fácil, ya veréis:

-Argumento e historia mejor narrada. El argumento ahora gira en torno a la caída de El Viajero (aquella misteriosa esfera que llegó a nuestro sistema solar. Una gran idea del primer Destiny, muy de ciencia ficción), y, por ende, de los poderes de los guardianes. El enemigo es ahora la Legión Roja, que recorre el universo destruyendo y absorbiendo civilizaciones. A diferencia del primer Destiny, la historia está ahora mejor narrada, con NPJs, videos, variedad de fases, duración (8-10 horas no te las quita nadie), etc. La idea de tener que ir jugando la historia para que, poco a poco, se vayan desbloqueando los poderes, los planetas, las patrullas, el Crisol, los asaltos, etcétera, es una gran idea que aumenta la duración del juego y nos permite introducirnos poco a poco en su dinámica.

-Cosas que se mantienen: Excelente iluminación, gráficos pensados para fps estables y rápidos, mejores interiores que exteriores (sin el lastre de tener que ser “multigen”) y un modo online persistente irrepetible. Y, sobre todo y ante todo, su jugabilidad excelente, frenética y que es una delicia. Os recomendamos nuestra anterior entrada sobre el juego porque, en realidad, es casi lo mismo, con los mismos modos de juego, aunque, lógicamente, pequeños cambios.

-Sonido. Una vez más, todo lo que es el sonido, es perfecto. Excepto… que solo hay voces en español. Así, y por toda la cara, no podemos escuchar a Nathan Fillon, Lance Reddick, Gina Torres o Bill Nighy. Casi “ná”.

La experiencia es menos global, menos “mundo raro”. Se pierde un poco la sensación de que cualquier cosa puede pasar en cualquier momento, ese deambular por un espacio que se ve inmenso, con actividades que se sientes infinitas. A ello contribuye el cambio en la música, protagonista, sí, pero que no llega a la gran y misteriosa partitura de Martin O´Donnell (sin ser ni mucho menos mala esta nueva, pero es que el “Main Theme” de la anterior parte, o sus coros, era insuperable) y el diseño de fases no es tampoco el no va más (básicamente avanzar venciendo oleadas de enemigos hasta un jefe final poderoso u oleada). No obstante, ya decimos, la cantidad de actividades que hacer, la subida de niveles y el viciante “loot” de armas, así como el Crisol (con sus modos y su duración infinita) o la incursión Leviatán, aire fresco, compensan. Eso sí, y como le pasó en su anterior parte, en apenas meses desde su lanzamiento ya hay 3-4 expansiones, lo cual es una locura (venga euros y euros de costo extra al juego base). ¿No hubiera tenido más sentido que, después de la gran actualización de su primera parte, Destiny 2.0, hubieran ido ampliando con campañas, planetas y modos de juego para hacer un verdadero y gigantesco universo para que la comunidad juegue e interactúe en vez de esto? En fin, es Activision, que tiene de bueno que te trae el juego a todas las plataformas, en español, con servicio de calidad, etc., pero que también tiene de malo que son unos sacacuartos.

Y poco más. Nos recuerda a Left4Dead 2, es decir, un gran juego, pero innecesario. Por tanto, si no jugaste la primera entrega, lánzate de cabeza, vas a flipar. Pero si la tuviste e incluso ampliaste con expansiones, tenemos nuestras dudas.

Destiny 2_20180630173017

Destiny 2_20180630173408

Destiny 2_20180630174005

Destiny 2_20180630174509

Destiny 2_20180701090343

Destiny 2_20180701090826

Destiny 2_20180709091826

Destiny 2_20180710091004

Destiny 2_20180712092958

Destiny 2_20180712180254

Destiny 2_20180713094857

Destiny 2_20180713095513

Destiny 2_20180715161745

Destiny 2_20180717181315

Destiny 2_20180717181654

EJEMPLO DE GAMEPLAY

Anuncios

0 Responses to “You aaaare my Deeesstinyyy (again)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: