Un nuevo origen

Después de dos años sin hablaros de un AC, ahora resulta que los pesados de frikadasmil van y os hablan de otro, como si no tuviéramos ya bastante hablados en el blog. Y además, con el calorazo de Egipto en verano. Oye, ¿por qué no habéis hablado de ello antes? No es nuestra culpa, es que los chicos de Ubisoft no lanzaron ningún Assassin´s Creed el año pasado. ¿Y cómo está este Assassin´s Creed: Origins? ¿Merece la pena la espera? Vamos a ver si podemos explicarlo.

Efectivamente, tras el gran, para nosotros, Unity, llego el bajón con Syndicate. Que no era malo, pero es que ni siquiera sacó pasiones como otros, fue anodino en cierto modo, olvidable (a pesar de buenas ideas como el doble protagonista). Desde que la numeración desapareció parece que Ubisoft no avanzaba ni jugable ni argumentalmente. Se dieron un respiro de dos años y tenemos una cierta desazón. Sí, desazón. Porque resulta que el juego está a años luz de Syndicate, ya que este nuevo juego es inmenso, largo, gráficamente muy bueno (no tanto como Unity en ciertas cosas, pero mucho más amplio de mapeado) y con ese encanto especial del Mundo Antiguo que, si recordáis en un pontificando que hicimos en nuestro blog, criticamos como una época que debería tratarse en la saga. Pero por otro lado, la historia no avanza, es un puñetero bucle temporal, y además se le nota descarado que se han basado en The Witcher y otros juegos, y ya podemos hablar, más que de infiltración, de Rol. Sigue siendo AC, y es reconocible, pero hay algo que no es de la saga y, al principio del juego al menos, choca.

La historia sigue al medjay de Bayek, una especie de guardián de la población de Egipto. Un día le matan a su hijo y se desata el follón. Por tanto, estamos ante una historia típica-tópica de venganza. Lo mejor por tanto no es el argumento del juego sino su historia: nos vemos anclados en medio de todo el meollo del Egipto Ptolemaico. Por un lado, Cleopatra, y por otro su hermano Ptolomeo XIII que, según ella, le usurpa el trono (y que es a su vez su esposo, pillines de Ubisoft, que lo habéis obviado, ¿no?). Por si no fuera poco, las guerras entre Pompeyo y Julio César han traído a los romanos hasta aquí, ahora como aliados pero quién sabe en el futuro, y ni ellos ni Cleopatra van a dudar en usarse mutuamente para sus propósitos.  Estamos, pues, en el I a. C., y el Egipto no es el Egipto faraónico sino el helenístico de la Época Baja (por cierto, esta denominación, a. C., no existe para los chicos de Ubisoft que, cogiéndosela con papel de fumar, escriben a. e. c., en una gilipollez típica de estos tiempos). No obstante, la historia no arranca y, sea dicho de paso, sigue careciendo de interés (las partes del futuro son un chiste). Que estemos viviendo el fin de los faraones de Egipto, el fin de la República romana o el inicio de los Assassin´s y, sin embargo, nos importe un pepino, tiene delito. En fin.

Y como es el Egipto helenístico, es un Egipto helenizado. Así, se contrastan las pirámides y los poblados dispersos junto con ciudades con trazado hipodámico, con esculturas y templos clásicos, etc. Está muy bien conseguida la sensación de pasar a diferentes espacios dentro de Egipto, en lo que sin duda es lo mejor del juego, su diseño artístico y ambientación, que es lo mínimo que le pedimos siempre a la saga. Eso sí, a pesar de la precisión, incluyendo el color en los templos o las pirámides (muy documentado), en las esculturas es cuanto tanto cuestionable (no las egipcias sino las griegas o romanas). Pero bueno, son cositas de tiquis miquis, pues el trabajo es genial en este aspecto. A ello le acompañan enormes desiertos, bosques, ríos, cuevas, cañones y fauna/flora muy variada que, ciertamente, apabulla la primera vez (el mapa de los anteriores juegos de la saga no decimos que quepan en este mapa, pero casi, lo cual os da una idea del impresionante tamaño).

Jugablemente, podéis estar tranquilos, es un AC: infiltración, esconderse y atacar, saltos desde lo alto, combates por doquier, saltos de fe, escalada y sincronizaciones, visita de monumentos históricos, uso de dardos, etc., etc. Pero por otro lado, su parte más criticada, el combate, ha sido modificado para crear una especie de híbrido AC+The Witcher+Dark Souls. Así, con un botón enganchamos a nuestro enemigo, rodamos a su alrededor, cambiamos de armas, nos revientan si son más de dos, nos protegemos con el escudo (que ahora tenemos), cambiamos de armas pesadas-ligeras, de arco, etc. A todo eso se suma Rol puro y duro, incluyendo zonas con enemigos con niveles, subidas de nivel con puntos de experiencia, mejoras de equipo mediante creación y compra-venta (dividida en colores como en Diablo o Destiny), jefes finales, ataques especiales con árbol de progreso, entre otro muchos detallitos más como estos. Como veis, y no queremos que os llevéis a desengaño, ya no es un juego de acción e infiltración, que la tiene, sino que si ahora pertenece a un género es al del Rol.  Hay cosas buenas, como multitud de secundarias que no son de chico de los recados, poder jugar con nuestra esposa Aya e, incluso, aunque no es ninguna novedad, fases de combates de barcos y arenas de lucha de muneras. Como veis, más completo imposible. Es, ciertamente, casi infinito (búsqueda de pirámides, caza, papiros, equipo…).

No obstante todos estos cambios, sigue con los mismos errores: IA sospechosas (ese caballo de los huevos), el casi no avanzar la historia, casi sin sub historia del futuro, personajes algunos sin personalidad, combate cambiado para acabar teniendo defectos… A estos errores, por cierto, se le añade un detalle que nos ha tocado las pelotas: las flechas. Todo Dios lleva flechas en el juego y son como máquinas de disparar desde todas las posiciones. Ríete de los de las flechas de Dark Souls. Son una excusa barata para reventarte si te metes con tipos que tienen más nivel que tú (más o menos como pasaba en The Division, pero con pistolas).

Gráficamente como decimos está muy bien. Especialmente (y tras su diseño artístico) la reproducción de obras de arte (espectacular subir a lo alto de las pirámides o la esfinge) y la iluminación, que destaca en amaneceres y atardeceres, con reflejos en un agua muy bien conseguida y otras virguerías. En nuestra opinión, el número uno sigue siendo el Unity en este aspecto, pero este mapeado es más grande y luce muy bien, desde bosques a ciudades, villas o templos (eso sí, olvidad las masificaciones de París, aquí hay tres gatos y una bajada de velocidad del personaje cuando corre por zonas habitadas muy sospechosa).  Hay un poco de popping, pero nada que llame la atención. El problemón son las cargas, un tanto eternas. Quizá es que somos impacientes, que puede ser, pero es que pueden llegar a desesperar.

Y nada más. Como siempre, salen tropecientas versiones para PC, Xbox, Ps4, etc., con ediciones normales, digitales, especiales… Recomendable totalmente, un gran juego, un gran AC, que es cierto que con cosas por pulir todavía, pero que le perdonamos por su gran esfuerzo general, con sensación de trabajado y con muchas horas de duración, exploración y descubrimientos. Si tienes 45€ no lo dudes, tendrás horas y horas de juego, no digamos ya con las expansiones o versión Juego del año cuando salga.

Assassin’s Creed® Origins_20180702095026

Assassin’s Creed® Origins_20180619095641

Assassin’s Creed® Origins_20180617093509

Assassin’s Creed® Origins_20180616101152

Assassin’s Creed® Origins_20180613094411

Assassin’s Creed® Origins_20180611100315

Assassin’s Creed® Origins

Assassin’s Creed® Origins_20180528095209

Assassin’s Creed® Origins_20180527094914

Assassin’s Creed® Origins_20180517094510

EJEMPLO DE GAMEPLAY

 

0 Responses to “Un nuevo origen”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: