De profesión, detective privado

Y ahora, una serie japonesa. Sí, pero no de animación, sino de imagen real. En esta ocasión una pareja de detectives, o más bien detective y ayudante, que no os podéis perder. El nombre es Watashi no Kirai na Tantei y las risas, el misterio y el surrealismo están garantizados a partes iguales. Pasad y leed si queréis conocer más de una serie imperdible.

Efectivamente, no es la primera vez que os recomendamos series de imagen real, y mucho menos detectivescas. Ya hablamos de la genial Shinzanmono, de la divertida Toshi densetsu no onna (tanto su primera temporada como su segunda hay que ver) y Atami No Sousakan, una serie con extrañezas al estilo Twin Peaks muy, muy buena. Pues bien, digamos que esta Watashi no Kirai na Tantei es una mezcla entre el protagonista de Shinzanmono, el cachondeo de Toshi densetsu no onna y las peliagudas situaciones (o eso parece al menos al principio de los casos) de Atami No Sousakan, incluyendo las localizaciones en un pueblo desconocido y estrambótico (aunque este pueblo es un señor pueblo, ¿eh?, que más parece ciudad).

La serie la protagonizan el detective privado Ukai y la dicharachera estudiante y dueña del piso de alquiler del detective, Akemi. Esta chica, estudiante, rica y fundadora del club de estudiantes universitario de fans de los misterios, decide acompañar al detective por todos sus casos, muchas veces obligándole (el detective es un pesetero de padre y muy señor mío). Y decimos obligándole porque el detective prefiere, al contrario que los detectives peliculeros, los casos de búsqueda de mascotas y divorcios, pues son los más lucrativos, pero Akemi siempre lo llevará por la senda de los asesinatos.

El protagonista lo interpreta el actor Hiroshi Tamaki, que ha interpretado en films como MW, la adaptación del gran manga de Osamu Tezuka en Live action y Water Boys (de Shinobu Yaguchi, el director de la estupenda Swing Girls). Entre otras muchas series y películas. Ella lo interpreta Ayame Gôriki, también de muchas series y películas (entre ellas muchos Live también, como el del manga Black Butler de Yana Toboso). Hay muchos más secundarios, pero tampoco vamos a hacer aquí una lista interminable.

Así, a lo largo de los 8 capítulos, viviremos casos y explicaciones surrealistas, aunque, no os confundáis, algunos casos son bastante ingeniosos y están bastante bien resueltos.  Aunque no se llega a romper la cuartad dimensión, hay continuos guiños a otras series, narraciones de la situación… No queremos destriparos muchos, así que tampoco vamos a enrollarnos más.

Como siempre en las series japonesas, tendremos todos trufado de humor, situaciones chocantes (nosotros los occidentales tenemos que parecerles raros a ellos, no decimos que no, que de todo hay, pero lo de Japón se lleva la palma, qué queréis que os digamos), así como una gran factura (no deja de sorprender el altísimo nivel de vida del que disfrutan, con calles y tiendas amplias y limpias).

La recomendamos plenamente. Un buen rato sin duda, con interpretaciones humorísticas pero acertadas y sobre todo un gran sentido del humor y del montaje.

0 Responses to “De profesión, detective privado”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .




Categorías


A %d blogueros les gusta esto: