Otro Tales y que no pare

Otro año… otro juego de la saga Tales of, en concreto Tales of Berseria. Con este, en los últimos 5 años de blog, ya llevamos cinco, lo que demuestra que esta saga está muy viva. Y eso que no contamos los que salen para otras plataformas y que no pudimos jugar, por distintas circunstancias, como Tales of Xillia 2, que si no…  Como siempre, ya sabéis: muchos personajes, humor, excelentes escenas anime, duración estratosférica y combates en tiempo real serán los ingredientes principales. ¡Y en español!

Pues sí: Tales of Vesperia fue el primero comentado en el blog para Xbox 360 en exclusiva, en los buenos tiempos de esta consola; después Tales of Graces f para Playstation 3, basado en el que salió para Wii; Tales of Xillia, también para Playstation 3, que, como hemos dicho, no jugamos a su continuación; el año pasado Tales of Zesteria para Playstation 4 y ahora, por fin, Tales of Besteria, también para Playstation 4, el decimosexto de la saga. En este blog, además, jugamos para Gamecube hace mucho tiempo al Tales of Symphonia, por lo que, como veis, es una saga que nos viene de lejos.

La historia gira en torno a Velvet, muchacha pizpireta al principio pero que, tras una serie de circunstancias, se verá obligada a la venganza, transformada en una daemon. Porque los daemon son los “protagonistas” de esta historia, humanos que dejan su condición de tal y pasan a ser monstruos por una extraña maldición. También existen los malakhim, seres mágicos controlados por la casta sacerdotal de los exorcistas, que luchan contra los daemon. Por tanto, y esto es lo original, somos los malos de la historia, pero que después se mostrará que somos los buenos (porque los exorcistas no son trigo limpio, aunque el grupito será de norma general un grupo de mamoncetes), en el giro típico de los juegos de Rol nipones: primero una historia, digamos, local, que después se vuelve épica. Como curiosidad decir que el juego es el primero de la saga que se ambienta en otro de la saga sin ser una continuación ni un spin-off ni nada de eso, en concreto varios años antes de los acontecimientos de Tales of Zestiria. No obstante, quedáis advertidos: solos los más acérrimos fans se darán cuenta de estos “guiños”.

Esta historia, como también es típico de la saga, se cuenta a través de videos anime que, como en el anterior juego que salió para Playstation 4, son en alta definición y de gran calidad, indistinguibles de películas de animación comerciales niponas. También, otro rasgo típico de la saga, es que hay muchas escenas conversacionales a través de imágenes fijas que van cambiando y que surgen según las circunstancias, sin duda lo mejor del juego, llenas de detalles sobre los protagonistas y, sobre todo, de humor, principalmente el protagonizado por Magilou, un personaje de los más surrealista, o su malakhim, Bienfu, un caradura que le va a la saga a su “ama”.

Jugable y audiovisualmente no hay grandes cambios, por lo que todos los fans saben lo que van a encontrarse: mazmorras con ciudades y zonas abiertas, no muy complicadas ni laberínticas, junto con combates en los que la pantalla se parte, con enemigos que pululan por el escenario y pueden ser esquivados (en el anterior juego de la saga esto no era así), muy guiado todo y con lucha en tiempo real mediante combos (el triángulo hace algo, el círculo otra cosa, juntos hacen un tercero, etcétera). También, como viene siendo habitual, tenemos una barra que esta vez son esferas azules, las cuales permiten hacer las magias y los combos más poderosos: partimos con un número de entre 3-5 bolas, las cuales se agotan al defendernos o hacer magias/combos. Habrá que esperar un tiempo a que se rellenen, o hacer una cadena (si hacemos daño al enemigo con su elemento más vulnerable, quedará inconsciente y se nos rellenan las bolas). Si tenemos al menos tres podremos desatar el brazo demoníaco de la protagonista (y las habilidades de otros personajes según el que controlemos), imprescindible por sus combos, fuerza, así como otro medidor nos permite desatar un ataque especial y demoledor. El juego no es muy difícil en normal, a veces un paseo que termina siendo un machaca botones, pero en dificultad difícil toda esta estrategia brilla con luz propia, complicándolo todo.

Gráficamente el juego cumple, sin más, pues seguramente el que también se haya versionado una versión para Playstation 3 (y, por tanto, para que no se “separe” mucho de su hermana), hace que los gráficos estén con pocas texturas, iluminación, etc. Todavía no ha llegado el gran Tales of gráficamente hablando de la generación. Porque aunque de estilo anime, se puede pedir más, aunque no sea algo que preocupe principalmente, pues lo deja todo en manos de su fantástica jugabilidad y carisma de sus personajes. Y mucho colorido y localizaciones.

En cuanto a sonido es otro cantar: doblajes excelentes (o inglés o japonés), así como una música a la altura, a menor nivel que su anterior entrega, pero de nuevo pieza clave del juego. En este apartado sigue estando muy cuidada esta saga y nada que reprochar (pues se puede escoger el japonés, que a los más frikis es lo que nos interesa). Por otro lado, subtitulado, como ya hemos dicho, en español, buena costumbre.

En fin, un juego de más de 40 horas, con multitud de secretos y objetos que coleccionar, con cosas que hacer post-ending y bien envuelto, cuidado, en español y barato. ¿Qué más queréis?

 

 

Anuncios

0 Responses to “Otro Tales y que no pare”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.





A %d blogueros les gusta esto: