Lucha en el Japón infernal

Tras el gran Horizon: Zero Dawn, llega otro exclusivo de SONY (que está que lo peta, para desgracia de los que somos admiradores de las consolas de Microsoft, por lo menos hasta que reviva con Scorpio, perdón, Xbox One X). Y como parece que somos masocas, toca ahora este Nioh, juego reciente de Team Ninja, los creadores de los modernos juegos de la saga Ninja Gaiden, con lo que eso significa. Si a eso añadimos que se han… “inspirado” en la saga Souls, el interés está servido. ¿Será este el Souls de samuráis que nos prometieron?

Efectivamente, tras este juego está Team Ninja, que nos dieron Ninja Gaiden para Xbox, Ninja Gaiden Black para Ps3 y su segunda parte para 360 y Ps3 (bueno, y Dead or Alive con las tetudas). Después vino Ninja Gaiden 3, sin su creador detrás (Itagaki, que abandonó Tecmo), un juego de acción pasable pero que como Ninja Gaiden era un insulto casual del calibre 1000. La dificultad no estaba de moda y decidieron, pues, poner un juego fácil, guiado y lleno de QTEs (además que las japonesadas estaban en caída libre).

Pero he aquí que los juegos japoneses y difíciles de la saga Souls se han vendido como la espuma después de estar de capa caída, con otros que copiaban el sistema como Lords of the Fallen o el reciente The Surge. Y claro, los primigenios creadores japoneses de juegos más difíciles que cagar hacia arriba se dijeron: «¿por qué nosotros no?»

La primera demo que mostraron, que los que aquí escribimos probamos, tenemos que decir que nos decepcionó. Apenas la pusimos un rato, es cierto, pero eran unos gráficos truños con un sistema copiado de la saga Souls (o de lo peor de la saga Souls, esto es, enemigos que te vencían de un golpe. Es decir, que no habían entendido nada).

Pero algunos vieron unas virtudes ocultas que, con el paso del tiempo, puliéndose cada mes de su largo desarrollo y en cada demo, han ido mostrando el valor real del juego y, por qué no, su entronque con la saga Ninja Gaiden y su sistema de juego.

En este juego encarnamos no a un japonés sino a un inglés, William, con su característico pelo blanco y su barbita a lo The Witcher (Beckam: ¿eres tú?). Desde Londres terminaremos llegando a Japón en pleno siglo XVII para impedir que unos malvados (que dicen que con ese poder vencieron a la Armada Invencible española, ¡hijos de puta! xD) se aprovechen de la guerra civil japonesa para hacerse con el resto de dicho poder demoníaco (por cierto, al año siguiente debió de tener ese poder la Armada española porque La Invencible Inglesa o Contraarmada, como la queráis llamar, se comió un mojón contra España. Pero claro, a los ingleses nunca les gusta publicitar sus cagadas, cerramos paréntesis patriótico).

Esto, como comprenderéis, aunque se intenta que esté mejor narrado que en la saga Souls, no es muy interesante, la verdad. Es preferible mil veces la historia los juegos de From Software que esta, por mucho video y personajes que tenga (en plan Ninja Gaiden, ojo, que tampoco era la gran cosa). Y es que no es lo mismo un buen guión que una buena historia, como ya os dijimos en un post anterior de “reflexión” a propósito de la saga Souls. Aun así, está muy bien ver una narrativa, con personajes secundarios que entran y salen, desarrollo de la historia e incluso momentos típicos de los juegos de rol por turno, mapita incluido.

La jugabilidad, por tanto, centra todo el interés del juego. No os confundáis con la misión tutorial, que tiene poca dificultad, pocos caminos, pocos diseños, pocos ataques… el juego conforme avanza mejora, y mucho. Es cierto que los tutoriales de From Software son la polla en vinagre y por eso este nos puede parecer poca cosa, puede ser, pero ya decimos que no hace verdadera justicia al resto del juego, muy profundo y muy complejo.

El sistema de combate se basa en el mismo que en la saga Souls, no vamos a hacer hincapié en él. Así, de hecho, te puedes pasar el juego: hachas, espadas, magia (que aquí también incluye cosas ninjas y un ataque-invocación típico de la saga Ninja Gaiden), mejora de armas, armaduras (que incluyen la novedad de que si las usamos mucho mejoran por “afinidad”), etcétera… como el Souls, vamos. Lo único es que no hay nexo sino un mapa y podemos hacer misiones secundarias (que son en el mismo escenario cambiando la noche por el día, empezando por el final en vez de por el inicio, por ejemplo, y con un jefe al final que es un enemigo común con un poco más de barra y fuerza), para conseguir objetos y experiencia de forma más “amena” que farmeando, ayudas (con kodamas que hay que encontrar por el escenario) y misiones del ocaso, de gran nivel y que te revientan.

Sin embargo, dicho lo cual, está el giro de los juegos de acción Ninja Gaiden + Diablo.

Lo de Diablo os ha podido sorprender, pero es que el juego se basa mucho en el dropeo de armas, armaduras y objetos con colores según sean comunes o únicos. En el herrero, además, se pueden desmontar o fusionar para hacer más equipo.

Lo de Ninja Gaiden, aparte de lo ya dicho más arriba, se basa en que tenemos unos puntos de habilidad que podemos repartir por las categorías de armas. Con eso aprenderemos combos poderosos basados en combinaciones de teclas (recordad las virguerías que hacían los hardcores en los Ninja Gaiden… o en juegos tipo Devil May Cry o Bayonetta). Además, tenemos cuatro posturas: ataque alto, medio, bajo y reposo, que hace que las armas ataquen de forma distinta, hagan más daño, sean más rápidas, defienda mejor/peor… Como en el juego nos enfrentamos a yokai o espíritus (que tienen un “halo” que perjudica nuestra recuperación de ki o estamina), si pulsamos R1 en el momento justo purificaremos la zona y obtendremos mejoras (que pueden ser más estamina, cambio automático de postura media a alta para dar una última hostia de campeonato o al revés, es decir, de alta a baja para defendernos mejor, etcétera. Es decir, no se trata únicamente de reproducir la “sed de sangre” de Bloodborne). Además, y como en el juego del ninja, tenemos magia, en este caso guardianes que nos irán acompañando y que nos permiten unos segundos de respiro, al igual que otras virtudes de la magia. Ya os decimos, el espíritu Team Ninja está presente.

Así que sí, podemos pasarnos el juego como en Souls, pero imaginaros las posibilidades: postura media-ataque combo-R1 y cambio automático a alta-otro combo-R1 de nuevo y cambio de efecto, combinaciones al estilo juegos de acción, magias por doquier… Casi infinito. Probadlo y veréis (aunque el jugo se saca conforme avance el juego, claro). Es difícil el juego, como os imagináis, pero si venís de los juegos de From Software o de Team Ninja, para nada imposible, que estamos acostumbrados en esta época videojueguil a que algo si no es fácil es igual a imposible, y no es así. Se trata, simple y llanamente, de jugarlo y trabajarlo. De que nuestro dinero parezca bien gastado.

Gráficamente tiene algún que otro buen momento, sobre todo de iluminación, y personajes principales de la historia y jefes bien modelados. Lo mejor, sin duda, su diseño artístico, que “huele” a Team Ninja por doquier, con ese aire oscuro y duro típico de sus juegos de acción. Pero más allá de esto, este apartado, el gráfico, es sin duda uno de sus puntos débiles. No podemos exigir a TECMO lo mismo que a un SONY, eso es entendible, pero es que hay caída de frames hasta en algunos videos. Es cierto que, durante el juego, y excepto con personajes que están muy a la distancia, se mantiene rápido, que es lo que conviene a este tipo de juegos, pero no podemos más que señalar que su aspecto general es de Playstation 3 o, mejor dicho, 3.5.

En cuanto al sonido, destacar los golpes, sonidos, etc., es una tontería porque son los básicos en este tipo de juegos que, muchas veces, parecen extraídos del mismo banco de sonidos, pero sí vamos a destacar la banda sonora. La saga Souls tiene una gran banda sonora, a pesar de no tener un tema principal para tararear, pero este Nioh no está cojo en este apartado precisamente. El compositor es Yûgo Kanno, un experto en música anime (por ejemplo, el famoso Psycho-Pass, entre muchos otros), música que a veces es un mero apoyo pero que otras muestra muy buenas melodías, como en escenas y pantallas de transición. Buen apartado.

En cuanto al online y sus primeras ampliaciones, no hemos podido probarlo, pero no difiere mucho de los Souls: invocaciones para que te ayuden básicamente (las invasiones aquí es si tú quieres, están desperdigadas por el escenario). Eso so sí, la barra de vida de los jefes aumenta y compartimos vida…

Por tanto, y ya para terminar, decir que no, no era un juego-copia de From Software. Por supuesto que lo tiene presente, y bebe mucho de él (hasta ciertas animaciones, situaciones y momentos), pero sorprendentemente su referencia es Ninja Gaiden. Y decimos sorprendentemente no porque no merezca ese juego ser referencia, sino porque han podido desarrollar un juego adaptándose al usuario pero sin olvidar el sello de su estudio. Si Lords of the Fallen aportaba la “acumulación”, este aporta la magnífica galería de ataques y técnicas de los Ninja Gaiden contemporáneos (no así la parte más “platafomera”, que la tenía), sin olvidar un toque a Diablo bien curioso. Bien por Team Ninja.

Así que la conclusión es fácil: si os gustan los Souls, compradlo, si os gustan los Ninja Gaiden o los juegos de acción, compradlo. En definitiva: compradlo. Creemos que contra más tiempo pase más va a mejorar todavía más, es de este tipo de juegos. Largo (con DLCs y descargas ya salidas o en camino), divertido, exitoso (ya es casi un million seller), rejugable y trabajado.

Nioh_20170605174114

Nioh_20170606175501

Nioh_20170609091218

Nioh_20170609093700

Nioh_20170609174115

Nioh_20170611095525

Nioh_20170612171623

Nioh_20170612172230

EJEMPLO DE GAMEPLAY

Anuncios

0 Responses to “Lucha en el Japón infernal”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: