Secundaria al poder

Hace casi 12 meses justos, y no lo hemos hecho adrede, os hablábamos de dos grandes cómics de Hulk, uno de los personajes icónicos de Marvel. Pues bien, ahora os hablamos de su prima, aunque suene a cachondeo, en la mejor etapa de la gigante verde: La sensacional Hulka, de John Byrne. Cómic que nos recuerda que, esto del cómic americano de superhéroes, es más sencillo (y divertido) de lo que pensábamos.

Sí, porque el cómic de superhéroes americano, pensado para el público juvenil, para reír, para divertirnos, para ver grandes ilustraciones y exageradas y grandilocuentes líneas de diálogo (con no menos exageradas y grandilocuentes historias imposibles), con buenos muy buenos y malos muy malos, ha casi desaparecido. La posmodernidad ha llegado para quedarse. Por supuesto que esos cómics son también bienvenidos pero, ¿y qué pasa con el estilo clásico? ¿Por qué ahora los superhéroes no ríen o siempre se pelean entre ellos? ¿Por qué ya no hay malos que quieran conquistar el mundo?

Este cómic del que os hablamos es recién salido del horno de las novedades “comiqueras” de todos los meses e incluye toda la etapa de John Byrne, dibujante y guionista conocido sobre todo por su larguísima etapa en otra saga de la Casa de las Ideas: Los 4 fantásticos. Hay que recordar que Hulka (She-Hulk en inglés), es una creación de, palabras mayores, Stan Lee. En esa primera etapa conocimos a la prima abogada de Bruce Banner (Hulk), quien, tras ver un accidente de su prima, tiene que hacerle una transfusión sanguínea, infectándola como él de la maldición del gigante esmeralda. La serie terminó suspendida, pero John Byrne recuperó a Hulka como uno de los miembros temporales de los citados fantásticos, por lo que se hizo con una serie regular, como hemos dicho en la introducción, de una forma harta original y que la lanzó como una estrella del universo Marvel.

Una mujer de dos metros, divertida, sexy, “devorahombres”, que dice las cosas a la cara, sofisticada al vestir (con juegos erótico festivos con John Byrne en líneas de diálogo memorables)… Sí, amigos, una mujer de fines de los 80 principios de los 90 total, porque Hulka nunca ha perdido su humanidad, su raciocinio, a diferencia del borrico de su primo. Y es que es en la enorme personalidad de Hulka, donde para nada es un personaje secundario o despreciable, donde radica la clave del éxito. Esto, unido a una narrativa maestra, hacen el resto. Sí, porque Byrne rompe continuamente la cuarta dimensión. Si dibuja un bikini a Hulka, esta se queja mirando “a cámara”, y John Byrne debe responder. Ella hace referencias al guión,  a otras historias, se queja del entintado o del color (con apariciones de la editora o de otros hombres Marvel en caricatura), e incluso otros juegos (Hulka tiene prisa y decide ir directamente de una viñeta a otra, atravesándola, o rompiéndola…). Un ejemplo, novedoso en su momento, original total o casi total, que encandiló y sorprendió, quitándole seriedad al asunto de un personaje surgido para rellenar y que se convierte desde Byrne en uno de los más importantes personajes femeninos del cómic de superhéroes. Todo sin descuidar un dibujo claro, grande, de calidad, con un colorido fantástico y una composición de viñetas y de la acción que sólo un veterano puede hacer. Mención especial merecen los “malos” a los que se enfrenta Hulka. Os parecerán imposibles, un cachondeo, surrealistas… pero resulta que son clásicos enemigos de la época dorada Marvel. Esto es uno de los mejores guiños de su autor, que los recupera a través de la vía del humor y del homenaje-referencias para fans. Y, ojito, con final, sin quedar abierto.

Os recomendamos este cómic, de verdad que sí, pues los cómics clásicos de Marvel recopilados en tocho son lo mejor que te puedes echar a la cara (hay por ahí algún que otro cómic moderno que en guión y dibujo dan asquito. Vamos a dejarlo ahí).

En cuanto a la edición de Marvel, hay que decir que está dentro de la colección Marvel Héroes en su nº 78, publicado en un ladrillo de 760 páginas que incluye la serie regular y la novela gráfica con la que arrancó todo. El precio, por tanto, es acorde a lo aportado: 45€.

La sensacional Hulka, de John Byrne es un cómic a color con dibujo y guión de varios (Chris Claremont, Alan Davis y varias colaboraciones), pero es fruto principalmente de John Byrne (Inglaterra, 1950), publicado en España por Panini Cómics.

Anuncios

0 Responses to “Secundaria al poder”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: