La confirmación de una gran nueva saga

Hacía ya varias semanas que no actualizábamos con un juego, y qué mejor que Dishonored 2, un juego cuya primera parte ya os comentamos hace ahora 3 años en nuestro blog. Y no era un juego cualquiera, no, lo titulamos “Un clásico moderno” y, además, lo nombramos como uno de los mejores juegos, en nuestra humilde opinión, de la anterior gen. ¿Y esta segunda parte, qué? Pues te lo contamos ahora si te parece bien.

En este generación, que parecía que iba a ser la del steampunk (Bloodborne, The Order: 1886 e incluso Assassin´s Creed: Syndicate) como la anterior fue la de los zombis, no ha sido tal. Ha quedado la cosa un poco bluf en cuanto a cantidad de títulos, con calidades que iban de cal y arena. Por eso, es buena noticia que la continuación de una indiscutible obra maestra del género como Dishonored tuviera continuación. Grandes críticas y grandes ventas.

Pero antes, el argumento.

Si recordáis, Corvo era el protagonista de la primera parte. Tras vengar a la emperatriz asesinada, rescató a su hija (que es también la suya, en un giro digno de culebrón venezolano) y la devolvió al trono. Pues bien, el juego se ambienta en el mismo mundo, el reino de Durnwall (que recuerda al Imperio Británico en algunas cosas), pero 15 años después, con la niña, Emily, como emperatriz, y Corvo como entrenador y protector. Lo que ocurre es que, tras una serie de hechos que no vamos a explicar, Emily o Corvo (según escojamos en un momento dado), tendrán que recuperar el trono arrebatado de Durnwall, y lo haremos a través de una nueva localización, Karnaca, la joya del sur del reino.

Este argumento condiciona por tanto la jugabilidad: si elegimos a Corvo tendremos los poderes de la primera parte y algo de mejor tino en la lucha cuerpo a cuerpo; si elegimos a Emily, mejores habilidades de infiltración y una habilidad de salto ciertamente buena. No obstante, más allá de sus poderes específicos, ciertas líneas de diálogo, etcétera, la historia se desarrollará de forma parecida, esto es: infiltrarnos para conseguir los objetivos, con escenarios entre ellos, con secundarias y misiones optativas, más de una forma de solucionar los problemas y encarar las situaciones, tomar decisiones que afectan al final, búsqueda de runas para desarrollar nuestro árbol de habilidades (vida, ataque, compra de nuevos poderes, etcétera). Para más información, os recomendaos leer sobre la primera parte. Este apartado, el jugable, es el más sorprendente, con una sensación de posibilidades apabullante y una sensación de libertad increíble potenciada con respecto a su primera parte.

A diferencia de Dishonored, esta continuación tiene escenarios más grandes, con más posibilidades de decisiones y exploración. No obstante, comparte con el anterior la división del juego en capítulos y zonas, con una especie de nexo central desde el que desarrollamos las misiones (ahora un barco ballenero, en la parte anterior un pub). Son negativas estas largas cargas.

No hay en ningún momento la sensación que se tuvo con Fallout 4: que sí, que estaba muy bien pero que era todo como un “esto me suena”. No, aquí sorprendentemente no. Sonic The Hedgeogh y Sonic The Hedgeogh 2, Mario Bros y Mario Bros 2, de un Mortal Kombat a otro… sí, todos estos juegos repiten mecánica, pues son continuaciones de éxito de una saga y, no obstante, parecen nuevos, originales, aún más divertidos o causan la misma gran sensación que el anterior. Pero otras veces, caso de Fallout 4 o de otros así (Fable 3), la sensación es diferente, aun a pesar de disfrutar y mucho con ellos. Por tanto existen las continuaciones frescas y las continuaciones buenas pero insípidas. No sé si nos explicamos. Dishonored 2 forma parte de la primera y feliz categoría de continuación exitosa, no de la segunda. Del más y mejor de toda la vida, del disfrutar como si fuera la primera vez sin sensación de deja vú.

Gráficamente convence y mucho. Si entras despistado puedes pensar que es como su primera entrega. Error. Eso se debe a su maravilloso diseño artístico (con esos personajes tan peculiares) y su ambientación de inmersión (ahora no tan industrial y fría sino más cálida, más tropical por la nueva localización), puesto que el apartado ha subido, lógicamente, un plus, sobre todo (como casi en toda la generación), la estabilidad y la iluminación, así como partículas y efectos. El primero era un juego humilde, este tiene presupuesto y promoción triple A. No obstante, no está libre de cierto (aunque desapercibido) popping. Pero como decimos, lo mejor es su ambientación, con ambiente steampunk, legajos que leer, escritorios con cacharros, habitaciones con objetos, arquitectura imposible, etc., etc. Si en la primera parte estaba algo limitado porque era un motor remozado por Arkane Studios, en este es una variante propia del motor de ID Software, por lo que hay margen de mejora, y se nota ese dicho plus de calidad extra (el agua es genial o la primera vez que llegamos a Karnaca).

En cuanto a la música, como en la primera parte, no hay un tema central que destaque, sino mero acompañamiento basado en violines y melodías tristes o de época de los gramófonos. El sonido ambiente, por el contrario, es completísimo, y con un equipo bueno o con cascos noS damos cuenta de los ruidos, las reverberaciones, los pájaros que trinan, el viento, un barco que suena al fondo… Aquí en España viene doblado y traducido al español, como su primera parte, siendo que en inglés, como nosotros lo estamos jugando, raya a gran altura, cosa que a nadie extraña estando Bethesda detrás del juego.

Por tanto, y para terminar, decimos que lo recomendamos de todas, todas. Ahora se puede conseguir en grandes superficies por unos 39,90€, precio más que justo para un juego no difícil pero sí exigente, rejugable y largo (entre 12-20 si haces las secundarias, que están perfectamente integradas en el desarrollo). Si Yakuza 0 ha sido uno de los mejores de la generación, casi de seguido otro de los mejores para nosotros, este Dishonored 2. Con unas ganas locas de probar el siguiente juego de estos creadores: el inminente estreno del reinicio de Prey, aquel juegazo de principios de la generación pasada. ¿Qué más se puede pedir?

Dishonored 2_20170319094925

Dishonored 2_20170319173106

Dishonored 2_20170319173424

Dishonored 2_20170319180319

Dishonored 2_20170320183433

Dishonored 2_20170320184922

Dishonored 2_20170322100311

Dishonored 2_20170322172659

EJEMPLO DE GAMEPLAY:

Anuncios

0 Responses to “La confirmación de una gran nueva saga”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: