La mascota Coloso

tlgSi hay un juego que ha durado más desarrollarlo que un día sin pan, ese juego es este The Last Guardian, exclusivo de Playstation 4. Lejos queda ya ICO o The Shadow of the Colossus, pequeñas joyas, sobre todo el primero por eso del boca a boca, que catapultaron a su creador a la categoría de genio. Puzles, silencio, una extraña conexión entre los juegos en un mundo extraño… ¿Habrá cumplido pues este juego, que se prometía para Playstation 3 y quedó para esta gen, saltando una de por medio sin juegos del Team ICO (ahora genDESIGN)?

Parece mentira, pero en Playstation 2 llegaron a salir dos juegos de esta compañía, dos ni más ni menos, y luego son capaces de tirarse una generación, la anterior, sin ninguno, si exceptuamos los jodidos remastered HD de la anterior y esta generación que suelen oler a cuerno quemado. Como fuere, y ya decimos, el juego ha tenido un largo desarrollo. En este blog, y por lo que hemos leído, lo achacamos a varios problemas: la IA del animal, que tenía que ser lo más pulida posible, la falta de resultados del motor en la pasada gen, el nivel de auto exigencia de un creador, Fumito Ueda, ya tachado de genio (las expectativas, ya se sabe) y, sobre todo, a un pequeño grupo de personas de apenas una veintena. En estos tiempos de odio a las corporaciones, cabe destacar la paciencia continua de SONY en un estudio para que hicieran arte y no cualquier basura. Que habrán tenido presiones para aburrir, seguro, pero todo hay que decirlo, no sólo lo malo. Por tanto, y sin haberlo planeado, hemos hablado de seguido, en cuanto a consolas, en este blog, de Final Fantasy XV y de este The Last Guardian, dos de los mayores ejemplos de retraso de la historia del videojuego (seguramente los que más).

Como en todos los juegos de esta compañía, el argumento es difícil de resumir (esta vez, no obstante, tenemos hasta narrador, todo está más claro que en otros juegos de Fumito Ueda), pero lo intentaremos: encarnamos a un niño que despierta en un sitio extraño, todo él cubierto a su vez de símbolos en su cuerpo. A su lado, una criatura enorme, mitad mitológica mitad mágica, Trico, que está herida. Tras ayudarle, nos seguirá y/o ayudará a escapar de este lugar que parece vacío. No hace falta más, como bien nos demuestran los juegos de From Software una y otra vez.

Esta premisa lleva, ya os lo podéis imaginar, aparejada el continuo intercambio de ayuda entre los dos protagonistas de este minimalista juego. Así, el niño puede escalar lugares, pulsar palancas y llevar unos barriles que hay por ahí repartidos para darle de comer a Trico. Trico por su parte irá destruyendo cosas por el camino, ayudará al niño a llegar a sitios inaccesibles (bien porque nos lleva en su grupa bien porque nos subimos a su lomo dándole ligeras órdenes) y, en fin, haciendo otras cosas que no vamos a decir para no contar demasiado. Por tanto, el juego está dividido en zonas que hay que ir superando mediante pequeños retos y puzles basados en darle al coco, la observación y el plataformeo.

Negativo de su jugabilidad son los controles y la cámara. Los controles, porque nos parecen un poco fuera de lógica (Triángulo para saltar, círculo para agarrarse, por ejemplo, cuando lo más lógico sería X para saltar y R1 para agarrarse), sin que podamos acceder a un menú para personalizar. Lo segundo, la cámara, dinámica (que nos sigue y se posiciona), y que, a veces, te vuelve loco en espacios cerrados, cosa parecida a lo que ocurría en Final Fantasy XV. Hay que decir que en el juego de Square-Enix se hace hincapié en las crónicas sobre su cámara, que no es tan molesta (y además, sólo en sitios cerrados), mientras que la lucha contra la cámara es constante en este juego, con momentos de auténtica frustración. Estas dos cosas, no obstante, no restan porque el juego es pausado, porque si fuera de acción…

Audiovisualmente es un juego de contrastes, pero termina ganando por sus aciertos más que por sus defectos. La animación del niño, claramente hecha a mano, queda lejos de la suavidad de otros juegos, es evidente, pero se compensa con la de Trico, una auténtica virguería a todos los niveles, absolutamente a todos los niveles. El animal, cómo lo diríamos, “respira”: observa, se encarama a los sitios, se despereza, puede ser acariciado, se cabrea, lucha, aprende, se le mueven las plumas con el viento, come, grita, etcétera, todo con una fluidez perfectamente realista. Si el retraso del juego fue debido a su existencia, el tiempo fue bien gastado, no hay lugar a dudas, y no se había visto algo sí en el mundo de los videojuegos desde el anterior intento de este tipo, la genial obra maestra de Peter Molyneux, Black & White. Luego, tenemos una estabilidad de frames muy baja, esa es la verdad, con algunos acabados gráficos no muy buenos, pero que se compensan por nulas cargas, grandes extensiones, excelente iluminación y un apartado artístico magistral, con el característico tono verdoso y gris de Ueda. A todo ello, qué duda cabe, contribuye la diferente música de Takeshi Furukawa, que no es el compositor de siempre de este estudio, y que debuta aquí en el mundo de los videojuegos (antes había compuesto temas para la serie de Star Wars: The Clone Wars), con una música que no desentona con la típica de esta compañía (y que, por cierto, no tiene nada que ver con la que mostraron en el famoso primer tráiler del juego, obra del afamado Newman para Muerte entre las flores de los Coen).

Al igual que en la famosa franquicia de Abe, en este plataformas no se puede morir, y debemos pulsar varias teclas del mando para poder “despertar”. Esto lleva a pensar en una duración corta, algo que es engañoso: el juego del tirón es corto, cinco horas o así, pero eso si conoces las soluciones a los retos o “puzles” y demás escollos de la aventura. Eso sí, se antoja poco rejugable, pero en una primera vuelta puede durar unas 12 horas aproximadamente y los trofeos requieren toda tu atención.

Concluyendo: la misteriosa y atractiva ambientación de los juegos de Fumito Ueda, su particular mundo en definitiva extrañamente conectados con otros juegos suyos, esta mezcla entre la “soledad” (no iba solo, pero entendednos) de ICO con la monstruosidad de The Shadow of the Colossus (aunque iba con su caballo) con el niño protagonista y su mascota gigante, es lo que aquí nos encontraremos. Por tanto, es como el caballo del segundo con las opciones de la niña compañera del primero. Ueda siempre hace el mismo tipo de juego, y no lo decimos como algo negativo, todo lo contrario. Así que, te guste o no el género y su estilo, como poseedor de una Playstation 4, debes probar este exclusivo. Entre otras cosas porque no hay nada parecido en el mercado.

The Last Guardian™_20170108161543

The Last Guardian™_20170108161543

The Last Guardian™_20170108180315

The Last Guardian™_20170108180315

The Last Guardian™_20170108180702

The Last Guardian™_20170108180702

The Last Guardian™_20170108182248

The Last Guardian™_20170108182248

The Last Guardian™_20170107164418

The Last Guardian™_20170107164418

The Last Guardian™_20170107163542

The Last Guardian™_20170107163542

The Last Guardian™_20170107162705

The Last Guardian™_20170107162705

The Last Guardian™_20170109182149

The Last Guardian™_20170109182149

The Last Guardian™_20170109100014

The Last Guardian™_20170109100014

The Last Guardian™_20170107181545

The Last Guardian™_20170107181545

The Last Guardian™_20170107184645

The Last Guardian™_20170107184645

The Last Guardian™_20170108101514

The Last Guardian™_20170108101514

The Last Guardian™_20170108101714

The Last Guardian™_20170108101714

The Last Guardian™_20170108101732

The Last Guardian™_20170108101732

The Last Guardian™_20170108180315

The Last Guardian™_20170108180315

The Last Guardian™_20170108161343

The Last Guardian™_20170108161343

The Last Guardian™_20170108160610

The Last Guardian™_20170108160610

The Last Guardian™_20170108160455

The Last Guardian™_20170108160455

 

The Last Guardian™_20170108160348

The Last Guardian™_20170108160348

EJEMPLO DE GAMEPLAY:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: