Un dios en chándal

690528230_1393524621Como bien sabéis, cada poco tiempo cae por este blog un anime, o serie japonesa, que a ser posible sea corta y que creemos tienen la suficiente calidad para ser vistas. En este caso, una serie reciente, de dos temporadas y varios OVAs pero que, creemos, lo vale: Noragami, la historia de un dios un tanto particular y sus líos.

La serie cuenta la historia de Yato, un dios un tanto excéntrico y de estrafalarias pintas (para ser un dios, claro. Siempre va en chándal, de hecho, lo que da lugar a chanzas), que está intentando ampliar su número de seguidores para conseguir su anhelado templo de rezos. Así, acepta por una moneda las más raras misiones, junto a su “arma”, Shinki, que no es otra cosa que un antiguo humano que le sirve de ataque frente a ciertos monstruos y enemigos del plano divino, los ayakashi (del folclore japonés). En estas se encuentra con Hiyori, una joven estudiante que, sin comerlo ni beberlo (y que tiene la facultad de poder verle), se ve metida en todo el follón y conocerá enemigos, amigos, otros dioses… Es la excusa para ver batallas, situaciones cómicas disparatadas, grandes momentos de acción y conocer el pasado más turbio de lo que parece a primera vista tanto del dios Yato como del resto de dioses.

El estudio es Bones, cuyo primer proyecto junto con Sunrise supuso la creación de la legendaria Cowboy Bebop, pero que después destacó con animes como Wolf´s Rain, Soul Eater, Skull Man, Tokyo Magnytude 8.0 o la frikada Ouran High School Host Club, entre muchas otras en sus apenas quince años, año más año menos, de historia. Por tanto, la calidad audiovisual de la serie está fuera de toda duda, con un acabado digno de una gran producción y no cutreríos de series de segunda (por mucho que después esas series se convirtieran en series de culto). El anime es una anime de acción, pero está salpicado en todos los capítulos de humor a raudales y un desarrollo de todos los personajes bastante bueno. El primer OVA, por ejemplo, es de un humor y un surrealismo digno de Takahashi.

Esta serie en sí está basada en un manga del mismo nombre con guión y dibujo de Adachitoka, serie debut. En España ha sido publicada por Norma Editorial (creemos que no completa) y con adaptación en anime publicada por Selecta Vision a un precio algo caro.

En fin, un anime de un par de temporadas (de doce-trece capítulos cada una) y 2 OVAS finales que os recomendamos, pues se ve de un tirón, es divertido y está muy bien hecho. Una serie que merece la pena si os gusta ese estilo, un tanto Ranma 1/2 un tanto Rurouni Kenshin por momentos, que tan buenos resultados suele dar en el mundo otaku.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: