Bourne Saga Parte II

bourneportadaYa os hablamos en la anterior entrada de la trilogía principal de esta saga, así que ahora vamos a pasar a hablaros de otras dos más un extra. Si aquellas contaban una historia que abarcaba tres partes, aquí veremos un intento de continuar ordeñando la saga, así como la vuelta del protagonista original. Dos películas bien hechas pero lejos de lo que fueron las anteriores. Jason Bourne no estaba muerto, no, que estaba de parranda.

El legado de Bourne (Paul Gilroy, 2012)

the-bourne-legacy-cartelCinco años después, y ante la negativa de Damon de aparecer en la saga sin Greengrass, se le encargó a Gilroy ponerse tras las cámaras y usar la novela publicada recientemente sobre las repercusiones que tuvo el caso Bourne en la CIA… lógicamente sin Bourne.

En esta parte tenemos un nuevo héroe, Aaron Cross (Renner), quien, cuando está finalizando una misión de entrenamiento de un nuevo y revolucionario plan de la CIA (a base de mejoras del organismo tomando pastillas especiales para mejorar), se encuentra con que intentan quitarle de en medio. ¿Por qué? Pues porque el caso Bourne ha puesto el foco en los programas especiales de la CIA y hay que hacer limpieza. Para saber qué ocurre ayudará a la doctor Marta Shearing (Rachel Weisz), quien también es víctima (y verdugo, sin saberlo), del complot.

En esta saga tenemos viejos conocidos y algunos nuevos. Para empezar, la pareja protagonista, la de más edad de la saga –y para los que nos tiene acostumbrados Hollywood (en 2012 él tenía 41 y ella 42)–, interpretados por el californiano Jeremy Renner (famoso por su papel de En tierra hostil y, sobre todo, por ser Ojo de Halcón en Los Vengadores), y la inglesa Rachel Weisz (famosa por la saga de La momia y ganadora del Oscar en 2005 por El jardinero fiel). Junto a ellos salen en pequeños flases David Strathairn, Scott Glenn, Albert Finney y Julia Stiles, entre otros, conocidos de la saga y que la anclan con la anterior. La sorpresa llega en forma de pequeño papel para el guatemalteco Oscar Isaac, el talentoso actor, nuevo Al Pacino en nuestra opinión,  protagonista de joyas para los Coen, para J. J. Abrams en la nueva trilogía Star Wars, Las dos caras de enero, Ex Machina, El año más violento y sobre todo ese papel magistral en la miniserie Show Me a Hero dirigida por Paul Haggis y que debéis ver sí o sí.  Sin embargo, la gran novedad es el simpar Edward Norton, el malo de esta entrega, reconocido intérprete de maravillas como los filmes de culto American History X,  El club de la lucha, o joyas como Birdman, Todos dicen I love you, extrañezas como varias de Wes Craven, La fiesta de las salchichas, El ilusionista o Las dos caras de la verdad, papel con el que debutó en el cine, consiguiendo el aplauso unánime de la crítica nada más comenzar. Y muchas más que nos dejamos en los que con un pequeño papel demuestra su talento. Pero también películas de dudosa terminación, vamos a decirlo así, como Dragón rojo, The Score, El increíble Hulk… Aquí está totalmente desaprovechado, es uno más, y aunque no está desganado tampoco es recordable.

La película no deja nada épico (ni aventurero, dramático, viajero como el Bourne original o romántico), es su principal problema. Dos horas y 18 para dar la sensación de que no ha contado nada, de que es un coito interruptus. Es un thriller aceptable pero insípido y olvidable frente al final explosivo y apoteósico de Tánger de la trilogía original. Por ejemplo, la lucha en el caserón o la carrera de motos en Filipinas quedan como un bluf sin más repercusión. Empiezan bien pero se vienen abajo por falta de fuerza (y son dos momentos buenos), y da la sensación de que con Damon y Liman/Greengrass a los mandos hubiera sido inolvidable. Creemos que pensaban continuarla, pero el que recaudara poco y que Greengrass/Damon regresaran a la saga lo dejó todo en el aire. Es una película de saga.

El Blu-ray es también 1080p/AVC, con una calidad de imagen fuera de toda duda, con colores oscuros profundos, blancos brillantes y tonos de piel excelentes. Las texturas también están bien, sin ruidos extraños ni nada parecido (para algunos expertos donde más problemas hay es en el traje rojo de Renner del principio de la película, pero nosotros no hemos notado nada). El tono, en general, difiere del de la trilogía original, pero guarda coherencia. El sonido es todo un potente DTS-HD Máster Audio 7.1, con calidad prístina en todo los efectos sean estos voces, explosiones o ambientes. Nosotros no tenemos equipo para probarlo, pero dicen los que saben que, puede ser que no sea la mejor película de la saga, pero crea el estándar en este apartado para el futuro.

Jason Bourne (Paul Greengrass, 2016)

jason-bourne-posterLa saga Bourne es bastante regular, y cada escaso tiempo, como en la tradición de las mejores supersagas (James Bond, Star Trek), sale una entrega. Sin embargo, desde que Greengrass y Damon la protagonizaran, son casi diez años. Damon sigue siendo un hombre joven, pues tiene 46 años del siglo XXI, pero claro, comparado con la última entrega donde tenía 37 o en la primera donde tenía 31-32 (dependiendo del rodaje), pues claro, da la sensación de estar ante un veterano. Es decir, si lo hubiéramos visto protagonizar Legacy y después esta, pues es como cuando ves a un amigo o un familiar envejecer poco a poco, el impacto es diferente. Que no decimos que sea como Harrison Ford en la última de Indiana o el contraste que va a tener en la segunda de Blade Runner, esto es, de un hombre en su máxima plenitud a un hombre en su entrada en la vejez, pero llama la atención (y ojito que Matt tiene unos bíceps como dos troncos de árbol).

En esta película, la huída Nicky Parsons (Julia Stiles, que aquí ya parece más mujer y no una niña), encuentra, trabajando como está como una especie de hacker en el extranjero, información sobre el padre de Bourne, lo cual al contárselo a Bourne, hace saltar las alarmas en la CIA, que va otra vez a por él.

Junto a la citada Julia Stiles y Matt Damon, lógicamente, aparecen nuevos rostros como Tommy Lee Jones, que no necesita presentación (que no se muestra desganado, como en Men in Black 3), el francés Vincent Cassel, que tampoco (su rostro es inconfundible, amiguete de Damon que hace las veces de productor y que lo pudimos ver junto a él en la tercera de Ocean), y, como novedad, una de las nuevas estrellas de Hollywood en los próximos años, la sueca Alicia Vikander, de voz grave, ganadora del Oscar por La chica danesa, conocida antes por Ex-Machina, y que este año ya la vemos junto a Fassbender en La luz de los océanos y próximamente hasta en la sopa (como anécdota decir que, cuando veíamos la película, como habíamos jugado hacía poco al videojuego Rise of the Tomb Raider, nos dijimos: “¡coño, parece Lara Croft!”. Pues… efectivamente, será Lara en la próxima película del personaje).

Greengrass co guioniza este guión esta vez, no el típico Gilroy. Hay que decir que, aunque la cuarta entrega sea por momentos fallida, es de la saga Bourne. Aquí también tiene el aura Bourne, pero más inclinada a la acción e incluso se aprecia un Greengrass menos frenético en la cámara, alejado del barroquismo de la tercera entrega. La profesionalidad de todos, incluida la producción también de Frank Marshall, evita una posible “huída” de los mandos de la película y acaba convirtiéndose en un correcto pero por momentos insípido film de acción (con malo en plan Terminator incluido alejado de la acción casi íntima de otras entregas) pero que abre, con un final claramente abierto, unas nuevas e interesantes posibilidades en la saga, con un Bourne sobrado y maduro al que no dejan en paz (¿quizá junto con Jeremy Renner? Ojalá, aunque tras descartar la secuela de Renner que iba a llevar ni más ni menos que Justin Lin, el de A todo gas y True Detective, nos tememos que no). Según los rumores, este director y Damon volvieron “al redil” de la saga, que ya no querían realizar, tras una serie de fracasos comerciales de ambos o, en su defecto, pasos “desapercibidos”. No arrasó del todo lo esperado, pero costando lo mismo que la cuarta entrega, unos 120 millones de dólares, recaudó el doble en todo el mundo, más de 400 millones, pero en EEUU casi llega por chiripa con unos 160-65, y ya sabéis que eso puede echar para atrás a los productores, pero parece que hay casi asegurada una continuación.

Se nota que en la anterior parte se repetía fórmula para hacer Bourne sin Bourne, pero la posibilidad de recuperar a los principales, ha dejado lo otro aparcado. Este Jason Bourne parece el de la cuarta entrega, un grandísimo espía que se ve en un aprieto, mientras que en la trilogía original era el número 1, nunca estaba desbordado por los acontecimientos: sabía todos los idiomas, las armas, la situación…

Como en toda la saga, tenemos un Blu-ray que raya a altísima altura, con unos 1080p/AVC sólidos, con unos negros profundos y un nivel de detalle en piel, pelos, sangre, etcétera inmejorables. Puede haber defectos, alguien los encontrará, pero difícilmente podrá poner pegas. El sonido, siendo del 2016, no tiene más que cosas positivas. Nosotros no disponemos del equipo necesario, pero un DTS-HD Máster Audio 7.1 y un DTS:X son gloria bendita, y si tienes el equipo necesario verás el ruido de los manifestantes que ahogan los diálogos en la escena de Atenas, reverberaciones en los flashback, ruido ambiente que rodea en 360 grados, diálogos prístinos y un sinfín de virguerías. De 10.

EXTRA

Conspiración terrorista: El caso Bourne (Roger Young, 1988)

sin-titulo-1¿Qué os creéis, que las series o, en este caso mini series, son un invento de ahora? ¿Que la adaptación en serie de una novela de éxito es algo de nuestro presente única y exclusivamente? Pues, como os demostramos con este extra de la serie de dos capítulos de la Warner, también había acción, buenas ideas e incluso se rodó en Francia, Inglaterra o Suiza, puro Bourne. Protagonizada por el gran Richard Chamberlain, que también saldrá en la nueva de Twin Peaks, es de sobras conocido por cine (Allan Quatermain en un par de películas ochenteras sobre el Rey Salomón que de seguro habréis visto alguna vez) pero ante todo por la tv. Ha sido el Conde de Montecristo y muchos más personajes de Dumas en series o TV movies, y protagonista en grandes clásicos como Shogun (junto al mito Toshiro Mifune), el padre Ralph de Bricassart en la polémica El pájaro espino y otra serie de trabajos menores, principalmente en los 70s y 80s.

Al reparto le acompañan, entre muchos otros de la época, Jaclyn Smith (uno de Los ángeles de Charlie), Anthony Quayle (hombre que habéis visto mil veces en películas de romanos como La caída del Imperio Romano y otras producciones menores) y Donald Moffat, el mismo caso que el anterior de Quayle (secundario en alguna que otra serie o película molona).

La dirige un director británico, Robert Young, que no es un David Lean, claro, pero que si os decimos dirigió, co dirigió o ayudó en proyectos como Un pez llamado Wanda, Criaturas feroces o Recién nacido y ya coronado, es decir, largos de los Monty Python, entonces ya debemos cuadrarnos.

Por tanto, tenemos una trilogía extraordinaria de acción, un clásico, que conforman la primera parte de la saga y dos películas más que la amplían. Teniendo en cuenta que lo hacen con una gran superproducción las dos, pues son películas cuidadas aunque no estén al nivel de la trilogía primigenia, sumado a la mini serie y a las novelas que le dan un pasado de enjundia como ocurrió en su momento con James Bond, podemos hablar de una gran saga recomendable. Aunque cualquier saga es continuadora argumentalmente, en Bourne la sensación es más acusada en este aspecto. Y, al ser moderna, se pueden conseguir en packs en Blu-ray y disfrutar del último (o penúltimo) gran héroe de acción en la mejor calidad posible.

Anuncios

0 Responses to “Bourne Saga Parte II”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: