Tales es siempre Tales

4874761-344@6082-incredible+hulk+#3+(2012)+-+page+12Después de un tiempo sin hablaros de un juego de Rol, y más todavía japonés o JRPG, tenemos ahora con nosotros Tales of Zestiria, otro juego más de la saga Tales of muy especial porque se cumplen 20 años desde que esta saga debutara en Super Nintendo allá por los tiempos de Maricastaña. ¿Y qué tal? Pues como prácticamente todos los Tales of un juegazo y, novedoso, sin perder la esencia. Más les valdría tomar nota a algunos, y no miro a nadie (un tal Final Fantasy…).

No vamos ahora a comentaros todo lo que esta saga ha ido dando en los últimos tiempos (tenéis aquí mismo en este blog varias entradas con los últimos juegos que hemos jugado de la saga), pero sí que podemos deciros que es muy querida por, precisamente, eso que decíamos en la introducción: cada juego, distinto uno de otros (si quitamos arcos argumentales como Tales of Xillia o Tales of Simphonia) mantienen no obstante sus esencias: combates action RPG con personajes buenos muy buenos y malos muy malos, con escenarios en donde encontrar enemigos, importancia del equipo y de las magias, toques de humor y grandes músicas épicas con videos anime de gran calidad. Como tiene que ser, ¿no? ¿O es que vamos a hacer como Final Fantasy o Resident Evil y hacer cosas que nada tienen que ver con ellos? (de hecho la saga Tales of tiene un futuro esplendoroso por delante, con el inminente Tales of Berseria para Playstation 4 a puntito de salir).

Hablando ya de este juego, el argumento, el cual gira en torno a Sorey, un Pastor, que se supone puede ver a los serafines, una especie de guardianes de los lugares sin “malicia”. Si no se hace, la malicia se hace con el lugar y se transforman en monstruos (algo que sólo podemos ver nosotros, el elegido para purificar). Incluso el tío este, Sorey, va vestido parecido como en el Tales of Graces f. No vamos a deciros nada más para no reventaros el argumento, pero deciros que es lo típico en esto: jovencillo que termina luchando a escala épica con giros más o menos inesperados. Pero no os confundáis: es interesante, quieres saber más. Y el tono que a veces sale japonés, hablando de forma ceremonial y forzosa, hecho a posta, ojo, contribuye a pasártelo bien.

El sistema de combate, lo más importante de un juego de estas características, nos ha recordado (pausa aquí para aclarar que salvando las distancias) a la saga Souls, desde el punto de vista de que tenemos ahora una barra azul bajo la de vida que se va gastando con respecto a los ataques, las magias, etcétera. Cuando se agote quedamos vendidos en el sentido de que hacemos menos daños y sufrimos más daño, con lo que hay que protegerse o no hacer nada, no moverse (única forma de que suba). Por tanto, no será machacar botones a tontas y locas. O sea, que no hay puntos de magia que recargar.

Junto con esto, por supuesto, están las Artes, típico de esta saga, las cuales se ejecutan como en un juego de acción cualquiera (es decir, stick arriba con X tal ataque, stick abajo con X otro, etcétera). También tenemos las Artes Místicas (tenemos un numerito que se va llenando cuando atacamos y cuando llega a 4 se puede desatar este ataque) y, la gran novedad: los serafines y la armatización y las sinergias de las armas. Os explicamos: los grupos de combate están formados por 4, pero dos tienen que ser humanos (el Pastor y su escudero) y dos serafines. Los serafines cada uno tienen su especialidad: fuego, hielo, aire y tierra. Así, los humanos hacen pareja con ellos. Cuando vemos que un enemigo es débil contra un elemento, podemos, cual “pokemons”, cambiar de serafín por otro más acorde. Y, en cualquier momento, darles órdenes (al humano también), fusionarnos con él, y transformarnos de este modo en una especie de súper guerrero, lo cual es lo que se llama la armatización. En cuanto a la sinergia de armas, sigue lo de otras partes de poder fusionar equipo, pero en este cada arma y equipo dan, según sean afines, una serie de características que potencian nuestras habilidades, con lo que podemos poner equipo no sólo porque de más fuerza u potencia, sino por otras cosas que queremos mejorar. Los ataques especiales, de todo tipo y condición, son muy espectaculares, podríamos decir que son las “invocaciones”. Hablando de “pokemons”, por cierto, tenemos a los Normin, criaturas que son como osos cabezones y que se dispersaron un día por el mundo por amor para recordar cuando eran “jóvenes y despreocupados” (surrealista historia que tiene que ver con una de las protagonistas). Estos seres “enlazan” con el Señor que está dando su bendición a una ciudad, y nos dan poderes y demás elementos cuando los encontramos. Unos 52, ahí es nada. Y es que los Señores se enlazan por zonas en los salvados. Si les damos regalos, objetos, aumentan sus beneficios, y contra objetos más bueno, claro, mejor. Podemos desplazarnos por todo el mapeado desde los puntos de guardado, en plan Souls, pero pagando. A veces no se puede, pues suele estar preparado algún encuentro, etc. Esto es algo descarado. Y es que las principales están marcadas con estrella amarilla y las secundarias con morada. No todo, pero sí mucho, y esto rebaja la dificultad, pues además se pueden comprar los mapas a un vendedor “tortugaz” (este personaje no sé si estaba en otras entregas, pero el que no está es el mítico Chef maravillas, ahora cocinamos nosotros con nuestras recetas o con orden a los compañeros, en plan Masterchef)

Como veis, siendo lo mismo, el sistema de combate es novedoso (incluido que, por primera vez en la saga, los combates suceden en el escenario, sin que se “rompa” la pantalla).

Otro aspecto de los combates (lejos de detalles, porque este juego es cuasi infinito en detalles que no vamos a entrar porque somos un blog y no una revista), es que podemos jugar en automático, en el que pulsaremos un botón y el juego elige el mejor combo, nosotros sólo cambiamos de serafín, armatización, etcétera, y el modo manual, en el que tendremos que hacerlo todo. O, mejor aún, en semi automático, donde no se escoge ni una ni la otra. Podemos bajar la dificultad en cualquier momento, pero si elegís manual y ponéis dificultad alta vais a llorar, que lo sepáis. Es exigente. Pero si escogéis los otros modos, sin ser tampoco fácil del todo, es muy cuesta abajo.

El resto de la jugabilidad es la de siempre, es decir, ir del punto A al B mientras vamos subiendo de niveles, ganando poderes y aliados. La diferencia con otros juegos de la saga es que en este llega un momento en que tenemos cierta libertad, sin marcadores en exceso, en donde podemos hacer los objetivos en el orden que queramos, gracias a unos escenarios amplios. No obstante todo esto que vendió la prensa es un poco falso. Sí, los escenarios son grandes, pero cuarteados por pantallas de carga. La libertad tampoco es que sea la de Baldur´s Gate (la mayoría del tiempo sabemos qué hacer), así como eso de que hay puzles en las mazmorras y sensación de vacío por los amplios escenarios que decían los medios especializados tampoco es: los puzles no son para estrujarse los sesos (normalmente pulsar algo o hacer algo en orden) y los escenarios no está más vacíos que en otras partes).

Los gráficos son muy mejorados, no digamos los videos, excelentes, como cualquier superproducción anime. Pero estos gráficos, como siempre que pasa en la saga y no son en cell-shading, baja enteros. Claro que no llega el nivel del Graces f, que era conversión de Wii o el decepcionante en algunos aspectos Tales of Xillia. No, está muy por encima de esos niveles, pero tampoco esperéis grandes alardes, si acaso lo bien que queda siempre un escenario colorido con el HDR. Los personajes principales están muy bien, no tanto lo secundarios, pero el escenario tiene mucho popping, sin justificación, y con la sensación a veces de desangelado. Ya sé que parece contradicción, pero se ve bien aunque no tenga los mejores gráficos, y se aprecia esto desde el principio (el motor permite hacer videos “in-game”). Es la entrega 20 aniversario, pero a lo mejor el que también salga en Playstation 3 ha creado esta situación, quién sabe.

El sonido, como siempre, cojonudo. Eso sí, en inglés o japonés con subtítulos en español. Alguna que otra traducción “sobacada”, pero muy bien. Escogemos japonés en plan frikada, pero el trabajo de doblaje es increíble, sentido, interpretado. Como siempre, genial este apartado (el resto de sonidos es lo tópico).

En cuanto a la música es, para muchos (y para nosotros también), la mejor de la saga, con melodías épicas, ambientales y reconocibles, puro JRPG ya desaparecido. Compuesta por un clásico de la misma y de Namco Bandai, (Motoi Sakuraba, quien tiene un grupo de rock progresivo independiente), este autor es conocido por la saga Star Ocean, Valkyrie Profile, Golden Sun, Eternal Sonata o el genial Baten Kaitos. El aficionado de hoy lo conocerá además por ser ni más ni menos que el compositor de la trilogía de Dark Souls (y se nota cuando salta la malicia, porque te jiñas de oír la música), pero el de la saga Tales of sabe que ha hecho la música de Tales of Graces F, Tales of Destiny, Tales of Simphonia, Tales of Vesperia, Tales of Xillia, etcétera. Como veis, calidad de cinco estrellas y de trabajos aparentemente muy diferentes.

Por tanto, como conclusión, tenemos un gran juego larguísimo (las 40 horas no te las quita nadie), con ediciones de todo tipo y condición, para PC, PS3 Y PS4, con la pega de que no podemos capturar con la capturadora de videos de la consola excepto en las arenas (¿por qué no, Namco-Bandai?), desafiante en muchos aspectos, facilísimo en otros, entretenido y que celebra, y demuestra, que, a pesar de los 20 años transcurridos, y a diferencia de otras, esta saga está muy viva. Para nosotros, el mejor desde Tales of Vesperia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: