Hulk, el bárbaro

Planet-Hulk-2010-1-570x320Otro cómic… americano… y de Marvel. Últimamente estamos que lo petamos con los cómics de La Casa de las Ideas y hemos decidido, en concreto, no ir a por los cómics más tópicos. En este caso vamos a hablaros de unos cómics de un personaje clave y primordial que, por culpa de las películas cinematográficas, está en un segundo plano: Hulk, y en concreto la que puede ser su mejor saga: Planet Hulk, y su continuación directa World War Hulk.

La verdad es que el amigo verdoso, también conocido como La Masa, ha tenido suerte irregular en lo audiovisual desde que se creara allá en los 60: una serie famosa pero rara y un par de películas como protagonista absoluto muy mediocres (y que desde luego no quedaron en tan poco porque el presupuesto fuera escaso). No obstante, es cierto, sus apariciones en las películas de Los Vengadores le ha dado la vidilla y el protagonismo que debiera de haber tenido (aunque también es verdad que tiene más minutos en pantalla una secundaria como la viuda negra que el gigante escarlata, todo sea dicho de paso, aunque se lo perdonamos porque está más buena. No vale la excusa tampoco de que Hulk no habla porque no es verdad en los cómics contemporáneos, los fans de Marvel lo saben).

Y es que Hulk, todo un icono del cómic pero de los que casi nadie se ha leído un cómic o sabe sus historias y sus sub historias, ha evolucionado desde sus primeras apariciones en plan Mr. Hyde y tiene algunos títulos maestros. Sin ir más lejos, este Planet Hulk. Cuenta la historia que se desarrolla mientras sucede el arco argumental de Civil War, cómic que también os comentamos en su momento. Hulk es engañado para salir al espacio y reparar una nave que podría atacar la Tierra. Con esta excusa es enviado lejos del planeta. Mr. Fantástico le pide disculpas, pero piensa que la ira de Hulk en esa situación sería imposible de controlar. Hulk entra en furia, claro, y cuando llega al planeta que supuestamente estaba sin habitar… Bueno, no queremos destripar nada, pero os lo podéis imaginar. Esta primera parte es genial, es un Hulk en plan Conan, el bárbaro, una maravilla entre la Espada y Brujería/Fantasía heroica y la Space Opera. Imprescindible.

Por otro lado, World War Hulk narra qué pasa cuando sale del planeta Skaar, donde había quedado preso. No vamos a decir por qué vuelve a la Tierra y por qué lo hace con un cabreo épico, de esos que le puede costar a nuestro planeta ser partido en dos, pero que sepáis que va de eso: Hulk vuelve… y encabronado. Por tanto, digamos que es un Civil War, nada más que más bien es un Todos vs Hulk.

Estas dos historias, por cierto, hemos de decir se introducen mediante un número especial que podemos catalogar de intro: Hulk: Paz en nuestro tiempo −que se puede comprar aparte, con guión de Daniel Way y dibujo de Keu Cha, pero que dentro de la edición Deluxe de Panini está incluido como un prólogo. Y menos mal, porque es imprescindible (con un imperdible Hulk con barba)−.

Hablando ya del apartado gráfico tenemos dos dibujantes bien distintos: el recién empezado en esto Pagulayan para Planet Hulk y la leyenda Marvel Romita Jr. para World War Hulk.

El primero, que ha trabajado en series Marvel como Iron-Man, X-Men o Elektra, consigue un estilo propio bastante bueno, con un tono de fantasía heroica que pega que ni pintado. Destaca especialmente en el diseño de las criaturas raras que pululan por Skaar y por los distintos “modelitos” de Hulk. La verdad es que Hulk luce muy bien.

El segundo es John Romita Jr., hijo de uno de los responsables de Spiderman y clásico de Marvel de los 60 y 70 del mismo nombre: John Romita Sr. No obstante, no es un novato, y él mismo ha superado al padre en esto de dibujar cómics. Empezó a hacerse famoso por dibujar Daredevil, dando el pelotazo al ser el dibujante escogido por Frank Miller en su etapa. Después de eso experimenta en distintos cómics, destacando su siguiente pelotazo: Kick-ass, con guión de Mark Millar. Son estas influencias que se notan sobremanera en World War Hulk, en donde el dibujo tiene un toque más, digamos, “raro”, pero que evidencia una influencia clara (en estilo), con Frank Miller en su etapa “caballeronegresca” (toma ya que palabro inventado). Digamos que el primero es más vistoso pero este tiene más estilo (sin olvidar el estilo gráfico genial del prólogo, en plan pintura).

En fin, dos cómics que están más que recomendados para los que quieran conocer al personaje y su mejor etapa y a los amantes de los cómics de superhéroes en general (y a los que les gusta la fantasía/space opera), con dos ediciones caras (entre las dos más de 55€), pero que lo valen: más de 600 páginas entre las dos a todo color, con tapa dura (con unas portadas simplemente impresionantes) y excelentes calidades.

Planet Hulk es un cómic a color con guión de Greg Pak (1968, Nueva York) y dibujo de Carlo Pagulayan (1978, Filipinas) y publicado en España por Panini Cómics por 34,95€ en una edición integral de 400 páginas. En esta versión Deluxe que comentamos se incluye el ya dicho prólogo al tema con guión de Daniel Way (1974, Michigan) y dibujo de Keu Cha.

IncredibleHulk102-020

World War Hulk es un cómic a color con guión de Greg Pak (1968, Nueva York) y dibujo de John Romita Jr. (1956, Nueva York) y publicado en España por Panini Cómics por 21,95€ en una edición Deluxe integral de 224 páginas.

2249701-world_war_hulk___x_men__002_010

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: