Historia ilustrada

comiccivilY ahora os vamos a recomendar para leer dos cómics de la Guerra Civil española. No se centran estrictamente en la parte del conflicto o el choque ideológico sino en “otras historias”, en concreto Los surcos del azar de Paco Roca y Paseo de los canadienses de Carlos Guijarro. Tanto si nos visitas de fuera de España como si eres de dentro, creemos que te puede interesar.

Los surcos del azar de Paco Roca

No es el primer cómic (o tebeo) que tratamos del español Paco Roca. Es más, también como aquél, el franquismo estaba presente. ¡Y como para no estarlo, si estuvo 39 años! Pero esta vez no es algo, digamos, de fondo, un murmullo más o menos molesto, sino que es protagonista, indirecto y directo a la vez. Te explicamos: estamos al final de la Guerra Civil española. Las tropas de Franco, tras el golpe de Estado de Casado y Besteiro contra el gobierno republicano de Juan Negrín (que está dando sus últimas bocanadas), entran en Madrid sin oposición. Miles de españoles buscan refugio en las embajadas extranjeras y en Castellón, donde 10.000 almas intentan meterse en los barcos ingleses y franceses que recogen refugiados. Pues bien, algunos de estos que logran huir irán dando tumbos por el norte de África para terminar, sorprendentemente, en una de las muchas unidades francesas que reconquistarán París de manos de los nazis, la Nueve. Y lo haremos a través del propio dibujante Paco Roca, quien reproduce una entrevista con uno de los supervivientes que todavía vive en Francia.

Paco Roca muestra ya su talento a la hora de la composición de viñetas, cada vez con más planos fijos en determinadas secuencias y en donde los personajes “actúan”, saltos temporales, uso inteligentísimo del color (el blanco y negro lo pone en el futuro; el color, en el pasado) y una gran capacidad para la caricatura seria (como un Tintín de Hergé, por ejemplo) y de la creación creíble, valga la redundancia, de ambientes temporales o de escenarios. Su trazo es grueso en esta ocasión, ligeramente desmarcado de El invierno del dibujante, pero muy ligeramente, pues su estilo propio es ya un acierto. No es la BD tópica plenamente preciosista, pero sí muy conseguida.

Destaca que un autor español trate este tema. Ya hemos nombrado en este blog a Tardi, y es cierto que se puede leer a un Carlos Giménez, Altalarriba, etc. Pero era todo muy local. Aquí a niveles europeos. Está muy documentado y es uno de los más brillantes episodios de España que han sido ignorados a lo largo de la historia (ya se ha reconocido, por parte de la historiografía anglosajona y española, un episodio durante mucho tiempo oculto, el papel esencial de España en la Independencia de EEUU de Reino Unido y ahora parece que, por fin, le llega el turno al papel de una parte de España en la lucha contra el fascismo en Europa).

Evidentemente, es una entrevista a un superviviente de la Nueve y, por tanto, vemos y oímos todo desde su punto de vista. Muy recomendable, no os lo perdáis.

Los surcos del azar es un cómic en Color con guión y dibujo de Paco Roca (Valencia, 1969), publicado en España por Astiberri por 25€.

221-copia

Paseo de los canadienses de Carlos Guijarro

Esta es otra historia desconocida para el gran público. El cómic cuenta la historia de tres turistas en Málaga en verano que descubren, paseando junto al mar, una placa que pone “Paseo de los canadienses” y en agradecimiento a la ayuda canadiense. Un anciano se les acerca, que les ha escuchado hablar, y les dice que investiguen. Y así lo harán.

Para quien no lo sepa narra la caída de Málaga durante la Guerra Civil en febrero de 1937 a manos de las tropas franquistas. Málaga era una ciudad de 150.000 habitantes bajo dominio de un brutal gobierno regional anarquista. Cuando las tropas franquistas entran ayudados por italianos, miles de malagueños, asustados por la represión, huirán por la carretera en dirección a Almería, todavía en manos republicanas, en un éxodo conocido como la “desbandá”, y a través de una carretera conocida como la carretera de la muerte. Allí, en esa carretera, los aviones italianos y barcos nacionales como el Canarias o el Baleares, dispararán indiscriminadamente contra la  población, haciendo una auténtica masacre. Y todo mientras la República, que prefiere defender Madrid, pasa olímpicamente de la ciudad andaluza. Sólo un grupo de canadienses, que vienen con ambulancias y sangre, ayudarán a la población.

En la historiografía malagueña hay muchísimo sobre este suceso, alguna que otra novela y exposiciones fotográficas, pero sobre todo libros de historias realizados por profesores de la Universidad de Málaga, etc. Pero para el resto de España se sabe poco. Amigo español o de afuera de España que entras en este blog, te vamos a poner un ejemplo: esto es mucho peor que Guernica. ¿Y cómo Guernica ha estado en boca de todos y no este episodio? Pues porque primero, la República aquí pasó de ayudar, y segundo, el citado cuadro lo pintó ni más ni menos que Pablo Ruiz Picasso. De tal modo que el malagueño universal, desconocedor de este episodio en su momento, hizo que se popularizara el de Guernica y no el de su ciudad natal. No estamos diciendo que lo de Guernica no sea importante, sino que el gran hecho criminal de la Guerra civil española y uno de los más significativos del siglo, fue este. No es hacer rankings absurdos, es sólo un dato, y el cuadro de Picasso ya es un universal en contra de la guerra y la barbarie.

Su dibujo es algo tosco, un poco incluso rudimentario. Es a veces brillante, pero tiene un deje un poco forzado que no acaba de olvidarse. No obstante, su objetivo es apoyar la documentación del autor, historiador también de profesión (la introducción es de Sánchez Albornoz), y en eso cumple con su misión. Contar así la historia, si pensamos como profesores, es una gran estrategia y, en ese aspecto, chapó. Lo que pasa es que contrasta con la mayor plasticidad y oficio de Roca, mucho más “artistas”, cosa de la que este cómic carece (Roca tiene pensado la esteticidad de su propuesta, cómo enfocar lo que pretende contar y no sólo la historia en sí. Las escenas de entrevista ponen de manifiesto esta diferencia clave). Claro que Roca, como Rubín, son dos grandes actuales y componen, junto con Juanjo Guarnido, el trío de mosqueteros del cómic español (sin menosprecio o menoscabo de los que ya son grandes, naturalmente).

Es un cómic apreciable, de menor nivel, que va mejorando al final, pero que debe ser adquirido junto con el anterior a modo de complemente, por así decirlo.

Paseo de los canadienses es un cómic a Color con guión y dibujo de Carlos Guijarro (Badajoz, 1955), publicado en España por Edicions de Ponent por 20€.

paseo719-421-367

 

 

Anuncios

0 Responses to “Historia ilustrada”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: