Un clásico moderno del género

Marvel_Civil_War_Iron_ManPues sí. Resulta que este cómic de Marvel del que os vamos a hablar, Civil War, es un auténtico clásico moderno, y con excelentes ediciones, pero que ahora, al calor de la inminente Capitán América: Civil War (Hermanos Russo, 2016), Panini ha sacado una nueva edición integral (con una portada chulísima, por cierto). Así que vamos a aprovechar para hablaros de él.

Lo primero es que os habréis dado cuenta de que el cómic no tiene esa coletilla de “Capitán América” sino sólo “Civil War”. ¿Y eso por qué? Te preguntarás. Pues porque la historia que se cuenta en Civil War no es una historia del capi, sino que implica al universo Marvel. Es más, perfectamente también, y a su manera, se podría haber titulado Iron Man: Civil War. No obstante, Panini, por aquello de aprovechar el tirón de la inminente película de Marvel, sacará también este mes un integral llamado, ya sí, Capitán América: Civil War, que narra los hechos acaecidos entre el final de Capitán América: el soldado de invierno y este Civil War que estamos comentando. NOTA: No olvidéis que este Civil War recopila lo que son las historias que los héroes viven, digámoslo así, en común. Por supuesto que todos los héroes, en sus respectivas colecciones, tienen sus propias historias “Civil War”: Los 4 fantásticos: Civil War, Spiderman: Civil War y un largo etcétera de coletillas “Civil War”.

Bueno, como fuere, y a todo esto, ¿cuál es la historia? Una explosión mientras unos superhéroes hacían una operación medio chapucera, provoca varios muertos, entre ellos niños. El gobierno, harto de estos tipos con mallas dando saltos por ahí sin control, decide hacer una ley por la cual cada uno de los superhéroes debe identificarse y pasar a depender del gobierno. El Capitán América, y con él varios más, se niega, aduciendo, entre otras cosas, que es un ataque a la libertad individual y al propio concepto de superhéroe. Otros, con Iron Man como cabeza visible, adoptan la postura contraria. Por tanto, tendremos, ya lo estáis viendo, dos bandos enfrentados en conflicto: Iron Man desde la ley y El Capitán América desde la ilegalidad. Es un interesante guión que pone el punto de mira en la reacción de los Estados frente a superhéroes si es que de verdad existieran, con la dualidad regulación-dejar hacer muy interesante. Aunque parezca que tira del hilo de Watchmen, esa obra maestra de Gibbons y Moore, no es así. Aquí el protagonista no es el superhéroe en sí sino su estatus legal y su responsabilidad ante la sociedad civil y sus legítimos gobiernos.

El cómic, un auténtico clásico instantáneo (y eso que se publicó en 2006-2007), difiere, no obstante, y bastante, de la incursión cinematográfica inminente. Para empezar, no están implicados sólo unos pocos, como en la película, sino todos los superhéroes Marvel (y no tan héroes, ya lo sabréis al leerlo). Y, ojo, cuando decimos todos, son todos, desde Los 4 fantásticos, El hombre hormiga, e ilustres secundarios, pasando por El castigador, Lobezno, Spiderman o Hulka. Ya lo veis: todos. Además de otras cosas que no son sólo personajes sí o no. Por ejemplo, AVISO SPOILERS: mientras en la película es posible que muera un compañero del capitán según se ve en los tráilers, en el cómic muere Goliath. En el cine por fin han metido a Spiderman, pero en el cómic aparece este y Venom, y Los 4 fantásticos, y un Thor “resucitado”, los X-Men… Cosas descartadas en el film, según se sabe (lo X-Men o Los 4 fantásticos seguro, pues la franquicia cinematográfica no la tiene retenida ahora mismo Marvel Studios).

Sus creadores son dos: el dibujante Steve McNiven y el guionista Mark Millar. McNiven aporta aquí, tal y como nos tiene acostumbrados (pensad en El viejo Logan), su dibujo espectacular, con grandes composiciones y personajes también gigantescos, luciendo los superhéroes Marvel mejor que nunca (Alex Ross mediante, claro). Entra, no cabe duda, por los ojos. Y Mark Millar aporta un guión sólido, pues siendo Mark Millar qué queréis que os digamos. Mark Millar es un genio, de lo mejor que te puedes echar ahora mismo a la cara. Sus aportaciones en distintas editoriales y sagas (The Flash, La liga de la justicia, La cosa del pantano, Los 4 Fantásticos, X-Men o, por supuesto, este Civil War), harían de él una respetadísimo autor. Pero es que, además, sus otros trabajos como el citado El viejo Logan, Superman: hijo rojo, o sagas nuevas de cómics tales como Kick-ass, Wanted (adaptado al cine con Angelina Jolie de prota) o El servicio secreto (adaptado al cine como Kingsman: servicio secreto), lo han convertido ya, pese a no haber cumplido los cincuenta años, en una leyenda del medio.

La edición de Panini es una edición cuidada, con tapa cartoné, 280 páginas por 25€, que difieren poco de la versión anterior, pero que por un 1€ más con respecto a esta última trae una nueva portada y extras, como un par de artículos de texto. Menos da una piedra.

Civil War es un cómic de 280 páginas a color dibujado por Steve McNiven (Halifax, Nueva Escocia, Canadá, 1967) con guión de Mark Millar (Coatbridge, Reino Unido, 1969) publicado por Panini Cómics en una edición integral.

Civil_War_Vol_1_3_page_19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: