Oscars 2016 (1ª parte)

fotonoticia_20151007171223_1280Llevábamos un tiempo sin hacer una sesión dedicada a hablar de las películas nominadas al Oscar a Mejor Película (8 en total), así que, por qué no hacerlo, nos hemos dicho. Son ocho películas de todos los géneros que hemos decidido dividir en dos partes, cuatro y cuatro, para no hacer el post demasiado largo o sobrecargado. Veamos pues ya, sin más preámbulos, nuestra opinión sobre las películas nominadas de la 88ª edición de los Oscar.

La gran apuesta (Adam McKay, 2015, EEUU, Color)

Esta película trata sobre cuatro inversionistas que dirigen fondos de inversión y que se dan cuenta, en una fecha tan temprana como 2006, de que la economía americana, basada en la compra venta de pisos y los préstamos hipotecarios, va a reventar. Por ello, contra viento y marea, apuestan –de ahí el título– contra el sistema financiero al pleno. Ni qué decir que acertaron de lleno.

Es una película basada en hechos reales (como lo oís), que a su vez adapta una novela de Michael Lewis (el mismo de Moneyball: Rompiendo las reglas). Recibió en estos pasados Oscar el premio a Mejor guión adaptado, no sabemos si con merecimiento (no hemos leído la novela), pero sí reconocemos que, como la de Marte, su adaptación ha tenido que ser meritoria (se ve a lo largo de todo el metraje que es compleja).

El director es Adam McKay, director de cortos y películas menores, la mayoría de comedia, y que destaca también por sus guiones para el Saturday Night Live u otros (como el guión del futuro El hombre hormiga 2 que se va a titular, dicen, por ahí, El hombre hormiga y la Avispa). Ese tono desenfadado (su actor protagonista por excelencia es Will Ferrer), se nota en la película, rodada de una forma bastante original, con rupturas del binomio película-espectador (hay un momento, por ejemplo, en el que uno de los protagonistas se dirige al espectador para decirle que en realidad lo que narran no sucedió así sino de otra manera, además de continuas miradas a cámara, estilo documental o congelamientos de las imágenes al más puro estilo Martin Scorsese o la participación de actores que explican al espectador términos económicos). Producida por Brad Pitt entre otros (se reserva un papel corto y excéntrico para él solo), la película ha cosechado un gran éxito de crítica y público, entre otras cosas por su más que famoso reparto: el propio Brad Pitt, Ryan Gosling (cuyos papeles de “loco” le van que ni pintado) o Christian Bale (otro al que le va la marcha, como a Gosling).

Una entretenida película con un sorprendente estilo que trata un tema actual de una manera muy original y llevadera, algo larga como todas las películas de esta época que nos ha tocado vivir, pero con un reparto excelente en sus caracterizaciones y un buen diseño de producción (no llega ni a los 30 millones de presupuesto).

El puente de los espías (Steven Spielberg, 2015, EEUU, Color)

No vamos a explicaros quién es Steven Spielberg, porque si a estas alturas tenemos que explicaros quién es uno de los mitos del cine de palomitas es que deberíais de replantearos si sois aficionado al cine. Protagonizada por Tom Hanks, actor fetiche suyo desde la relación con Zemeckis, y amigo, cuenta la historia basada en hechos reales sobre varios intercambios de espías o supuestos espías entre EEUU y la URSS en plena Guerra Fría. El espía ruso que debe ser intercambiado está interpretado por el actor británico de cine y teatro Mark Rylance, excelente en su papel, que recuerda a otra de la nominaciones y premios más justos de los últimos años, la de Christopher Waltz (Coronel Hans Landa) por Malditos bastardos. Cuando lo vimos, y eso que todavía no habíamos visto al resto de actores, supimos que el Oscar era para él (por mucho que nuestro corazoncito estuviera con Stallone). Por otro lado destaca Domenic Lombardozzi, el rudo agente de la CIA que hace de conexión entre Hanks (un abogado al que le ha tocado este marrón de viajar a la Alemania comunista para negociar el intercambio) y las autoridades alemanas.

Como en las últimas películas de Spielberg, hay momentos de dubitación, pero es una película muy buena de ver, con toda su experiencia y su pulso narrativo puesto al servicio de la historia, con la fotografía añeja que últimamente nos tiene acostumbrado el director americano y con la banda sonora de Thomas Newman ambientando perfectamente, no esta vez su inseparable John Williams, y que fue nominada al Oscar. No es el Spielberg de antaño, pero sigue siendo un cineasta imprescindible cuya obra siempre es respetuosa con el espectador y consigo misma (como Tom Hanks, cuya filmografía refleja una personalidad coherente y sensata). Vedla y pasad un buen rato.

Marte (Ridley Scott, 2015, EEUU, Color)

Basada en la novela El marciano de Andy Weir (no sabemos por qué puñetas aquí se ha titulado esta película como Marte cuando debería ser El marciano, como su título en inglés, será que creerían que nos íbamos a imaginar a ET como protagonista), la película narra las peripecias de un grupo de astronautas pioneros en Marte que, por diferentes vicisitudes, abandonan allá a un compañero que tendrá que apañárselas solo hasta que lo rescaten (la versión friki es Robinson Crusoe en Marte, película de 1964 de Byron Haskin, que Criterion sacó en sus imprescindibles). En la línea de Apolo 13 de Ron Howard, esta película está perfectamente documentada, muy seria. Aquí no hay gilipolleces de pirámides en Marte ni platillos volantes, sino un planteamiento más o menos riguroso sobre cómo sería el vivir en Marte con los escasos recursos disponibles.

Está protagonizada por Matt Damon casi en su totalidad, y por eso ha sido nominado al Oscar a Mejor actor principal, así como algunos secundarios conocidos como Jessica Chastain, la de La noche más larga o Criadas y señoras, entre otras muchas, o con un reparto tales como Sean Bean, Kate Mara, Jeff Daniels o Kristen Wiig. Lo que parece increíble es que un ejercicio de cine minucioso, en el que Ridley Scott demuestra su poderío visual (independientemente de lo que opines de cada una, Alien, Blade Runner y Prometheus, junto con este Marte, demuestran que la ciencia ficción este hombre la maneja), no sabemos en base a qué no está nominado. Son cosas de la Academia de Hollywood.

Buena película, difícil de rodar, y que teniendo en cuenta la escasez de la ciencia ficción (o de títulos aceptables), es una gota en el océano que os recomendamos si sois aficionados al género.

Spotlight (Thomas McCarthy, 2015, EEUU, Color)

Spotlight cuenta la historia de un periódico, el Boston Globe, cuyos responsables de investigación, en 2002, destaparon el escándalo de los abusos de la diócesis de Boston, Massachusetts, contra menores de edad.

Como vemos, este año en los Oscar se han colado varias películas sobre hechos actuales, pero esta película, a diferencia de la otra que trata temas actuales (La gran apuesta), está rodada en un estilo clásico y sobrio que, la verdad, le viene muy bien. No encontraremos aquí “temblores” de cámara o planos extraños, haciendo su director (Tom McCarthy, director de pocas películas, pero bien recibidas en general), que el reparto de actores, verdadero protagonista de la película, brille con luz propia. Y es que, efectivamente, a diferencia de esa otra gran película del género periodístico, como esta, Todos los hombres del presidente, esta película no destaca por su guión, ni por sus giros, sorpresas o tensión (todo lo que tenía la anteriormente citada), por lo que todo el peso cae en unos excelentes Mark Ruffalo (Los chicos están bien, Zodiac), Michael Keaton (bendecido últimamente en todos sus trabajos), Rachel McAdams (otra que tal baila últimamente), Liev Scherieber (secundario que todos hemos visto mil veces en mil situaciones distintas) o John Slattery (ahora más conocido por su papel en la muy premiada serie Mad Men). Como vemos, mejor imposible.

Por tanto tenemos una película muy bien llevada, de bajísimo presupuesto (20 millones en Estados Unidos es prácticamente una película gratis, pero la fotografía de Masanobu Takayanagi, responsable de Infierno blanco o El lado bueno de las cosas, por poner dos ejemplos conocidos, raya a gran altura), pero que creemos ha tenido un exceso de nominaciones (eso del Oscar a Mejor película y Guión nos parece un despelote), pero que demuestra que en Hollywood, para aquellos que los critican (y no estamos mirando a nadie), no todo son explosiones y tiros (por otra parte, bienvenidos sean, que nos encantan). No es la mejor del año, pero es un cine que respeta al espectador y lo trata como mayor de edad. Eso sí, se echa un poco en falta la relación religión-obligación profesional, que se deja medio intuida, porque muchos de estos periodistas eran creyentes, así como sus familiares.

Una primera parte de películas interesantes, algunas muy vistosas, como Marte o El puente de los espías, y otras que intentan darle al espectador un algo más cercano de sus intereses contemporáneos como Spotlight o La gran apuesta. No nos parece que Spotlight (ojo, una muy buena película) se la mejor, como tampoco creemos que estas 8 películas sean las mejores del año (se podrían decir son todas las que están pero no están todas las que son. Ya en la segunda parte os daremos nuestra opinión, pues esta vez sí tenemos pensado hacerlo, como la primera vez no como la segunda).

Como siempre, y antes de la segunda parte de análisis, si sólo hubiera estas cuatro películas y sólo se pudiera nominar a los responsables de estas películas (no vale de otras que no estén aquí. Además, no distinguimos entre actores principales o de reparto y, por supuesto, no vale dejar la categoría desierta) nuestros premios serían:

MEJOR PELÍCULA: Marte

MEJOR DIRECCIÓN: Adam McKay

MEJOR ACTOR: Mark Rylance

MEJOR ACTRIZ: Rachel McAdams

MEJOR GUIÓN: La gran apuesta

Hasta la segunda parte. Ahí tenéis cine para dar y tomar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: