Karate Kid Saga Parte II

Karate-KidDespués de haber analizado la primera parte de esta saga, continuamos para bingo con la cuarta y quinta parte, que no se llaman así pero que sí son una continuación en muchos aspectos, además de comentaros sobre un extra que tiene su gracia. Repasemos juntos el final (por ahora) de la epopeya iniciada en los 80. Dar cera, pulir cera.

El nuevo Karate Kid (Christopher Cain, 1994, EEUU, Color)

The_next_karate_kidAunque no tenga el argumento nada que ver con la trilogía original, es la nueva entrega de la saga con todas las de la ley, pues de hecho continua personajes (en América latina llevaba el 4 en el título, creemos recordar).

El director y guionista Christopher Cain (recordado por algunos títulos como El rector o Arma joven, así como las dos entregas de Pure Country, que trabajó con Leslie Nielsen en papeles dramáticos, lo que no deja de ser una sorpresa para algunos) es el encargado de dirigir este film que de ser hoy día podría haber sido catalogado de reinicio, pero que curiosamente no lo es al contar con Morita en el papel de Miyagi (incluso la música sigue siendo de Bill Conti).

Miyagi san es requerido para un funeral de un antiguo amigo suyo de compañía cuando la guerra (recordemos la primera entrega). Allí, la viuda de su amigo, la cual es amiga íntima, le invita a su casa y conoce a la rebelde Julie, la nieta. La viuda se toma unos días de vacaciones por indicación de Miyagi, el cual se va a quedar a cargo de ella. Efectivamente: comienzan una serie de interacciones entre ambos hasta que decida disciplinarla mediante el kárate.

Interesante, aunque intrascendente reinicio que no fue tal. Se cambia la grulla por el ataque del tigre, por así decirlo de forma gráfica, y ya decimos que es una entretenida película de esas de “tardes de domingo”, que sigue la estela de la tercera y última entrega de la trilogía original. Lo destacable es sin duda que no estuviera presente Daniel san (se le nombra en la película como que está ocupado, pero no parece muy creíble que no acompañara a su maestro en este trance) y que se cambie el foco de un hombre karateca a una mujer karateca. ¿Y quién es ella? Pues una jovencísima Hillary Swank, quien ganaría cinco años después un Oscar por Boys Don´t Dry (Kimberly Peirce, 1999) y posteriormente otro Oscar por la obra maestra Million Dollar Baby (Clint Eastwood, 2004). ¿Y alguien más a destacar? Claro que sí: Michael Ironside, quien salió en mil y una frikadas de los 90, incluyendo Top Gun, la gran Desafío total, Liberad a Willy y Terminator: Salvation, y que ya os hablamos de él en dicho especial sobre la saga Terminator.

Ya decimos que es una película agradable, símbolo de su momento, que repite fórmula, aunque hay que decir que la película no funcionó en taquilla. Si la primera Karate Kid recaudó sólo en Estados Unidos 90 millones de dólares y la segunda unos increíbles más de 115 millones, la tercera apenas 38. No obstante, con Miyagi, con cambio de planteamiento (chica por chico), etcétera, el estudio lo dio todo, pero apenas llegó a los 9 millones de recaudación (nada que ver con la última con unos brutales 171 millones de recaudación).

La calidad de imagen es buena, con una fotografía muy típica de épocas precedentes, a pesar de ser 1994 (el director de fotografía es el conocido László Kovács, de películas de ese estilo como Liberad a Willy 2, Los cazafantasmas o, sobre todo, y aunque no tenga nada que ver, la película de culto Easy Rider. Buscando mi destino), manteniéndose el aspect ratio de 1:85:1, siendo el sonido un simple Dolby Digital Surround 2.0 muy decepcionante.

Karate Kid (Harald Zwart, 2010, EEUU, Color)

karate-kidUn remake de la saga que se iba a desarrollar en China, cuyo protagonista ahora era negro (después de italoamericano y una mujer, un negro; mañana, quizá, un latino, un árabe o cualquiera de las mal llamadas minorías para satisfacer a productores de toda índole y condición), hijo del productor Will Smith, y cuyo maestro no era japonés sino un chino, Jackie Chan. La cosa pintaba a puta mierda nivel máximo. Sin embargo… sin embargo… no hay que vender la piel del oso antes de cazarla.

La historia es la misma pero distinta: un niño (decimos niño porque es más joven este protagonista que Daniel san), viaja con su madre a China porque ella ha conseguido trabajo ahí. Allí, Dre Parker, nuestro prota, es acosado por sus compañeros, quienes pertenecen a una escuela de lucha. El señor Han, portero del edificio en donde vive Parker, le enseñará a luchar para que venza a sus acosadores del colegio en un torneo de lucha, ya que, sorprendentemente, el señor Han es un maestro de la lucha.

Como veis, es lo mismo pero distinto, al estilo de los reinicios/continuaciones que estamos viendo en los últimos tiempos con Alien o con The Terminator. No obstante, esto lleva a absurdeces como el título, puesto que el kárate es una disciplina japonesa, concretamente de Okinawa, y es por eso que en el primer Karate Kid el señor Miyagi es de allí. En esta, siendo de China, pues ya sabéis, se llama Karate Kid… pero no practican el kárate. Cosa rara donde las haya, son de estas situaciones que da el marketing.

Los actores son de sobre conocidos: por un lado la estrella del cine de acción de Hong Kong (hoy China) Jackie Chan, que tiene una larga, buena y fructífera carrera (algunos, verdaderos bodrios; otros, clásicos de su género), y que hace aquí un papel serio (su carrera ha girado últimamente a títulos más complejos interpretativamente hablando), pero que se queda lejos del gran Pat Morita. Por otro lado tenemos al hijo de Will Smith, Jaden Smith, que en esta película está fresco y hasta ágil en su papel, pero cuya carrera ha tornado a la insipidez tanto gestual como fílmica. Posee un amplio bagaje profesional todavía sin ser mayor de edad (en todos los sentidos, artístico y legal), tanto cantante como actor, y cuya última película fue After Earth (M. Night Shaymalan, 2013), película que se destrozó en demasía en nuestro humilde entender. La aureola de “enchufado” hijo de Will Smith no se la puede quitar de encima, y tampoco es justo, pero si no explota esta va a ser la tónica dominante (por cierto, el tío como es bailarín también, está en esta película cuadrado el colega). Y poco más. Quien sí tenemos que nombrar es, claro está, su director. Es Harald Zwart, director holandés-noruego, y cuyo bagaje se nutre o bien de mediocres películas como Superagente Cody Banks o La pantera rosa 2 o adaptaciones como Cazadores de sombras: ciudad de hueso, etc., pero que con esta película se revitalizó y cuyos films en Noruega son bien valorados tanto por crítica como por público. Curioso.

Buena película, de verdad, con bellos paisajes, que lo mejor que tiene son las virtudes del Cine de palomitas de los 80-90 y cuyos problemas son los de ahora: no acaba de cuajar la relación con el maestro y existe un poco de alejamiento al estar basado en China (con Daniel san todos quisimos después apuntarnos a un gimnasio para copiar la grulla y reconocíamos los problemas del instituto). Pero ya decimos que es muy buena película. No es un clásico como su primera entrega porque no es la época, los personajes no tienen ni de lejos la personalidad de la primera entrega, la dirección-música de Bill Conti hacen mucho… y porque ya existía la primera, claro.

El Blu-ray tiene una calidad de imagen 1080p aspect ratio 2:40:1 superior, pues lógicamente es la película más reciente (también es cierto que no todas las películas tienen la misma calidad de imagen a pesar de esa cercanía en el tiempo). Lo mismo pasa con el sonido, un DTS-HD MA 5.1 espectacular, sobre todo con los bajos, que dejan totalmente satisfechos a los poseedores de un buen equipo de cine en casa.

 

Y ahora, antes de despedir el post, el “Extra” que os prometimos:

EXTRA

The Karate Kid TV Series (AAVV, 1989, EEUU, Color)

kksPues sí, amigos. Tras el éxito de la trilogía apareció esta serie de animación (en esta época dibujos animados) que apenas duró unos meses y 13 capítulos sobre nuestros héroes preferidos (con el añadido de Taki), y cuya serie presentó el propio Pat Morita introduciéndola. No tuvo el éxito esperado, y no la hemos visto (más allá de recordarla en nuestra infancia). Tiene una buena animación, pues de hecho lo que llama la atención y único destacable es esto: la productora de animación DIC, fundada por el francés Jean Chalopin, quien con apenas 21 años la fundó y empezó a colaborar con estudios japoneses. A esta empresa se deben éxitos como El inspector Gadget, Capitán Planeta, Garfield o Sonic the Hedgeogh, entre otras muchas, incluyendo licencias como Los caballeros del zodíaco, Speed Racer y un largo etcétera. Esta empresa pasó por vicisitudes, cambios (creemos que por Walt Disney), etc., y hoy sigue existiendo pero intrascendente. Os ponemos la intro para terminar de hablar de ella:

 

En definitiva, una excelente primera parte que marcó a una generación, tan recordada que se ha recuperado con una muy buena película remake, de verdad que sí, pero que todo lo bueno que tiene ya existía y que, lo que no funciona, es porque no lo copió. Después tenemos un par de par de partes más que dignas y una cuarta parte que no funcionó en taquilla, pero que sigue aportando el entretenimiento blanco de la saga. Ya os decimos, recomendado para los nostálgicos y para los que quieren entender qué se entendía entonces por cine juvenil de palomitas, jóvenes que se sentían reflejados en la película no como unos imbéciles.

En cuanto a la edición Blu-ray no somos expertos técnicos, pero deja muy buen sabor de boca, con ediciones cuidadas y buen acabado técnico. ¿Qué más pedir?

Anuncios

0 Responses to “Karate Kid Saga Parte II”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: