Bloodborne paso a paso (III): hasta el segundo jefe y un poco más allá

Bloodborne™_20150815190748Hemos vencido al puto lobo gigante, hemos mejorado nuestras armas, hemos subido niveles y hemos aprendido cómo jugar al juego (estrategias, ataques viscerales, búsqueda de objetos). Ahora tenemos otro jefe que servirá también de tutorial para aprender a usar los ataques viscerales y para… aprender que en Bloodborne no hay una sola forma de encarar los problemas.

Damos por hecho de que has subido de niveles, que has mejorado las armas, que has farmeado o comprado balas (incluso hay disponible en la tienda una nueva arma que se transforma en un martillaco brutal y apoteósico). Así que, hecho esto, seguimos:

A la búsqueda del padre coplillas

Ahora vamos a realizar un recorrido para ir en busca del padre Gascoigne, el siguiente jefe. Si no sabes bien lo que hacer podemos despistarnos y perdernos, crear nosotros mismos, por así decirlo, un pequeño laberinto.

Bien, tomamos como referencia de nuevo el punto de la última vez, el que nos obliga a pasar por entre la casa, donde estaba el de la silla de ruedas con el trabuco. Esta vez seguimos rectos, y nos encontraremos a los perros de dentro de las jaulas que usamos para llegar al atajo. Una vez vencidos seguimos rectos, metiéndonos en esa especie de almacén. Aquí hay dos caminos: o bajamos las escaleras o nos metemos por la ventana. Te recomendamos que te metas por la ventana y vayas por las vigas recogiendo objetos. Ten cuidado cuando golpees los objetos que están colgando porque, con la inercia, te puedes caer. Por allí cerca, además, en una zona exterior en un balcón, estará un personaje secundario, una mujer, con la que puedes hablar.

Como sea, desde arriba tienes que saltar abajo con cuidado (no hay camino de bajada), teniendo en cuenta que, cuando bajes, te atacarán ratas. Una vez vencidas, y vengas por donde vengas, tírate al agua y ve por el único camino posible. Aquí habrá escalerillas a intervalos regulares que te llevan arriba y en donde se puede hablar con personas encerradas o conseguir objetos, pero tu objetivo es seguir recto, siempre recto (cuidado con los cuervos de encima de las vigas y los tipos que se arrastran que simulan estar muertos) hasta encontrar un túnel que, al otro lado, tiene un cerdo gigante. Es fuerte, aunque lo bueno es que podrás esquivarlo con una escalerilla que hay inmediatamente a la derecha del túnel, antes de entrar. Usando dicha escalerilla llegarás a un puente con varios tipos al fondo y a la izquierda un mecanismo. Ve al mecanismo y púlsalo: ya tienes un enlace para llegar aquí a través del ascensor. Bien, ¿no? Si quieres volver, móntate en el ascensor y tendrás la casa del del trabuco, y quédate con la copla porque repetirás este atajo cada vez que hagas un intento contra el inminente boss.

El camino, para continuar, es por el puente, pero si te has dado cuenta verás que hay una bola al fondo que, efectivamente, te lanzarán cuando llegues a la mitad del puente (más o menos a la altura de la alcantarilla). Cuando veas que los de las antorchas corren hacia ti, huye en dirección contraria y refúgiate a un lado del puente, tras bajar las escaleras, o en uno de los refugios. La bola de fuego matará a los cuatro que te perseguían o, en el peor de los casos, solo quedará uno vivo, matando a tres de un golpe.

Ahora continúa y te estarán esperado un gordinflas y un tipo con un escudo que fue el que encendió la bola gigante. Allí cerca, además, habrá unas escaleritas que te llevan a donde el cerdo, pero por la parte de atrás, para que sea más fácil darle por culo (nunca mejor dicho).

Por fin, ve por único camino posible y entrarás en un camposanto donde te espera el jefe.

Jefe: el padre Gascoigne

Tras un video de presentación en el que llegas a rápidas conclusiones (que nos va a partir la cara porque este no era el ex futbolista, no podemos pedirle un autógrafo), comienza el combate. ¿Recuerdas que contra la Bestia clérigo dijimos que debías tomártelo como un tutorial para aprender los nuevos ataques que hacen que recuperes salud? Pues este va a ser para practicar el Ataque visceral. Efectivamente, si consigues dominar el cuándo ataca Gasgoigne (que es lo jodido, claro, pero ya verás cómo se capta rápido) y lo haces tambalear con el Ataque visceral, será tuyo. Cuando ponga su arma a dos manos, haz lo mismo pero puedes utilizar si quieres las tumbas para recuperarte, darte respiro e incluso aprovechar y darle tú a dos manos con R2. ¿Qué bien, no? Pues no. Llegado un momento, el hijo de puta se transforma en lobo, pero en plan de los X-Men, tal es su mala leche. Te recomiendo que hagas de nuevo Ataques viscerales, porque si usas las tumbas las destroza y se pone a saltar hecho un basilisco el cabronazo. No te da tiempo y por tanto es mejor probar suerte con el Ataque visceral. Si ves el video a continuación verás que esa es la clave:

–Oye, “hamijo” de frikadasmil, no puedo con este mierdas, ¿hay alguna otra estrategia? –preguntas con rubor.

–Sí, sí que la hay –te replico, sobrado–. Pero la descubrimos después de vencerle.

¿Y cuál es esa otra estrategia? Pues en realidad no es una estrategia sino un objeto: La cajita de música. Esta caja nos la da una niña que, posiblemente, sea la hija de Gascoigne, que está esperándolo a él y a su madre. ¿Y qué hace esta caja? Pues cuando la usas, Gascoigne entra en trance, pues le vienen recuerdos de su familia y puedes aprovechar para atizarle. Tiene una utilización limitada (¿tres usos?), por lo que será mejor guardarlo para cuando sea lobo, para que se tranquilice. Ya te digo que nosotros no nos dimos cuenta hasta después de esto, pues por casualidad encontramos el objeto y nos dijeron en un foro que era para eso. Ya ves por tanto que no es necesario, pero como ya os dijimos, hacemos esta guía para ayudaros, pues nosotros somos como la avanzadilla. Aquí te ponemos el video para hacerte con ella:

Una vez vencido Gascoigne (trofeo conseguido, orgullo máximo), ve por el único camino posible. Si pasas la puerta, te puedes tirar a un tejado y coger una joya, joya que la niña de Gascoigne, la que te da La cajita de música, quiere que le des (es evidente que esa es su madre). Nosotros no se la dimos todavía, pues parece un objeto útil (aunque no la hemos usado todavía tampoco), pero ya veremos qué hacemos (si quieres hacer la historia de la niña, obviamente, habrá que dársela).

Bueno, abre la puerta con la llave que te ha dado el boss, avanza (leyendo una nota cuanto menos inquietante sobre no sé qué de una araña), y ya estás en la zona nueva: Distrito de la Catedral. Si hablas con el vejestorio que allí está sentado, te dirá que invites a gente a este refugio seguro, así que cuando hables con gente perdida (o encerrada en sus casas), podrás invitarlos a venir aquí, siempre que te den la opción. O… si has hablado con Iosefka, como dijimos, ella también te pedirá que se los envíes a ella. It´s your choice (no sabemos qué repercusiones tendrá esto, quedas avisado).

Ahora graba y descansa. NOTA: Si quieres después ir por el camino corto, procura guardarte 10.000 ecos de sangre y leer nuestra siguiente entrada dentro de un par de días.

Próximamente, el resto del recorrido. Por cierto, cualquiera es libre de copiar esta guía, pero por favor, di de dónde la has sacado si lo haces. Sólo eso pedimos. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: