Cine con enredo de identidades sexuales

Blake-Edwards-Victor-Victoria.previewHace ya bastante que no os hablamos de cine, de alguna de nuestras típicas entradas en las que recomendamos películas o, simplemente, pontificamos sobre algún tema. Esta vez os traemos una entrada sobre películas que tienen el lío de la identidad sexual como protagonista, comedias en su mayoría, aunque también hay algo de tragicomedia y drama. Si os gustan los enredos al más alto nivel, seguid leyendo.

Antes de hablaros brevemente de las siguientes películas, queremos deciros que hemos elegido películas en las que el motor de las mismas es el homosexualismo, la bisexualidad o el travestismo. Por ejemplo, no hemos incluido películas como Con faldas y a lo loco, porque los protagonistas son hombres disfrazados de mujer que huyen de la mafia o La reina Cristina de Suecia, porque aunque se hace pasar por hombre, sigue siendo una mujer (además de que es solo durante una parte de la película). O, sin ir más lejos, Los chicos están bien, ya que todo está claro: Mark Ruffalo es heterosexual, los niños también y las protagonistas, no. ¿Quizás también La calumnia o El misterio de Peacock? Podría ser. Pero vamos, hemos decidido otros criterios, así que ese ha sido nuestro leitmotiv.

Ya sabemos que el Día del Orgullo ha sido hace poco, por lo menos aquí en España, pero no queríamos sacarlo esta entrada ese día por un motivo: estas películas no son para homosexuales solamente, son para todos, sobre todo y especialmente para los heterosexuales cavernícolas que no respetan más que su opinión. Además, también hemos de decirlo, excepto por un par de películas interesantes (Mi nombre es Harvey Milk, etc.), la mayoría de películas recomendadas para celebrarlo era un mojón por parte de la prensa. No estamos poniendo estas películas porque necesariamente sean reivindicativas o algo por el estilo, sino porque recordando esta celebración, precisamente nos vino a la mente (somos cinéfilos, no podemos evitarlo) esta serie de películas que, directa o indirectamente, dan otra visión de las cosas.

Persiguiendo a Amy (Kevin Smith, 1997, Color)

Persiguiendo a AmyTras las exitosas películas de cine independiente Clerks o Mallrats, el director y guionista Kevin Smith regresó esta vez con una comedia más trágica que las dos anteriormente citadas (esta trilogía inicial no ha vuelto a ser superada por su director, esperemos que lo vuelva a conseguir). Los protagonistas son Ben Affleck (amigacho del director) y Joey Lauren Adams (conocida por los fans del director, de particular voz). La historia gira en torno al personaje de Ben Affleck, que junto a su amigo (Jason Lee, otro conocido de los fans de Kevin Smith), son dibujantes de cómics de relativo éxito que, un día, conocen a una chica, Amy, amante del cómic y dibujante como ellos y que tiene todas las cualidades que busca el protagonista en una mujer: guapa, simpática, fascinante, mismas aficiones, etcétera. Pero he aquí que cuando quiere hacerse su novia, se encuentran con que Amy es lesbiana. A partir de aquí la intentará llevar a su lado, comienzan de hecho tras una serie de malentendidos una relación perfecta, pero un oscuro episodio de la vida de ella (que no vamos a contar), pone la relación que tienen en entredicho (y ya de paso, la relación con su compañero dibujante de cómic). No vamos a contar más, pero simplemente decir que la película fue excelentemente recibida por la crítica (sobre todo la interpretación de Joey Lauren Adams), una película rodada con buen gusto que viene a decirnos lo siguiente: cuando consigas lo que quieres, quédatelo. No le des más vueltas.

Una rubia muy dudosa (Blake Edwards, 1991, Color)

una rubia muy dudosaBlake Edwards es un director que posee títulos famosísimos e inolvidables como Días de vino y rosas, Desayuno con diamantes, El guateque, la saga de La pantera rosa, 10 La mujer perfecta… Su manera de ver la comedia ejerció gran influencia en los directores posteriores, sobre todo de los 80 para adelante, si bien es cierto que se quedaron más con su parte de gags que de contenido, dispersándolo todo, pero bueno. Esta comedia es considerada una de las obras menores del director, pero como a Blake Edwards le importó siempre un carajo lo que opinara la crítica de él (bien por Edwards), pone a disposición del público un típico (y después copiado) argumento de comedia: Perry King muere asesinado por sus ex novias (es un mujeriego que no respetaba a las mujeres) y es reencarnado en el cuerpo de Ellen Barkin (la co protagonista años antes junto con Al Pacino y John Goodman de la magnífica Melodía de seducción) para ser escarmentado. Divertidísimos momentos, confusiones, líos con otras mujeres (lo primero que piensa es en hacerse lesbiana, claro, que para eso él es un chulo –de hecho, despreciaba a los homosexuales-) y, en definitiva, todo un argumento disparatado pero que funciona. Podemos estar en contra de la moralina, pero la enseñanza de la película es clara: solo poniéndote en la “piel” de otra persona se puede llegar a respetar a los demás, y debemos aprender que el respeto es la base de las relaciones de cualquier tipo.

Boy meets girl (Eric Schaeffer, 2014, Color)

Boy meets girlNo confundir esta película con una serie corta inglesa o una película de Kevin Bacon del mismo nombre. Esta película es una película indie reciente que ha sido excelentemente acogida por la crítica y el público. La historia gira en torno a Ricky, un transexual de un pueblo de esos americanos perdidos en donde Cristo dio las tres voces, el cual tiene un amigo que siempre le ha apoyado ya desde su temprana infancia. Un día viene una pija republicana de vacaciones (republicana del partido republicano de EEUU, no republicana porque sea antimonárquica, se entiende xD) que espera casarse allí con su novio marine (que vendrá al pueblo en un par de meses). Esta chica se sentirá atraída por Ricky, quien a su vez querrá probar a acostarse con una mujer (a pesar de ser un transexual, todavía no está operada), lo que dará lugar a malentendidos de todo tipo (sobre todo cuando el novio marine se entere). Comedia con tintes dramáticos, tiene momentos impagables de humor (como el amigo íntimo de Ricky intentando explicar la diferencia entre meterla en un agujero o en otro, por qué lo que ella ha tenido con la pija no es homosexualidad o el momento Halloween), con otros más profundos (la aceptación del diferente, la presión social que lleva a la desesperación o la superación personal). Gran reparto de nuevos talentos (que veremos próximamente en todo tipo de sitios, y si no ya nos lo comentaréis), con un director de oficio y un personaje principal, Ricky, transexual en la vida real, que debuta aquí con una buena actuación, llevando todo el peso de la película sobre sus hombros. Entretenida, es otra más de buen hacer que la sección indie de Hollywood últimamente nos está trayendo.

Víctor o Victoria (Blake Edwards, 1982, Color)

Víctor o VictoriaPues sí, otra de Blake Edwards, y en uno de los mejores años de la historia de la Humanidad. Y es que Blake Edwards es de los primeros en posicionarse a través de sus películas claramente y sin ambages a favor de las minorías sexuales. En esta ocasión, un clásico de la comedia musical, con una de las partituras más afortunadas de Henry Mancini (Hatari!, Charada, La pantera rosa), y con grandes actuaciones, la de James Garner, la de Julie Andrews (esposa de Blake Edwards, protagonista de Sonrisas y lágrimas), Alex Karras, Lesley Ann Warren y, sobre todo y ante todo, Robert Preston, de poderosa voz, en el que posiblemente fue el papel de su vida.

Su argumento es de sobras conocido (la película después tendría una adaptación en Broadway, en una de las más largas y exitosas representaciones teatrales de todos los tiempos): Victoria es una cantante pasando hambre durante la Gran Depresión en París que no encuentra su oportunidad. Conocerá al personaje interpretado por Robert Preston, un cantante homosexual que acaba de ser despedido. Será a él el que se le ocurra vestir a Victoria como un hombre, presentándolo como un excéntrico príncipe-cantante polaco homosexual que hace travestismo. Lógicamente, el éxito es total, son catapultados a la fama. Todo se complicará, empero, cuando el personaje interpretado por James Garner quede prendado de Víctor, dudando incluso de su propia sexualidad (y con consecuencias en sus subalternos, pues para más inri, ¡es un empresario con conexiones con la mafia!).

Enredos, diversión, excelente música, buen guión, mejores interpretaciones y respeto y comprensión para las minorías sexuales que, al igual que los que somos heterosexuales, tienen sus locuras XD. Todo un clásico.

En fin, películas para echarle un ojo (y ya de paso las que os nombramos al principio aunque no os hablemos de ellas, que son clásicos también), que cuentan con actores, directores y demás de éxito, y que trata el tema de los enredos sexuales sin tapujos, con diversión a la par que seriedad, con respeto a la par que desenfado.

Anuncios

0 Responses to “Cine con enredo de identidades sexuales”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: