Elemental, querida Play

Sherlock Holmes_ Crimes and Punishments_20150327101430¡Hombre, cuánto tiempo! Nos hemos tirado un huevo jugando a esa obra maestra que ha sido Dragon Age: Inquistion, juego absorbente donde los haya y largo. ¿Y después de la acción? Pues la pausa. Y nada mejor que un género que nos encanta en este blog: nuestras queridas aventuras gráficas. Y qué mejor que hacerlo con una para consolas, en este caso sobre un clásico del mundillo de las pistas y los puzles: Sherlock Holmes: Crimes & Punishment para Playstation 4.

No es la única aventura gráfica que hemos disfrutado en consolas recientes (en Xbox 360 y en Playstation 3 disfrutamos de algunas muy buenas como Captain Morgade and the Golden Turtle o Gray Matter), y ni siquiera para Playstation 4 (la ya jugada Murdered Souls Suspect e incluso Valiant Hearts), pero sí es la primera de corte más puro para nueva generación, pues próximamente os comentaremos otras que serán también más a lo “moderno”, como las de la saga The Walking Dead.

Hablar de Sherlock Holmes en el mundo de las aventuras gráficas es hablar de un clásico. Recordamos perfectamente haber jugado gracias a un amigo que se lo compró (sí somos así de viejos) a Sherlock Holmes y el caso del escalpelo mellado, una auténtica maravilla jugable, una putada brutal al que había que dedicarle horas y más de una neurona (y una de nuestras aventuras gráficas más míticas, como sabréis los que entráis en este blog). Sus gráficos, por aquel entonces, eran una joyita. Es más, nos atreveríamos a afirmar que todavía hoy son muy buenos. Después salió su continuación, La rosa tatuada, que tuvo buenas críticas y que, ciertamente, es otro gran juego. Pero para el gran público, no es hasta que la saga pasa a manos de Frogware y que empiezan a salir juegos coherentes con orden, numerados y con los protagonistas con el mismo aspecto, que empiezan a vender y a popularizarse (nos gustó mucho El pendiente de plata para PC).

Y así, tras los casos de Jack el destripador y el reciente El testamento de Sherlock Holmes, ambos para old gen, llega otro a consola, un juego que, ciertamente, está vendiendo muy bien, por mucho que en España es difícil de encontrar al no ser un juego de masas: Crimes & Punishments, que como su nombre dice, es sobre casos y crímenes distintos que tiene que solucionar nuestro famoso inquilino del 221b de Baker Street.

La base jugable es pues la investigación y la exploración de distintos casos que, a su vez, dentro de ellos, tienen distintas localizaciones y personajes propios (lógicamente habrá personajes comunes como Wiggins, Watson o Lestrade). El juego en sí sigue la estela de L. A. Noire, esto es, la recopilación de pistas, la consecución de interrogatorios, la observación de objetos y la acusación con o sin pruebas, con éxito o cerrando en falso el caso. Sin embargo, a diferencia del juego de Rockstar, videoaventura más bien, este es una aventura gráfica, y se ve en que hay objetos que recoger, puzles que hacer, cosas que combinar y vueltas que dar (volveremos más de una vez a los mismos escenarios a comprobar otra cosa o a recoger algo que se nos había pasado), así como usar las conversaciones. Además, el bueno de Holmes tiene un modo detective a lo Batman: Arkham Saga para ver pistas resaltadas pulsando una tecla (que no objetos, ojito con esto), así como una especie de modo “neuronal” en el que enlazar un hecho con otro o reconstruir un objeto mentalmente y hacerse una idea de la situación. Además, como Holmes es un máquina observando, en un momento dado, cuando hablemos con alguien, puede que aparezca un botón en pantalla que deberemos pulsar rápidamente y así poder hacer una pregunta o afirmación incisiva basada en nuestra capacidad deductiva, capacidad deductiva que se usa durante las conversación pulsando un botón que nos lleva a observar detenidamente a nuestro interlocutor, modo en el que podemos buscar alrededor de nuestro interrogado objetos y detalles que nos ayuden en el interrogatorio (por ejemplo, observar que la chaqueta del personaje que observamos es más grande y cara que su posición social lleva a Holmes a pensar que perteneció a su padre, un antiguo banquero rico caído en desgracia, lo que desbloqueará nuevas líneas de diálogo. Pero sin abusar, que podemos fallar y entonces Holmes hace el ridículo jaja). En estos aspectos recuerda mucho al clásico del PC, pues incluso hay fases de forense, minijuegos, etc. (de los grandes momentos de El escalpelo mellado).

En otras ocasiones, deberemos ir en busca de Watson, para que nos ayude en algún experimento, o nosotros mismos debemos experimentar en nuestra mesa de productos químicos. Incluso en nuestra casa de Baker Street podemos disfrazarnos para hacer misiones, típico también de la saga de novelas de Doyle: el Holmes disfrazado simulador de acentos y personajes.

Las misiones, unas 5 o 6 de una hora y media cada una, no son difíciles ni intrincadas. Normalmente tenemos claro en todo momento qué hacer y también tenemos multitud de pistas. Incluso, y esto es lo peor del juego, podemos saltarnos los puzles, un sinsentido en sus propios términos. No obstante, las conclusiones de cada caso (con más de dos posibilidades y con la posibilidad también, valga la redundancia, de fallar, aunque una vez más, incomprensiblemente, podremos rectificar nuestras decisiones), dan vida al juego, nos obligan a leer y estar atentos, y es bastante satisfactorio. Además, que estén basados en relatos reales de Sir Arthur Conan Doyle de las aventuras de Sherlock Holmes, le da puntos.

Desde el punto de vista visual dicen los entendidos de la saga que ha avanzado bastante en su apariencia gráfica y para bien. El Unreal Engine III luce bien en Playstation 4, definido, con buenos rostros y detalles, aunque con escenarios cortos y cargas algo largas (menos mal que lo compensa con una aportación original: mientras carga veremos a Holmes dentro de su carruaje, y podemos “meditar”, repasar las notas, las pistas, etc. Como si fuéramos nosotros también el propio Holmes y aprovecháramos cualquier resquicio para pensar y repensar el caso).

La banda sonora no destaca especialmente, aunque sí el doblaje (viene en inglés con subtítulos en español), con unos acentos “british” bastante agradables, incluyendo a un Holmes que cambia su forma de hablar para simular que pertenece a distintos estratos sociales.

En definitiva, si lo consigues a buen precio y eres de los que se complace con una buena aventura gráfica (lee todo, repasa todo, no te saltes ningún puzle), disfrutarás, pues además a este género le viene muy bien todo lo que sea detectivesco, de muchos escenarios, etc. ¿Y qué mejor que Sherlock Holmes?

Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150327101307 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150327101815 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150327185137 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150328181022 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150329104021 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150329105352 Sherlock Holmes: Crimes and Punishments_20150330104049

EJEMPLO DE GAMEPLAY:

Anuncios

0 Responses to “Elemental, querida Play”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: