Resident Evil: el de verdad

Resident Evil®_20150202105734Acaba de salir para las plataformas descargables el llamado Resident Evil HD Remaster, la versión remasterizada no de la versión del clásico original, sino de la revisión que ya salió para Gamecube (posiblemente la consola más infravalorada de la historia). No obstante, como nosotros no jugamos a ese remake de Gamecube, esta ha sido la excusa para comprarlo. Survival horror old school para fanáticos de los sustos y las putadas jugables.

Pero primero, un poco de historia.

Corría el año 1996 y la competencia con Sega Saturn (en ese año se lanzaban Alone in the Dark 2, Christmas Nights into the Dreams, Toshinden y, ante todo, la mejor versión de consolas de Tomb Raider, que no significa que no salieran también para Psx algunos de estos, pero lejos del nivel técnico de la de SEGA) y con la espectacular Nintendo 64 ya ahí (lanzamiento en junio en Japón y al resto en septiembre, dos fechas tan comerciales como las de noviembre-diciembre) era atroz. Es en este contexto donde surgirá el original de CAPCOM Resident Evil para Psx. Pero no en exclusiva, pues también se lanzó para Sega Saturn. A pesar de que al año siguiente se ponía a la venta uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos (quizá el mejor) para consolas, el The Legend of Zelda: Ocarina of Time, la respuesta de SONY fue descomunal en los años siguientes: las exclusivas de Final Fantasy VII y Final Fantasy VIII (dos que también pueden disputarle el título sin problemas al Ocarina of Time), Tomb Raider 2, Metal Gear Solid y… Resident Evil 2. Porque si bien es cierto que para cuando todo esto ya Psx era la clara vencedora, muchas veces se olvida la importancia que tuvo la exclusividad, no sólo de la saga de rol de Square, sino que CAPCOM aceptara la exclusividad de este juego, que después posibilitó otras aventuras maravillosas (Dino Crisis, por ejemplo, o el survival 2.0 que fue Devil May Cry u Onismusha en consolas posteriores). Fueron años maravillosos.

¿Pero es este el comienzo del survival horror? Pues aquí hay dudas. El término, sin duda que sí pero, ¿y el género? ¿Y las mecánicas, la ambientación, el planteamiento técnico? Bien, vamos a ver: los que tenemos ya los huevecillos más que negros, ennegrecidos, recordamos aquella Hobby Consolas en donde se hablaba de un nuevo juego: Resident Evil (por cierto, que no le dieron portada y le pusieron, creemos recordar, un 8. Hobby Cagadas en máxima expresión). Los que vimos de qué iba dijimos: esto es una copia de Alone in the Dark. Les pasó a todos los que sabíamos por aquél entonces que había vida más allá de las consolas y en concreto de la cada vez más omnipresente Sony Playstation. ¿Pero es esto cierto? Retrocedamos en el tiempo: en el año 1982 (uno de los mejores años de la Historia de la Humanidad), se ponía a la venta para Atari 2600 un juego llamado Haunted House. Este juego, aunque sencillo gráficamente, nos ponía en la piel de una persona que penetraba en una mansión encantada (hubo un remake en 2010, por cierto, para descarga en consolas). Se dijo, en años posteriores y tras el boom de los survival, que eran los comienzos del género (ya había habido algunos centrados en el terror, pero más bien en monstruos y alejado de esta concepción de aventura). Por tanto, el recorrido en una mansión en la que ir recuperando objetos y enfrentarse a pruebas ya lo teníamos aquí. Claro que es típico también de las películas, eso de adentrarse en sitios y realizar “misiones”. Para muestra, un botón: Sweet Home. Sí, este juego de 1989 para la NES estaba basado en una película de terror (dirigida por Kiyoshi Kurosawa, uno de los pilares del cine de terror japonés y que sigue dirigiendo fantasía y terror, pues sólo tiene 59-60 años) y, lo que es más importante, era desarrollado por CAPCOM. Pero atención al dato: era Rol. Sí, no era survival, era Rol. Tenía cosas que después fueron innovadoras: los personajes muertos ya no resucitaban (esto es algo que grandes joyas del Rol han tenido después, como los grandes de Black Isle), puzles, el inventario, pantallas especiales a lo “grande”, incluyendo las muertes, secundarios que después dicen algunos aparecen en la saga RE, las famosas puertas en las cargas, etc. No obstante, su punto de vista, el cenital que tantos juegos usaban en la época, y su género, lo desmarcan ligeramente. Y hete aquí que llega el año 1992 un juego de enorme éxito (con secuelas en 1993, 1994) y con salidas para PC, o 3DO y una compañía francesa, Infogrames, que estalló hacia la fama (los V-Rally, los Bugs Bunny incluido el Lost in Time, los RollerCoaster Tycoon, Desperados, la saga Astérix para PC (algunos fabulosos y que tuvimos la suerte de jugar en su momento) o la trilogía Driver, entre otros), hoy bajo Atari, titulado Alone in the Dark. Todo lo que se diga de esta maravilla es poco: terrorífico, con gráficos espectaculares, genial historia… Veamos qué proponía: personaje en 2D en fondos 3D, puzles, una mansión de la que no se puede salir, poder pasarse el juego con personaje femenino o masculino, un gran comedor al que pasar varias veces en la aventura, sustos de personajes que entran por las ventanas, zombis como enemigos, pocas balas y posibilidad de vencer con la cabeza, libros y notas tirados para leer por ahí (en este caso de Poe, Lovecraft, etc., en donde se basan para esta mansión decimonónica), sótano con misterios, música clásica que ambienta en el terror, cagarla y activar trampas sin querer, cámaras cinematográficas fijas que nos dan las mejores y espectaculares tomas, monstruos que no se pueden vencer y hay que esquivar, entrar y salir una y otra vez de las puertas, consultar el mapa continuamente y un planteamiento más de aventura gráfica que de juego de acción. ¿Os suena esto? Efectivamente. Ya lo dijo Shinji Mikami hace poco en una entrevista: “de no haber existido Alone in the Dark, Resident Evil hubiera sido la segunda parte de Sweet Home en Rol o directamente un shooter”. Es más, en la misma entrevista aseguraba que no iban a ser zombis los enemigos, sino fantasmas a lo japonés. ¿Significa que Alone in the Dark es cien por cien original, que no debe deber nada a nadie? Por supuesto que no. Pero igual que no podemos decir que Pulp Fiction fuera el creador del montaje paralelo en el cine porque ya existía Rashomon sin dejar de decir por ello que son dos obras maestras (y que la de Tarantino creó moda posterior), de la misma manera no hay que decir “Resident Evil inventó el terror en los videojuegos”, por mucho que fuera él, y no otro, el que los popularizó y los estandarizó, mejorando, posiblemente, lo mejorable. Sólo queremos justicia para una saga, la de Alone in the Dark, que ya poseía una trilogía y múltiples versiones en consolas y ordenadores antes del genial Resident Evil. Justicia, se llama la cosa.

Bueno, aunque sea conocido, vamos a hablar de la historia: Chris y Jill, los dos protagonistas jugables y elegibles en el juego, junto con un grupo de soldados, deben recoger los restos de un helicóptero estrellado y desaparecido en extrañas circunstancias. El ataque de unos perros-zombi les llevará a refugiarse, junto con sus compañeros, en una mansión cercana. Ahí comenzarán sus pesadillas, puesto que la mansión es la mansión de un demente, con bichos, monstruos y zombis pululando por sus laberínticos pasillos incluidos.

El juego es universalmente conocido, así que no tenemos tampoco que centrarnos mucho en la forma de jugar. Lo único recordar que los escenarios poseen cámara fija, que el personaje no puede disparar y moverse, y que tenemos que guardar en sitios concretos. Si a eso le sumamos que sólo podemos grabar si tenemos cintas, que el inventario es limitado y sólo podremos dejar los objetos en los lugares para ello, que tenemos balas y sangre limitada (sin auto regeneración), que los zombis se levantan y que hay que resolver puzles, la putada está asegurada. Pues no olvidemos era esta época en la que salió el juego una época que venía empalmando de la época de las consolas de 16 bits y, por tanto, todavía quedaban en pie las mecánicas y la dificultad de antaño, previas a esta época que vivimos ahora de un solo camino, flechas guía, pistas y ayudas por doquier (con auto-saves y regeneración de salud incluidas). El juego, más que un juego de acción, es una aventura gráfica con tiros esporádicos, pues todo el rato nos dedicamos a leer, investigar, examinar objetos, probar aquí y allá, correr intentando no ser mordidos por zombis, buscar una llave que abre una puerta que antes no podíamos abrir y que nos lleva a otro rompecabezas y a su vez a otro y otro… y otro… Un juego no largo en su segunda partida pero exigente en la primera, con dos personajes a elegir con sus propios problemas (él más fuerte, ella con más inventario), aunque por suerte con opción de dificultad fácil.

Esta versión HD Remaster aporta unos personajes con movimientos más suaves, todo lo añadido de la versión Director´s Cut y de Gamecube, así como nuevos modos de dificultad (sin inventario compartido por los baúles. Ahí va qué putada xD), y un nuevo control más acorde con los nuevos tiempos (aunque se puede elegir el clásico, no os quejéis).

Gráficamente es superior, como no podía ser de otra forma, a la versión salida en Gamecube, pero nos da alguna de cal y alguna de arena. Por un lado, muchas texturas en baja resolución guarras han quedado, con un trabajo pobre e indigno de CAPCOM. Por otro lado tenemos los videos limpios, así como unos modelados, luces y algunos escenarios muy buenos y que han sido, muy evidentemente, puestos al día (ver imágenes abajo). No obstante, la sensación general es que se han quedado a medias, que no han profundizado todo lo que debieran. Pero, ¡qué diablos!, se perdona, si acaso porque ese tonillo retro le queda muy bien. A los que hayan jugado al reciente The Evil Within de Shinji MIkami y nunca lo hayan hecho a este, unas pocas referencias sacaran entre ambos, dándose cuenta de que, efectivamente, es el mismo autor.

En fin, poco más. Un juego clásico, desafiante, largo, que se puede conseguir barato (por eBay, porque desde luego los casi 20€ que vale en el Network es un clavazo), con subtítulos en español. Un recuerdo grato de lo que fue esta saga y que parece que CAPCOM no quiere que vuelva a ser (como los mamones de Square, que tampoco parecen querer que Final Fantasy vuelva a ser lo que era, por eso hemos titulado así el post). Una de las cumbres de este reciente mundo de los videojuegos. Una obra maestra sin discusión. Esperando a otras entregas en HD y remasterizadas. ¿Recomendado? Por supuestísimo: imprescindible si no lo has jugado o lo jugaste sin remasterizar.

Resident Evil®_20150126121732 Resident Evil®_20150131164237 Resident Evil®_20150131164730 Resident Evil®_20150131164901 Resident Evil®_20150131165602 Resident Evil®_20150201104627 Resident Evil®_20150201105256 Resident Evil®_20150201163309 Resident Evil®_20150202104531 Resident Evil®_20150202104620 Resident Evil®_20150203164627 Resident Evil®_20150203164734 Resident Evil®_20150203165242 Resident Evil®_20150204110127 Resident Evil®_20150204164524

EJEMPLO DE GAMEPLAY:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: