Terror en Tokio by Watanabe

LaZankyo no terror última vez que hablamos de una obra de uno de los grandes directores del anime actual, Shinichiro Watanabe, titulamos aquello de “Vuelve Watanabe por vacaciones”. Por fin, vuelve esta vez por vacaciones de verano una vez más (por la historia del anime, no porque estemos en verano, que hasta ahí llegamos), con una gran miniserie titulada Zankyo no Terror, otra superproducción con la calidad esperada y esperable del creador de Macross Plus, Cowboy Bebop, Samurai Champloo y Kids of the Slope… y alguna que otra cosilla que en los próximos días os comentaremos.

Efectivamente, parece que Watanabe, que se estiraba tanto en el tiempo como si de un Katsuhiro Otomo se tratase (otro que le gusta tirarse sus descansitos entre trabajo y trabajo), parece que le ha cogido el gustillo a esto de apresurarse. Si Kids of the Slope nos llegaba en 2012, sólo dos años después, podemos volver a disfrutar de su talento, y con todo su equipo (hasta algunas voces suenan parecidas al elenco de Samurai Champloo), incluyendo la gran Yoko Kanno, autora de sus inolvidables bandas sonoras, entre otras, cómo no, la magnífica que acompaña a todo Cowboy Bebop y su película.

¿Y de qué va esto, de título tan estrambótico? Pues por cómo ha sido traducida en el extranjero os haréis una idea: Terror in Tokyo. Así, el anime trata sobre una serie de atentados en la capital del Japón que tiene a la policía descolocada. Lo grave de esto es que los autores parecen ser dos jóvenes que cuelgan sus videos en internet y que responden al nombre de Doce y Nueve.

Lógicamente la serie desarrolla esto más allá. Así, estos dos niñatos parecen poner bombas por un motivo que iremos descubriendo y que aquí no revelaremos. Además, una joven compañera de clase de estos dos, tímida y poco sociable, al ser testigo de los hechos, es obligada a participar. Si a eso le sumamos los secundarios típicos de Watanabe como el investigador de la policía o el periodista, buenísimos, la cosa se complica.

Y es que es precisamente también esto lo malo de este anime: son sólo 11 episodios. A nosotros nos gustan los anime cortos, pero creemos que la serie, y más estando Watanabe de por medio, hubiera dado para más episodios. Aún así, es cogérsela un poco con papel de fumar: todo lo que hace Watanabe funciona como un reloj (guión, música, dirección), y esta serie no es menos. Su excelente acogida es prueba de ello.

Audiovisualmente es lo último de lo último en series en el País del Sol Naciente. No abusa del ordenador y los CGI (¡bien, coño!) y destaca por su diseño adulto, realista y su colorido, verdaderamente notable. Los protagonistas no son los únicos que destacan como no podía ser de otra manera en sus diseños, y las voces y la música (aunque sin la impregnación de Cowboy Bebop, pues este anime es de otro estilo) son muy cuidadas.

En definitiva, no queremos enrollarnos más: todo fan del anime en general y por supuesto del grande entre los grandes Watanabe en particular, no debe perdérselo. Anime de calidad de excelente factura, corto, adulto y entretenido. ¿Qué más queréis?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: