Repasando “nuestra” gen

juegos genPues sí: para los de este blog la antigua generación ha muerto. ¡Viva la nueva generación! En este blog a partir de ahora hablaremos de juegos de Playstation 4 (por ahora, nuestra única consola next gen), con lo que hemos decidido, ya que los juegos de nuestra Playstation 3 y XBOX 360 son ya un recuerdo, hacer un recorrido por los juegos que más nos han gustado por distintos motivos. De acuerdo, quedan todavía juegos y meses de duración para la pasada gen, pero como no somos ricos y para comprar la nueva hemos vendido la antigua, para nosotros ya ha terminado xD.

Hemos dividido este repaso personal de nuestros favoritos entre la consola de Microsoft y la de Sony. Algunos juegos son multi, de acuerdo, pero hemos nombrado el juego en la plataforma para la que lo jugamos. Aviso: todo esto es personal, fruto de los personalísimos gustos míos y de mi hermano. Lógicamente hay tantos gustos como ojetes. Avisados quedáis.

XBOX 360

La 360 fue nuestra primera consola. La conseguimos en mayo-junio de 2006, por lo que nuestra experiencia, teniendo en cuenta que la vendimos en diciembre de 2013, se puede decir que la hemos vivido de forma completa. En nuestra mente, y a pesar de las luces rojas y de algunas decepciones, siempre fue nuestra “principal” en los multis, nos encantaban los logros y forma parte de nuestra grata experiencia videojueguil.

Comenzamos la generación (fue el primer juego comprado, tras alquilarlo junto con Dead or Alive 4) con el espectacular Ghost Recon: Advanced Warfighter. La sensación de la lucha callejera, su iluminación, sus modelados sin dientes de sierra, sus dar órdenes a nuestro grupo, su excelente y polémica historia… Todo, absolutamente genial. Y sin olvidar, ojo, que fue el primero en la cubertura de espaldas que después copiaron otros juegos con gran éxito. El primer “million seller” y una saga rehecha, que si bien no ha terminado todo lo bien que se esperaba, nos ha convencido a los que hacemos este blog. No es el único juego de Tom Clancy que merece la pena. Perfectamente también podemos incluir a Rainbow Six: Vegas, pues quedamos enamorados de su dificultad, su táctica, su realismo y sus puntos en común con el juego anteriormente citado.

Pero el primer juego next gen, el de verdad, fue el ya leyenda Dead Rising. Sus diferentes versiones han estado genial, y si bien el Dead Rising 3 no parece haber colmado las expectativas, esta saga de CAPCOM ha creado millones de fans. De nuevo grandes modelados, grandes superficies, texturas y gráficos nítidos, cientos de personajes en pantalla con cero ralentizaciones y un modo de juegos de recomienzo al caer (que recordará el sistema Souls) que ha creado escuela. Muchas revistas, asustadizas, no pasaron de darle un notable pero, pasado el tiempo, han tenido que reconocer que había nacido un clásico de los videojuegos.

Pero todo el mundo que teníamos una 360 sabíamos que la caña tenía que llegar, y que lo iba a hacer en modo Unreal Engine: el clásico instantáneo Gears of War. Gráficos de ensueño, texturas brutas, historia y jugabilidad genial (lo mismo que el GRAW pero con un solo botón) y que recuperaba algo ya olvidado en las 128 bits: el juego a dobles. El jefe final, los secundarios, la casa de Marcus, el online… todo es un clásico ya. Aquí también podemos incluir Gears of War 2, porque los gráficos y la historia van más allá del 1, y si bien el 3 también nos depara algunas sorpresas a nivel gráfico, podemos decir que es la cumbre de la trilogía. Pero sea como sea, imprescindible, la mejor exclusiva de Microsoft junto con Halo, un must have en toda regla.

Un juego unánime a incluir es sin duda Bioshock. Todos los demás están bien, muy bien de hecho, pero el uno… su ambientación, sus gráficos, su realismo en el retrato de las físicas del agua, el mundo después repetido en otros juegos semi destruido del que vamos descubriendo cosas poco a poco, el misterio, los increíbles y paradigmáticos (símbolos ya de los videojuegos) llamados Big Daddys… Un juego único, candidato a juego absoluto de la generación que ya agoniza. También metemos de los primeros de la gen a dos juegos (aquí mi hermano y yo no hemos podido escoger): Assassin´s Creed y su continuación Assassin´s Creed II. El primero fue el ejemplo de que esta generación era algo grande, ya que los videos mostrados por quesito Raymond, que parecían fakes, eran finalmente ciertos. Todos flipamos. ¡Nuestra máquina era una bestia gráfica! El juego tenía muchísimos bugs y fallos, pero abrió la veda para inaugurar una saga espectacular y querida para este blog. Su segunda parte pulía esos errores y nos mostraba a Ezio Auditore, un entorno italiano (el Renacimiento en Florencia, ni más ni menos) que dejaba en ridículo los anteriores parajes medievales, con más animaciones, posibilidades online y una escala que apuntaba lo que después sería, abriendo la puerta a expansiones de gran calidad. Clásicos instantáneos les pese a quien les pese.

Un apartado que sabéis que en el blog damos mucho por saco es el Rol. Juegos de Rol hemos tenido buenos para aburrir. Pero queremos destacar algunos y queremos explicaros el porqué estos y no otros: por ejemplo, Mass Effect o Mass Effect 2, que mostraban un potencial gráfico genial, más Rol su primera entrega, más acción su segunda, pero que demostraban que los action RPG también pueden tener táctica, elecciones morales, cientos de armaduras, armas, escenas adultas… Es polémico, pues muchos hablaron de Bioware vendida a EA y demás lindezas (como si cualquier director de cine no tuviera que tener en cuenta también lo que opina su productor, sin que por ello deba resentirse su trabajo), y por eso y como nos gusta la polémica, meteremos también a Dragon Age: Origins. Si bien es cierto que fue en PC donde el espíritu Baldur´s Gate estaba más presente, este juego merece el respeto de los roleros. La segunda parte, que sí es Rol por mucho que se diga, es algo aparte. Pero su primera entrega es una maravilla que nos negamos a no alabar. Somos muy de Bioware, lo reconocemos, pero a cada uno le gusta lo que le gusta, y a nosotros este juego medieval repleto de posibilidades nos encanta y nos mantuvo enganchados todas las Navidades durante más de 30 horas. Como también nos encanta Fable 2, otro que también ha sido objeto de críticas. De acuerdo, la sombra del Fable primigenio es muy alargada, pero a diferencia de Fable 3, un gran juego pero que podemos catalogar de prescindible e incluso clónico, la segunda entrega sí que aportó, fue mágica, un cuento llevado aún más allá y la sensación de cúspide de una idea por parte del genio Molyneaux.

¿Os creéis que ya ha terminado la polémica en torno al Rol? Pues no. Bethesda es ya un grande a la hora de producir juegos de todo tipo (Ese Doom 5 que viene en camino nos hace pajearnos), y así en esta generación ha producido juegos como Oblivion o Skyrim. Sin embargo nosotros vamos a escoger Fallout 3, nuestro primer juego Bethesda jugado en esta generación. Quitando los Souls es el juego con más horas dedicadas, cercana al centenar, un mundo que nos mantuvo enganchados y cuyo humor y situaciones nos dejó encantados. Muchos escogerán Skyrim y otros Oblivion (este juego fue de lanzamiento y provocó un shock en la comunidad), pero nosotros nos quedamos con esta epopeya post apocalíptica llena de gentes absurdas, radio clásica y mutantes. La recuperación de un clásico del PC. Su continuación y sus expansiones, que también las jugamos, no estaban mal, pero no dejaron de ser eso, una continuación.

Pero en lo que sí suponemos que habrá consenso, queridos lectores, será en nombrar como a un imprescindible a The Witcher 2, esa maravilla basada en la saga literaria de El brujo o Geralt de Rivia (un imprescindible de la fantasía heroica) y que continuaba, con aún mejores gráficos, jugabilidad, y de todo, a ese clásico del PC llamado The Witcher. Su tercera entrega aparece ya en lontananza, por obra y gracia del estudio polaco CD Project, y cuyas obras son sinónimo de calidad técnica, calidad narrativa y calidad jugable. Larga vida a Geralt y Sardinilla.

Vamos a terminar ya, pero podemos nombrar a Portal 2, uno de los GOTY de su año, otra maravilla de Valve, y que demostraba que los juegos de puzle también podían tener historia y misterios al estilo Bioshock, y que creemos debe estar en la lista. Como también es de Valve el imprescindible Left4Dead, que tantas horas nos echamos con los colegas, o el grandísimo Dragon´s Dogma, que no ha entrado más arriba por chiripa, al igual que el Tales of Vesperia, Lost Odyssey y el Heroes of Might & Magic, o el Dead Space 2, o el Mafia II, Batman Arkham Asylum… En fin, que nos dejamos muchos, perdonadnos los olvidos.

Playstation 3

La Playstation 3 llegó a nuestra casa en Abril de 2010 (la conseguimos muy barata) y ha durado hasta Junio de este 2014. Nos la compramos como consola secundaria, es decir, para reproducir Blu-rays y los exclusivos de Sony. Pero claro, eso es lo que se dice, después llega la realidad: la Xbox la terminamos vendiendo por distintas circunstancias y estos últimos seis meses ha sido nuestra única consola de sobremesa.

Empezamos con Uncharted, una de las razones para comprarnos esta consola. Jugamos al uno y como ya veníamos de la Xbox hemos de decir que nos gustó su estilo, su tono, su forma cinematográfica de proponer la aventura, así como ciertos flipantes detalles gráficos. Pero su segunda parte, Uncharted 2, cumbre en muchas cosas, aumentó a un apartado gráfico titánico que después se volvería demencial en su tercera parte, siempre con una iluminación de aúpa y unas texturas increíbles. ¿Cómo no recordar la fase de la demo? Una saga de la que nos hemos hecho fan. Como todos, ¿no?

Pero después de este gusto inicial, jugamos a un juego que, con el tiempo, nos ha convertido en fans suyos y que nos encanta. Hablamos de Ratchet & Clank: Armados hasta los dientes. En su momento, se habló de juego Píxar, por eso de sus gráficos pulidos, sus animaciones y colorido. Efectivamente, fue en su momento referencia técnica. Junto con los nombrados anteriormente Dead Rising o Kameo, se nos mostraba una generación más feliz desde el punto de vista gráfico, pero aún así ha sido satisfactoria.

Pero si hay algún juego que sea para nosotros incontestable, ese es Yakuza 3. Posiblemente, de haber jugado a las anteriores partes o de haberlo hecho con Shenmue, quizá alguno lo pueda poner en duda. Pero no es verdad: en ningún Yakuza hasta este, abandonábamos la mega urbe de Tokio y vivíamos (sí, esa es la palabra) unas auténticas y placenteras vacaciones en un pueblecito pesquero japonés. Recorríamos sus calles, sus tiendas, sus aventuras en el orfanato… Una auténtica referencia y un ejemplo de SEGA y su todavía poder de creación.

Otra saga 100% Sony de la que nos hemos hecho fans ha sido Little Big Planet, incluyendo sobre todo a Little Big Planet 2, cumbre en muchas cosas. Un original juego creado por ex de Lionhead, con una capacidad de personalización infinita, con un online originalísimo y que se ha convertido en una saga con mayúsculas. Otro clásico de las plataformas y de la generación.

¿Habíamos hablado de Rol en la sección Xbox? Pues qué decir de la saga Souls (el Demon´s, exclusivo): Demon´s Souls y Dark Souls, dos clásicos instantáneos, sobre todo su primera parte, un shock para estos que escribimos, en donde recibimos todo el sabor de los juegos de PC de Black Isle: largos, profundos, interesantes y desafiantes. Y con un online de los más originales de la historia. A eso se le suma una segunda parte genial en todos sus aspectos, otra continuación en Dark Souls II, así como más juegos basados en este estilo. Genial es poco. Aquí desde luego estos juegos tienen dos fans que ya han perdido la cuenta de cuántas horas les hemos dedicado. Sólo hay que ver las entradas más leídas de nuestro blog para ver que a vosotros también os gusta, que no somos los únicos a los que la dificultad+Rol no les asusta. Una mezcla muy poco vista, la de un juego de Rol mezclado con el terror, y que echábamos de menos desde el grandioso Vampire The Masquerade Redemption, de PC.

¿Hemos nombrado ya al Assassin´s Creed y el Assassin´s Creed II en el anterior apartado? Pues nos dejamos a uno, ya que lo hemos jugado en Ps3: Assassin´s Creed IV. Sí, este juego parecía un sacacuartos más, y además venía en mala época (en plena transición). Pero os lo decimos: un juegazo, lleno de aventuras, secundarios, gráficos y unas batallas navales que van mucho más allá del ACIII y un mundo cuasi abierto divertidísimo. Dadle una oportunidad si os gustan las aventuras de piratas y la saga AC. A veces, los juegos del final pueden beneficiarse de ello (The Last of Us, por ejemplo, que está al máximo de gráficos y de experiencia para exprimir la máquina), pero también pueden salir perjudicados ante los fuegos artificiales de la siguiente next. Otro claro ejemplo de esto es, sin lugar a dudas, uno de los mejores juegos de la generación y de siempre: Puppeteer. Una maravilla gráfica, jugable y de planteamiento, con un doblaje de altura, una música genial y un ejemplo de cómo se puede ser original a la par que tradicional. Menos ventas de las esperadas, pero el aplauso generalizado de aquél que ha tenido la suerte de jugarlo y de la unanimidad de la crítica. Una joya, una obra maestra.

No vamos tampoco a hacer aquí una lista interminable de juegos, pero sí que debemos nombrar cuatro juegos con cuatro características distintas pero joyas al fin y al cabo por distintos motivos: Dishonored, Journey, GTAV y Ni No Kuni. O lo que es lo mismo: Rol japonés de calidad, horas de vicio, nuevas e increíbles Ips, así como experiencias curiosísimas (Journey) o de otra generación (el tremendo titán GTAV). Cuatro juegos que bien merecen una consola e, incluso, por qué no, toda una generación. Bocatto di cardinale. Y ya no digamos todos esos juegos que por no enrollarnos no vamos a nombrar tipo Rayman: Origins o Beyond Dos Almas (sí, estaréis flipando de que metamos un juego de Cage aquí, pero los fieles a sí mismos que además mejoran, hay que aplaudirlos), pero ya sabéis por dónde van los tiros.

Por tanto, decir como conclusión que, aunque nuestra visión de la gen pueda ser parcial (no incluimos la Wii ni el PC, este último por ser siempre, por definición, “ageneracional”), es una generación satisfactoria, la más larga que nunca hemos vivido (y llevamos viviendo generaciones desde los tiempos del lanzamiento de la Master System II). Una generación que empezó con juegos de acabados asombrosos, que después desaparecieron en pos de mayor estabilidad, para terminar de forma increíble. Ver que máquinas de 7-8 años han sido capaces de dar juegos como Assassin´s Creed IV, GTAV, The Las of Us, Titanfall u otros por el estilo, es, como poco, sorprendente. Y nuestro agradecimiento de que este show empezara a finales de 2006-principios 2007 y estemos a 2014 y todavía sigan vivas. Que el costo alto que el usuario pagó o paga sea para tener la tranquilidad de que grandes compañías apostarán por ellas y no nos dejarán tirados, como antaño ocurriera con otras.

Y terminamos como empezamos: la generación ha muerto (al menos para este blog), ¡viva la nueva generación!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: