El adiós de Castlevania a esta gen

1377087293-3Tras el extraño pero muy buen juego que fue el Lightning Returns: Final Fantasy XIII, os vamos a hablar y recomendar otro juego con polémica: la tercera entrega (segunda sin contar los juegos de portátil y/o descargables) de la subsaga Castlevania de los chicos de Mercury Steam: Lord of Shadow 2. Y otra vez con una pizca de polémica aderezada de dosis de declaraciones.

Decimos polémicas porque la primera entrega fue ligeramente menospreciada por una parte de la prensa especializada (no tantos, es cierto) por no ser un Castlevania puro (que a saber qué narices significa esto) y que copiaba a otros juegos como God of War e incluso Shadow of the Colossus (esto es verdad). No obstante, el planteamiento, el remozado aspecto gráfico, la música, etc., lo hacían uno de los más interesantes. A los aficionados, y a diferencia de seguidores de otras sagas con polémica como Final Fantasy, les encantó, pues si bien es cierto que captaba menos el ambiente de las 16bits como sí hizo la primera entrega 3D de Playstation 2, el juego era una maravilla. El juego fue valorado por todos como un juego de notable alto. Hay fans que echan de menos el juego en 2D y que no aceptan las incursiones 3D, de acuerdo (puesto que el 2D ha dado los mejores juegos de la saga sin duda), pero es poco realista esperar un juego 2D fuera del medio tipo Network, Live! o Steam. Digamos que es una saga, pero con dos líneas de encararla distintas y paralelas a la vez. Una no excluye la otra (de hecho Mirrors of Fate, juego posterior cronológicamente a Lords of Shadow y prólogo de Lords of Shadow 2 incide en el 2D).

La historia está perfectamente explicada y no hace falta tampoco recordar cada detalle de las anteriores partes. Lo único negativo es que toca cosas de Mirrors of Fate, cosas importantes para los que no hemos jugado a ella (por entender que no tenía demasiada importancia). No obstante, lo importante es que empalma bien con el final apoteósico de la anterior parte (quizá el mejor final de la generación) y nos continúa la historia de forma más o menos coherente. Así, nuestro viejo amigo Gabriel Belmont, ahora Drácula, despierta en mitad del siglo XXI por culpa de otro viejo conocido, Zolbek, que le promete la muerte si le ayuda a investigar los tejemanejes de una sospechosa corporación farmacéutica de la que parece, está colgada Satán. Puede ser chocante oír que un Castlevania vaya a discurrir en mitad de tiros de ametralladoras y coches, pero el hecho de que la ciudad esté bajo ataque por monstruos (en plan tipo Darksiders), lo hace menos chocante. También ayuda a integrarnos en la ambientación los saltos en el tiempo, que nos llevarán, como siempre en esta saga, al castillo de Drácula, lugar en donde discurren los mejores combates, puzles y situaciones. No hace falta decir que la parte actual ha sido criticada hasta la médula, pero a nosotros nos ha gustado, quizá porque nos ha recordado en ese aspecto a The Legacy of Kain: Blood Omen, aquel juegazo de PC que compartía, ya decimos, no mucho, pero sí la esencia. Es algo personal y es difícil de explicar, pero ha sido nuestra sensación.

Audiovisualmente el juego tiene luces y sombras (por otra parte como el juego en general). Nos encontramos con diseños artísticos dignos de mención, como el castillo y algunas situaciones, con otras menos afortunadas. Los gráficos, nítidos y coloridos, firmes en sus texturas y algunos modelados, a veces se dispersan con un granulado difuso alrededor de los relieves de los personajes o alguna que otra zona desangelada (que parece hecho para mantener una tasa de frames estable y alta). Por tanto, si bien es cierto que se echan en falta situaciones de la primera entrega (un río, un bosque, un poblado, el castillo por primera vez…), aquí el apartado luce bien, y es más de lo que Konami puede decir en general. Tras MGSV es posiblemente el juego que mejor luce de la compañía nipona y, es sabido, ellos lo tienen en cuenta y por eso contaron con Mercury Steam. En PC, con las mejoras de resolución, texturas y efectos luce realmente bien.

En sonido, el juego está traducido al español pero doblado al inglés. Las voces la ponen dos actores famosos y respetados, de perfil bajo (no son un Brad Pitt ni un Leonardo Di Caprio ni falta que les hace), como son Robert Carlyle (Full Monty, Trainspotting, 28 Días) o Patrick Stewart (Stark Trek, X-Men). Están muy bien, sobre todo el segundo (Robert está a veces un poco pella). Y por cierto, Marie, la que era mujer del protagonista Gabriel, la dobla Natascha McElhone, que la mayoría diréis que quién coño es (vaaale, los guays la conocéis de Sobreviviendo a Picasso). Pues es la co protagonista de Ronin, una película que aquí nos encanta y os recomendamos si os gusta la acción de la buena, con un reparto excelente de actores eficaces del género. Por tanto, en este apartado nada que decir. Como tampoco nada que decir en el musical. Araujo vuelve a hacer una partitura encomiable y digna de un triple AAA. De hecho, los aficionados a los videojuegos tienen la primera entrega como todo un ejemplo a seguir (La caja de música es muy buscada por los fans). Esta segunda entrega se escucha “menos”, pero también colabora con su orquestación espectacular y su acompañamiento perfecto de las escenas, aunque quizá o sin el quizá, no haga olvidar la primera entrega.

Y ahora viene la jugabilidad, de nuevo una de cal y otra de arena: por un lado tenemos multitud de cosas que hacer, desde volvernos niebla a saltos dobles, pasando por convertirnos en rata, poseer personas, etcétera. A eso se le suman los tres poderes principales: el látigo, los guantes para aquellos enemigos con defensas o escudos y la espada del caos, que ralentiza o congela objetos/enemigos y que cada golpe roba sangre para nosotros. Sin embargo, hay cosas incomprensibles. Para empezar el juego te deja libertad de ir a los sitios pero no es un sandbox ni siquiera, de lejos, un Darksiders. Segundo las fases de infiltración, curiosas cuanto menos, pierden no fuerza pero sí sentido en tanto en cuanto Gabriel ha recuperado sus poderes, ha vencido a monstruos kilométricos y poderosísimos y, sin embargo, no puede vencer a un tipo con metralleta. Positivo es su tasa de frames y su estabilidad, así como su original forma, muchas vences, de vencer en ciertos enfrentamientos finales. Sin embargo, la cámara, colocada a espaldas de Belmont, si bien está bien, la capa de Drácula hace que sea raro de ver (aunque es una impresión) y que las distancias no se midan bien. No os confundáis: pese a ser una cámara libre y no fija como en la primera parte, no suele dar puntos muertos ni hay que “luchar” contra ella como en muchos juegos, pero sí que Drácula es más lento que un saco de patatas (no puede correr y contra enemigos sólo nos quedan los “rachones” de esquivar para poder llegar) y las distancias se guardan mal (muchas veces creemos golpear al enemigo y damos al aire). Los combates requieren cierta habilidad sobre todo en las dificultades más altas y un dominio de la guardia (recordad que como juego típico hack´n slash tenemos árbol de técnicas ), pero que a veces se vuelve un suplicio por el hecho de que hay enemigos que sólo pueden ser vencidos con la espada o los guantes del caos. Teniendo en cuenta que sólo se rellenan haciendo un combate perfecto, pues si te tocan la barra de relleno se baja a cero… para qué contar. Por tanto mejor comprar objetos al chupacabras, ese personajillo entrañable y cabronazo a la vez. ¡Ah, por cierto! Lo de pulsar los botones incluso ¡para abrir una puerta!, sobra. Menos mal que se puede desactivar del menú (no obstante no molesta, no como esos QTE putas mierdas de Ninja Gaiden 3 o Resident EvIL 6).

¿Lo recomendamos? Para los amantes de esta saga, de la primera parte o de este tipo de juegos a lo Devil May Cry o God of War sí. Algunas revistas (una minoría) le han puesto un cuatro, cosa completamente injusta. Este juego bien hecho y acabado, con todo un trabajo detrás y unos valores de producción alto, no merece esta nota (igual que Lightning Returns: Final Fantasy XIII no merecía, con sus valores de producción, duración y acabado, ¡un 5!). De hecho, los aficionados lo valoran muy alto, y revistas de mucha enjundia como Gamespot lo califican de notable. Pero en las revistas que lo tachan de un 5 o un 6,5 los aficionados en el review libre lo califican de 8-9. Ya sabéis lo que pensamos de las notas, pero queríamos decirlo porque a veces en este mundillo, sin padrino, te machacan (nos viene a la mente un tal CoD Ghost…).

 

 

 

 

Anuncios

1 Response to “El adiós de Castlevania a esta gen”


  1. 1 Juegos infantiles agosto 27, 2014 en 10:11 pm

    Un web blog maravilloso con mucha referencia util.
    Felicidades!. Sin duda uno de mis favs!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: