Dark Souls II paso a paso (V): hasta la tercera hoguera primigenia

da2

Y ahora, y tras la primera, segunda, tercera y cuarta parte de este Paso a paso, vamos a por la quinta parada. Y prepárate porque será bastante larga y jodida. Para empezar, tendremos subjefes (algunos obligados y otros no), caminos alternativos, enemigos duros por doquier, secundarios por un tubo… Bienvenidos a una parte infernal, nunca mejor dicho.

¿Recuerdas, en la Torre de Heide, tras vencer al Joven caballero dragón, a una muchacha que estaba rezando? Pues creo que dijimos que no era obligatorio, pero sí era xD. De todas maneras, a estas alturas, puedes pasarlo con relativa velocidad si no lo has hecho. Sea como fuere, hay que ir en su busca, de la muchacha, y agotar las conversaciones con ella. Hecho esto desaparece. Ahora, vamos a la hoguera principal de Majula y, desde allí, hacemos el recorrido como para ir a la Torre de Heide de nuevo. Ahí estará, en mitad del camino, la susodicha. Le hablamos, le pagamos, y nos accionará el mecanismo que gira el lugar. Ahora salimos por el camino y ya estamos en el Bosque del cazador. No conocemos otro método, y posiblemente no lo haya, pero sabiendo cómo son los de From Software, nunca se sabe.

El bosque de Robin Hood precisamente no es

Sigue por el único camino posible y tras pasar al lado de un gilipollas sentado en una silla (si tienes los requisitos te ofrecerá un pacto. A saber qué coño hace ahí sentado dando la espalda), llegarás a la primera hoguera. Sigue andando y tras traspasar un puente que escupe veneno llegarás de nuevo al exterior. Sube las escaleras de piedra y ahora cuidadín que te estarán esperando dentro. Tu objetivo es salir por la puerta de la izquierda nada más entrar, pero también se romperá porque habrá otro que querrá darte por el culo. Sigue por la izquierda, baja por la escalerilla de mano y métete dentro del edificio. Ahí está la segunda hoguera.

Un jefe u otro: tú eliges

Desde este hoguera que se llama “hoguera hacia el puente”, hay dos caminos. Por un lado, uno que nos lleva al jefe del carro (el de los tráilers) y otro que nos lleva a un jefe tras una cascada. El problema para llegar al del carro es que hay que pasar por una turbamulta de tipos con látigo, un puente que hay que pasar lleno de agujeros mientras te persiguen y una invocación custodiando la niebla. Por tanto, llegar allí es jodido, y para disipar el camino hay que luchar mucho. Nosotros tiramos por el otro lado, donde también hay enemigos, pero más fáciles, para llegar al de la cascada. Tanto uno como otro son obligatorios, pero no es necesario vencer a los dos. Por tanto, escogimos el que a nuestro entender es el más asequible. Pero tú eliges. E incluso puedes después ir a por el otro para verlo (nosotros no lo descartamos para los momentos finales, para ir terminando cosas abiertas).

Pues bien, vamos: pasamos por delante de un fácil guerrero y esperamos a que venga el de la antorcha del puente. Tras vencerle cruzamos y esperamos que nos venga el de las hoces, para que no nos persiga. En combate individual es fácil de vencer. Es más, si quieres, puedes hacer farmeo desde la hoguera con estos tres varias veces. Acabarán por desaparecer tras varios intentos y podrás ganar unas buenas almas para comprar o subir un par de niveles (a estas alturas serán 2 niveles o 3 a lo sumo). Vamos por la cuestecilla de la derecha (por supuesto si quieres puedes explorar o empezar este farmeo con los del lado de la izquierda, otros soldados débiles y otro guerrero con hoces, incluso disparar a la mariposa que hay en un árbol, cosa que nosotros no hicimos, a saber qué hace xD). Ojo: cuando decimos por la cuestecilla de la derecha nos referimos a eso, a una cuestecilla, NO al puente de la derecha inmediato, que te lleva a otra zona para enfrentarte al Jefe que va en carro.

Bueno, pues arriba de esa cuestecilla habrá al menos cuatro ninjas. Mátalos y métete dentro de esa especie de casucha. Aquí ten cuidado porque te caerá un ninja desde las alturas. Pulsa la palanca y espera que baje un pedazo de puente. Pasamos el puente y veremos tres cosas alrededor de un túmulo de huesos iluminado: un camino por la izquierda pegado al abismo, una cueva y una zona que necesita una llave. Nosotros tiramos por el camino de la izquierda (fue potra absoluta porque tiramos por ahí por tirar). Ve matando a todo Dios siempre recto. En un momento dado habrá a la izquierda una cueva. Coge la llave de dentro y podrás abrir la puerta cerrada que está al lado del túmulo iluminado que te dijimos antes (hay una hoguera y un personaje secundario). En definitiva, más delante de la cueva donde está esta llave, cuando veas la niebla al fondo, serás atacado por un espectro. Un truco puede ser protegerte y girar para que se caiga al abismo. Una vez muerto pasa por la niebla tras la cascada y tendrás un jefe que son tres: Los Panchos, perdón, los Tres reyes esqueletos.

Tres esqueletos tres

Este jefe puede ser difícil si no se hacen las cosas en orden. Antes que nada lleva un arma buena o con fuego, que los esqueletos son débiles a dicho elemento.

Entra corriendo y verás que bajan tres esqueletos gigantes. Nosotros nos fuimos al de la izquierda y nada más puso un pie en el suelo lo hostiamos. Ahora lo que mucha gente hace es irse a por los otros dos. Error. Tienes que irte por los esqueletos que salen del suelo (uno con corona incluida ¿?). Una vez vencidos, y siempre con cuidado de que el esqueleto que lanza fuego no te dé (si estás débil refúgiate detrás de los montículos de calaveras y recupérate), vete a por los otros dos. El primero caerá sin problemas y el segundo también. Eso sí, este último plantará unas semillas, por así decirlo, que se transformarán en cuatro esqueletos-rueda, de esos tan graciosos de Dark Souls I. Así que no te muevas del sitio y cuando estén surgiendo del suelo te lías a porrazos desde ese primer instante (si acaso se te escapará uno, fácil de vencer). Una vez hecho esto vete hacia un hueco que habrá a la izquierda de la entrada (en la orientación de entrada. Sino a la derecha en orientación hacia la salida). Allí pulsa una palanca y cruza el puente. A la derecha, en una cueva tras un charco de veneno, estará la hoguera.

Ciudad veneno

Tras hablar con la NPC y agotar las conversaciones (y así se va a Majula), echa un último vistazo a su escote y dirígete por el único camino posible (y saluda a los esqueletos de la pared… no se mueven, tranquilo). Allí hay un sitio que es evidente es venenoso. Por supuesto, si quieres puedes tirarte y recoger todos los objetos (nosotros lo hicimos varias veces, no importa caer o que te venzan, pues el objetivo es coger los objetos). Ahora sube por la rampa y te encuentras con esta zona minera. Sube por la mini rampa de la derecha y vete al fondo del todo. Sube la escalerilla de mano, vence a los obreros y dale al pulsador. Se abrirán las puertas. Tírate, pasa de los gigantes y crúzala. Tira por el túnel a la derecha antes de seguir y encontrarás la hoguera. Ahora sal y con cuidado de no caerte por el “buhero” (esta palabra me la he inventado, pero aún así el Word no la corrige) pasa por la entrada de la cueva de la derecha. De nuevo te decimos lo mismo: si quieres entretenerte rebusca, no pasa nada por caer, sobre todo ahora que está la hoguera al lado.

Ahora verás un puente y al fondo un cabronazo. Puedes irte a la derecha del todo y esquivarlo, pero entonces te encuentras con dos. Por tanto es mejor recto, por el puente.

El Pico

Una vez te lo cargues, sube la cuestecita y tras las ánforas hay otro camuflado (en pantalla aparecerá el nombre de El Pico). Si quieres, nada más pasar el puente, antes de entrar, vete a la izquierda y te encuentras el Pacto del Sol (alabado sea el Sol). En nuestra opinión, si buscas logros/trofeos (es decir, el logro Pacto del Sol), puedes hacerlo, pero hay enemigos.

Pero supongamos que te has cargado al del puente y al de las ánforas y vas a seguir: cruzamos esta tarima y salimos a un sitio más amplio, donde veremos varios puntos: un caminito estrecho a la izquierda pegado a la pared, y un gran lago venenoso abajo con un hueco. Si te tiras abajo, y pasas por esa apertura, encontrarás el anillo contra el veneno (tras usar una piedra de Pharros) y regresa por el único sitio posible. A nosotros personalmente nos sirvió para una mierda, pero si quieres, ve.

Como sea, estamos de nuevo en la parte alta: vamos a tirar por el caminito estrecho (cuidado con la apertura de la pared, que hay una seta venenosa). Desde aquí se ve que saltando se puede llegar a un balcón de una habitación abajo, no sabemos qué hay ahí, la verdad. Bueno, que me enrollo: sigue hacia la niebla, cuidado porque hay enemigos para aburrir. Intenta cargártelos o, si vas en modo speed run, atráelos hacia afuera y vete para la niebla (te recuerdo que mientras el personaje va atravesando la niebla se pueden poner hasta las cejas de aporrearte). Jefecito al canto.

El jefe más cachondo: el doble de Jabba el Hut

Este jefe es muy fácil si se sabe lo que hacer. Es decir, la primera vez nos partió la cara porque intentamos rodearle y, con todas sus mollas, nos aplastó rodando. Por tanto, siempre ve de cara, y estate atento a sus “levantás” y sus ataques con la chorla (también llamada cabezón). Así, guardando las distancias, atento a cuando se tumbe, es fácil, de verdad. Dale con el ataque secundario y no habrá más problemas. OJO: cuidado nada más vencerlo, pues si has venido corriendo los capullos de antes, a los que esquivaste, por la espalda pueden aparecer. Consejo: o bien los vences, o rápidamente te pones el anillo que te mantiene las almas o sal corriendo hacia el interior de la nueva zona despejada subiendo las escaleras de piedra, pues no suelen perseguirte hasta dentro. Unos pasos más profundos y nos encontramos con la hoguera (y con una vieja amiga). Tócala y aprovecha para viajar y subir.

En las entrañas del veneno

Sigue por el único camino posible, subiendo por las escaleras hasta que llegues a un puente. Al otro lado del puente hay un caballero muy simpático (tiene magia, ojo “cuidao”). Vigila también porque te pueden tirar flechas. De hecho, una buena manera es luchar protegiéndote con la rueda dentada.

Después tendrás que ir a la izquierda, a la escalerilla. Procura no subir rápido porque bajará un ninja o dos en plan cutre trampa. Véncelos y sube, ve al fondo, cruza la niebla y toca la hoguera.

Una vez hecho esto date la vuelta y mata al ninja que está en un roto (puede ser que se una a la fiesta los otros dos ninjas del fondo). Como sea, una vez muertos vuelve a la hoguera y enciende una antorcha. Después vete por el roto que estaba detrás del ninja y al lado del mecanismo pulsa examinar. Le pegarás fuego al molino y el veneno que hay en la planta baja desaparecerá (incluyendo el que hacía que luchar con el jefe de zona fuera un suicidio).

Una vez hecho esto sube las escaleras y ve pegado a la pared, puesto que hay un mecanismo que dispara flechas. Sube la escalerilla y vete a la izquierda. Aquí te recomendamos que venzas a los dos magos de fuego (que te pueden refollar) o pases de ello yendo hacia la puerta (no hacia la niebla). Allí en esas estrechas escaleras vence al caballero que te seguirá. Después de esta jodienda sube las escaleras y tendrás que… ¡enfrentarte a un espectro! Una vez muerto todo esto tiene premio: toca la pared y conseguirás una hoguera oculta.

Ahora sólo tendrás que tirarte desde aquí a la piscina vacía, esquivar a los dos caballeros y cruzar la niebla.

Medusa (aunque esta tiene la cabeza a modo de bolso)

Si has intentado este jefe sin vaciarlo de veneno verás que tu barra bajaba a velocidades de vértigo. Ahora ya el combate sin veneno es otra cosa. Sus ataques de todo tipo son fáciles de esquivar (sobre todo el que petrifica), así como sus ataques meramente físicos (con un buen escudo puedes pararlo). De verdad que no hace falta decir nada más, y menos cuando desde la hoguera al jefe hay un metro de distancia. Una buena arma y… a la mierda. Eso sí, como siempre decimos: una vez muerta, ponte el anillo de protección de vida o corre al fondo, que si no venciste a los enemigos entrarán tras tuya y te pueden hacer perder las almas.

La fortaleza de hierro o prepárate para pasar aquí toda una vida de reintentos

Tras bajar la escalera de la izquierda y tocar la hoguera, vamos recto. Procura atraer al soldado de la puerta solo, y después ve por el otro. Aprovecha y mira a ver qué tal te va contra ellos, porque los enemigos de aquí son así de duros (o más). Si no puedes con ellos ve repitiendo cada tramo poco a poco. Así no sólo farmearás almas sino que podrás ir limpiando la mazmorra.

Una vez vencidos, abre la puerta y atrae otra vez al primero y después al otro. Después vete a la derecha y al fondo del todo tienes a un vendedor que vende un anillo anti maldición y otras buenas cosas. NOTA: Si quieres coger el objeto al que le está dando el fuego métete por la puerta de la izquierda camino al vendedor, vence al caballero y empápate de agua. NOTA2: con una varita de anti petrificación, despetrifica a la tipa que está sujetando la puerta de camino hacia el Bosque Sombrío. Es una piromante que vende anillos y objetos anti fuego.

Siguiendo por el único camino posible tendremos que retroceder rápidamente puesto que aquí hay una emboscada de tres soldados que pueden ponerte el ojete fino. Paciencia. Una vez más, limpia la mazmorra si lo necesitas farmeando.

Una vez salimos al exterior tendremos problemas debido a los arqueros, así que procura irte para el fondo a la izquierda protegiéndote tras las columnas, mata al caballero y baja a donde hay otro con una palanca. Pulsa la palanca y harás que el puente baje. Aquí hay dos caminos: si sigues por el puente verás que a la izquierda hay una puerta con una rueda y al fondo una niebla. Si pasas por la niebla te enfrentarás a un jefe optativo, muy fuerte. Te recomendamos una buena arma e ir mojado y con protecciones anti fuego. Suerte. El otro camino, el de la puerta con la rueda, hace que, cuando la gires, el fuego del interior desaparezca, con lo que podrás seguir sin necesidad de luchar contra el jefe opcional. Este último es el camino que seguimos nosotros. NOTA: Justo en el lado opuesto, allá donde está desde las alturas el arquero, verás un objeto brillante. Es una ascua que permite imbuir las armas con poderes elementales. ¿Qué herrero lo hace? Te lo explicamos. ¿Te acuerdas de la Fortaleza Perdida y su camino desde arriba? ¿Te acuerdas que había que tirar por un roto y entrar tras una puerta con 7-8 soldados con lanza que te atacaban? Pues si en vez de entrar ahí sigues bajando llegará un momento en el que verás, tras un guerrero momia de los grandes, un bidón. Ese bidón empújalo de tal forma que caiga a la pared del fondo, al lado de la verja que no se abre. Si el bidón cae en postura extraña, pero cercana a la pared, no te preocupes: coge una bomba y lánzala contra el bidón. Cuando explote habrá una hoguera y el herrero. Coge los objetos (si quieres que se quite de ese cofre en el que está sentado enciende la antorcha que hay ahí). Luego de darle el ascua ya puedes imbuir las armas con poderes.

Bueno, seguimos.

Una vez quitado el fuego de la sala nos metemos dentro y subimos las escalerillas de mano (si pulsas la palanca pondrás el puente más bajo, no hace otra cosa). Ahí habrá un guerrero muy fuerte: paciencia. Después subimos y… habrá otro. Tras vencerlo para que no nos siga pasamos la puerta y… dos tortugas blindadas. Te aconsejamos que te vayas a por la primera, porque la segunda golpeará el suelo para romperlo. Tras vencer a la primera la segunda (si no se ha caído), es más fácil de vencer. Cuando entres en la siguiente sala cuidado con las flechas. La puerta de la izquierda, con una piedra de Pharros, desbloquea una escalera y una hoguera que te lleva al campanario (ojo con ir a esa hoguera que desde allí NO puedes volver y tendrías que repetir el camino). La palanca cercana a ti púlsala y mata a las dos tortugas. Sube.

Aquí arriba limpia a los guerreros (tres nada más y nada menos) y después vete para el guerrero tortuga, el cual morirá quemado (sí, muy listos no son…). Baja las escaleras y cuando entres por la puerta, gira a tus espaldas que es una trampa. Vencido este hijoputa sigue por el pasillo estrecho. Procura atraer a la tortuga hacia afuera, a ver si se cae o le das de hostias más fácil. Una vez muerta pulsa la palanca que custodiaba y nada más dar un paso… otra tortuga. Véncela que ya estás cerca de triunfar.

Después de muerta, con cuidado de no comerte el fuego, busca las escalerillas de mano y sube, llega a una habitación vacía y vuelve a subir. Allí pulsa la palanca para que desaparezca el fuego en todo el castillo y toca la hoguera.

Una vez hecho esto baja y ve por el único camino posible. Tras vencer a otra tortuga blindada (y van…), ya estás al lado de la niebla del jefe. Fácil, ¿no? Jajaja.

Balrog, perdón, Viejo Rey

Este es otro jefe chorra, no por su dificultad (puede llegar a matarte, como todo bicho viviente en Dark Souls), pero como está al lado de la hoguera… Cuando entres te harás popó, pero tranquilo que no es tan duro. Cuando esté al lado tuya sólo tiene tres ataques físicos: con el brazo izquierdo un barrido (rueda), un golpe con el brazo derecho (rueda) o con los dos (rueda). Será tras estos dos últimos golpes cuando haya tiempo de golpearlo. Te recomendamos que en ese momento le des a dos manos (sus golpes no hay escudo que lo paren). Lo que sí es más difícil de esquivar son sus tres ataques de fuego. Si tienes un escudo leveado o con protección contra fuego al 100% no te hará nada. Si no nuestro consejo es que pongas pies en polvorosa: tanto su ataque de fuego con la mano y con la boca son fáciles de esquivar (porque no suele moverse, así que ponte detrás de su mano o en ángulo con respecto a su boca). El que va tirando varias bolas fuera es más difícil, pero si te vas bien al borde puede no darte. Y si no quieres irte al borde por si te caes simplemente levanta tu escudo y aguanta el envite. Después bebe y sigue. Al par de intentos caerá, de verdad, nada que ver con el jefe optativo de esta zona, un verdadero cabronazo.

Una vez hecho esto baja las escaleras, coge el polvo para subir el poder del estus y toca la hoguera primigenia. Hasta nunca, fortaleza infernal. Fuck yeah!

Próximamente, el resto del recorrido para conseguir otra alma primigenia. Por cierto, cualquiera es libre de copiar esta guía, pero por favor, di de dónde la has sacado si lo haces. Sólo eso pedimos. Nos vemos.

Anuncios

11 Responses to “Dark Souls II paso a paso (V): hasta la tercera hoguera primigenia”


  1. 1 jorge mayo 5, 2014 en 2:55 pm

    En primer lugar enhorabuena por la guía, me esta siendo de gran ayuda para ir pasandome sobre todo ciertos jefes finales. Ya de paso no estaría mal que hicierais otra guía con todas las misiones y jefes secundarios ya que en este Dark Souls hay un montón de cosas por hacer y muchos jefes que no son necesarios para acabártelo pero que sirven para ampliar la experiencia del juego.

    No obstante en esta parte de la guia hay una pequeña incorrección, me refiero a cuando habláis de que se puede elegir un jefe u otro para continuar, esto no es así ya que los tres esqueletos son obligatorios si o si, el del verdugo es opcional (como otros muchos) si te lo cargas luego te toca volver a por los tres esqueletos para continuar la aventura. Lo único es que te da acceso a un pacto aparte de una buena cantidad de almas.

    • 2 frikadasmil mayo 5, 2014 en 3:18 pm

      Ok. Dejamos aquí tu comentario para que quede constancia para que los que entren lo lean. Entonamos el mea culpa y nos autoflagelamos por el error xDDDD. Fuera de bromas, gracias por tu comentario. Al fin y al cabo Dark Souls es así, para descubrir cosas entre todos. Un saludo.

  2. 3 jorge mayo 5, 2014 en 3:54 pm

    Gracias a vosotros, reiterar la enhorabuena por el gran trabajo de la guía completa y animaros a una décima entrega con los jefes secundarios y con algunos secretos.

    Por cierto grandísimo juego este Dark Souls 2, parecido pero a la vez distinto a la primera parte. Primando mucho mas la exploración; en mi opinión un acierto lo de no poder farmear tanto y el que te baje la vida cada vez que te maten. Para mi la saga Souls (demons incluido) lo mejor de la generación.

    Un saludo.

  3. 5 H junio 26, 2014 en 3:06 pm

    Hola. Añado un par de detalles que pueden ser interesantes: Mejora de estus y anillo de resistencia a veneno. En el balcón que no explorásteis hay un par de ninjas con garras como lobezno, una trampa de flechas y una ballesta pesada +3 en un cofre. Más importante que eso, podemos encontrar aquí al lado una mejora de estus. En la misma habitación desde la que se puede acceder al borde del balcón hay una escalera que desciende hasta el veneno. Pues si se baja por ella y se sigue andando recto, sin desviarse, se atraviesa un umbral y al fondo del pasillo hay un fragmento de estus. Volviendo por el pasillo hay a la izquierda una puerta con 4 setas venenosas y un verraco portador de martillo. Ésta habitación tiene un mecanismo de pharros, que si usamos convenientemente con una piedra mostrará una puerta secreta con un cofre que esconde un anillo de resistencia a veneno. Un saludo.

  4. 7 Raptor17 julio 22, 2014 en 8:27 pm

    Hasta ahora la fortaleza de hierro es la parte del juego q mas me costo mori como 50 veces, es una parte q la tactica tanke no sirve de mucho, las tortugas y los boss ignoran el escudo y sin agilidad la comes muy facil, aunque es muy buena zona de farmeo, si lo haces hasta q desaparecen los enemigos subes como 20 o mas niveles, y la armadura acorasada es una bestilidad en defensa y facil de mejorar

    • 8 Raptor17 julio 22, 2014 en 8:36 pm

      Me olvidaba, al boss final con daño veneno en el arma se lo mata mucho mas facil, y al opcional con un anillo de def fuego y un hermoso escudo 98 def fisica y mas de 90 de fuego se la haces comer muy facil

  5. 9 Raptor17 agosto 5, 2014 en 8:12 pm

    Les agrego otra cosita muy util, si desp de derrotar al boss opcional de la fortaleza de hierro vuelven a ir a donde lo mataron aparece nuevamente el perseguidor, es mas duro q antes y si te engancha cuando pone la espada azul te maldice, solo da 3000 almas pero la parte buena es q tambien da un anillo del filo +1, q da un poco mas de daño q el normal y en este juego nunca se debe despreciar un poco mas de daño, saludos.


  1. 1 Dark Souls II paso a paso (VI): hasta la cuarta y última hoguera primigenia | Frikadasmil Blog Trackback en abril 4, 2014 en 5:58 pm
  2. 2 Dark Souls II paso a paso (IX): el fin + recapitulando | Frikadasmil Blog Trackback en abril 8, 2014 en 5:13 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: