Dark Souls II paso a paso (III): hasta la primera hoguera primigenia

Dark_Souls_2Como no hay uno sin dos ni dos sin tres, aquí estamos otra vez. Este recorrido nos llevará a la primera gran alma, una de las cuatro que necesitaremos para ir hacia el final del juego. Este recorrido puede suponer también tu primer gran escollo, con alguno de los jefes finales más cabrones del juego (y te aseguramos que no son los únicos, que habrá más). Empieza a dibujarse Dark Souls II… y da susto.

La fortaleza perdida: empieza lo chungo

Pues llegamos a una de las zonas complejitas del juego, la verdad es que sí. Hay dos opciones: o empiezas por donde vino el barco o por donde te trajo el cuervo. Tú decides, pero nosotros tiramos por donde el cuervo (lo que no quiere decir que las dos zonas en realidad no estén muy próximas y que puedas experimentar si lo deseas). Viniendo por donde el cuervo no tiene pérdida: abrirás tu camino y te encontrarás a un guardia vendado. Pasa por el filo roto y encárgate de él. No es muy difícil. Ahora vete a la habitación de la izquierda. Te recomiendo que vayas por el borde exterior con mucho cuidado y te encargues del tipo desde aquí, porque si lo haces por abajo te va a hostiar mientras te enfrentas a perros. Como sea, una vez limpia la sala, abre el cofre y coge la llave.

Una vez hecho esto, continúa, abre la puerta y te encuentras a uno de los guardias dándote el ojete. Mátalo o pasa de él, porque tu objetivo es ir por la izquierda, hacia la puerta cerrada. NOTA: Si sigues descendiendo encontrarás perros y varias cosas. Lo importante es el momia que mira hacia un bidón. Mátalo y después ponte detrás del bidón y tíralo hacia el muro del fondo. Tiene que quedar el bidón cercano. Si tienes una bomba de mano lanzala hacia el bidón. Al explotar se vendrá el muro abajo. Allí habrá una hoguera y un herrero (herrero al que hay que darle más tarde las ascuas especiales).

Volvemos arriba y pasamos por el roto hacia el patio que está frente a una puerta cerrada (es la foto que ilustra esta tercera parte de la guía).

Bien, antes de abrir la puerta te comentamos: lío es lo que te espera. No mentimos si son al menos 7 tíos con lanzas a por ti. Por ello te vamos a explicar cómo hacerlo a toda velocidad, yendo al jefe y pasando de atajos y exploración. Eso es cosa tuya.

Dicho esto abre la puerta y ve a toda velocidad escaleras abajo, tirándote por el hueco o corriendo, como quieras. Una vez abajo vete al fondo, a la puerta rota con una escalerilla de mano. Sube por dicha escalerilla y verás que a la izquierda hay dos soldados que no te verán y a la derecha ya está la niebla del jefe.

Los tres centinelas o tu primer atasco

Vamos a explicar primero la teoría y después los consejos para vencerlos. La teoría dice que cuando entras caerás en una plataforma. Inmediatamente protégete con el escudo y con mucho cuidado intenta vencer a este guerrero metálico sin bajar. Una vez vencido empieza lo chungo, porque los otros dos centinelas irán a por ti. Luchar aquí arriba contra los dos es absurdo, así que lo mejor es bajar (ten cuidado porque el golpe quita vida). Ni qué decirte que tendrás que tener mucha paciencia y pericia.

Esta es, por tanto, la teoría. Ahora los consejos y estrategias varias:

1) Tú solo pero mejor preparado: consigue un escudo con 100 de protección física. Con él no recibirás daño de los centinelas, aunque te quedarás vendido si agotas la energía. Como arma es recomendable llevar rayo, porque son débiles al rayo. ¿Dónde conseguir un arma de rayo? Muy fácil. ¿Te acuerdas de la arboleda que estaba casi al principio del Bosque de los Gigantes,? Allí había un guerrero con una armadura blanca sentado y no te hablaba. Si le atacas y lo matas te quedarás con su espada de Heide, que tiene rayo. Pues bien, una vez con un buen escudo y este arma subida de nivel, inténtalo.

2) Invoca un espectro: Antes de entrar en la niebla del jefe, busca en las celdas de al lado (cuidado si has venido corriendo porque al menos dos soldados con lanza de la zona anterior pueden haberte seguido). Si vas como humano, verás una marca en el suelo. Es una maga que dispara flechas de alma, útil no tanto contra el primer centinela sino contra los otros dos (los ataca antes de que lleguen y después desde lejos). Tú dirás con razón: ¿y si me vencen pierdo la humanidad? ¿Qué pasará cuando me quede sin ellas? Muy fácil: si no quieres perder la humanidad usa el anillo que en la segunda parte de la guía te dijimos impedía que al morir perdieses la humanidad: el anillo de protección de vida.

3) Invoca no sólo al espectro, sino a humanos: Esta es la opción que nosotros tuvimos que hacer. Tendrás que hacer todo exactamente igual al punto dos pero, además, usar alguna de las marcas del suelo (tendrás que estar online también, claro). Ten en cuenta que tendrás un límite de dos compañeros (1 espectro + 1 humano o 2 humanos). Como sea es mejor llevar a la maga. En nuestro caso invocamos a un humano con una lanza que se volvió loco. El primer centinela lo matamos en grupo, pero después se lanzó él solo a lo macho y se lió a hostias como panes mientras la maga, desde arriba, se los follaba con la flecha de alma. No recordamos ahora mismo su nombre, pero si lo recordara lo pondría, porque fue un puto crack.

En resumen: con espada de rayos, con escudo del 100, con la maga y con un humano=victoria chachi piruli.

Y ahora, dos cosas: lo primero, es que cuando subas por las escaleras y veas el pasillo, pasa a toda hostia, corriendo sin parar, ya que hay una trampa aquí y puede dar con todas tus almas por el suelo. Ahí hay una hoguera, así que… ¡siéntate, “muyayo”! Bien, y ahora lo segundo: vamos en busca de los muros fantasma: tanto en la parte baja (donde la batalla), como en el piso superior (incluyendo los de al lado de las escaleras), hay varios muros fantasmas. ¿Cómo se desbloquean? Pulsando X repetidamente. Por tanto, paséate pegado a los muros de abajo y arriba sin dejar de pulsar X, X, X… y así irás descubriendo varios secretos.

Una vez hecho esto, prosigamos con la aventura.

Dejando la hoguera, salimos por el único lugar posible. Fuera nos encontraremos con otra momia a la que le daremos de hostias. Vamos por el edificio y subimos las escaleras. Aquí vamos a conocer más profundamente a unos hijos de puta: los primos lejanos de SplosionMan. ¿Recuerdas ese gran juego arcade de esta generación? Pues sí, son unos guerreros que con un toque caen, pero el problema es que se lanzan y explotan, no te cuento ya si se acumulan varios. Ojo con las confianzas que son unos cabrones. Si abrimos la puerta que hay aquí veremos una gracia. Qué cabrones.

Subimos la escalera y pulsamos el mecanismo. Cuidado porque los primos lejanos de SplosionMan siguen por aquí. Llegamos a otra habitación con un ascensor roto y subimos por las escaleras hasta que llegamos a otra estancia con una verja que hay que abrir. NOTA: Si subes al piso de arriba, después de hacer una escabechina de tíos que explotan, verás una hoguera a la que no puedes acceder porque un petrificado la bloquea. Cuando más adelante consigas una ramita que despetrifica, puedes volver. Ese tío es un vendedor que te cambiará las almas de los jefes (y dinero, es decir, almas normales) por armas únicas. No son muy buenas, pero algunas (sobre todo la alabarda y el arco del jinete dragón), son destacables.

Bien, seguimos.

Pulsamos el mecanismo y veremos un puente y una niebla al fondo. Antes vamos a la derecha, matamos al capullo escondido y nos dará un viaje de piedras de recuperación importante.

Ahora vamos corriendo hacia la niebla, porque los arqueros van a empezar su festival. Vence a los de dentro (cuidado porque algún imbécil puede caer del techo como si fuera lluvia o un copo de nieve). Vete al fondo y en vez de bajar las escaleras, sube y coge la escalerilla de mano. Aparte de estar a la altura de los arqueros, tendrás una hoguera. Descansa que lo vas a necesitar.

Ten en cuenta que esta hoguera, nada más levantarte, los arqueros del balcón reaparecen y se van a por ti. En nuestra opinión, no es necesario hacer nada, vete para la escalerilla y baja, pasa de ellos. Aquí ahora, descendiendo por los escalones de piedra verás a un arquero de costado. Cárgatelo y lánzate adentro. No hace falta que te cargues al resto, simplemente vete al centro del ascensor con el escudo en alto y al momento comenzará a bajar el ascensor (a nosotros un capullo de estos se lanzó desde arriba y se estampó).

Mientras baja, puedes lanzarte a la tarima de madera para coger el objeto. No lo hagáis al revés (es decir, mientras sube), porque si no después al salir de allí haces “al agua patos”, como nos pasó a nosotros cayéndonos al charco. Una vez ha bajado el ascensor, nuestro consejo es que pulses el pulsador y gires para que suba solo el ascensor sin ti. Así, cuando caigas, arriba del todo estará el ascensor, podrás pulsarlo con el escudo en alto y no tener que cargarte a los arqueros otra vez y otra vez (es que si no hay que pulsar con la palanca para que suba y es un coñazo y es muy lento todo). Ya sabéis que aquí siempre te recomendamos, sin complejos, que corras cuando haya que repetir una zona, para no hacerlo tedioso y es por eso este consejo. Acostúmbrate a hacerlo siempre.

Bien, aquí hay una zona corta inundada protegida por SplosionMan y monstruos gordinflas. Los monstruos gordinflas puedes provocarlos, irte a la habitación del ascensor (que no estará el ascensor y por tanto habrá un hueco) y cuando entren dichos monstruos, los provocas y ellos solos como gilipollas se caen por el hueco. No obstante, nuestro consejo es que corras y llegues al fondo del todo, para pulsar y hacer que la verja se levante. Ya habrá tiempo de regresar y coger los objetos, pero esto hay que abrirlo para poder repetir el jefe varias veces.

Cuando escapes de esta zona, ve corriendo hacia la niebla al fondo, ten cuidado porque los que explotan te persiguen corriendo al mogollón. Por eso, no te distraigas y pulsa la niebla corriendo (las escaleras laterales están cerradas).

La pecadora de la pradera

Tras ver un video que viene a significar algo así como “me has despertado, te voy a saltar los dientes”, empezará la lucha. Bien, aquí está todo oscuro como ojete de mono. Por tanto, se dice y se comenta, que hay un método para encender las luces (las escaleras laterales de antes. Para abrirlas puedes buscar la llave yendo por una fase secreta, llena de enemigos, invasiones y jefe final. Más que meterte en ese follón conviene dejarlas cerradas), pero nosotros no hicimos nada de eso. Nosotros a lo bruto. Pues bien, mi consejo es el siguiente: un escudo de 100 por cien contra físico y estar siempre “enganchado”. Deja nada más empezar que La pecadora venga hacia ti y párala. Ahora, enganchado a ella, gira a su alrededor con el escudo en alto. Lo normal es que te haga un triple ataque: los dos primeros casi seguro que te dan a pesar de que ya te digo que tienes que ir girando y girando a su alrededor, pero con el tercero llega tu oportunidad. Es ahí donde tienes que darle el golpe. Por supuesto, también te vale para tomar estus en caso de que tengas que hacerlo. Esta es la táctica para vencerlo fácilmente. Advertencia: es posible que los primeros minutos no pare de intentar separarse de ti, pero llega un momento en que baja el pistón y es ahí cuando debe empezar esta táctica que te recomendamos. Lo que no quiere decir que no pueda separase de ti, momento que, obvia decirlo a estas alturas, debe servirte para bajar el escudo para que se recupere el aguante más rápido e inmediatamente volver a subir el escudo para parar el piquete (el mismo ataque que hace para recibirte tras la niebla, vamos). Incluso cuando se enfada en un momento dado y da un salto, mientras tengas aguante al máximo, esté enganchada y tengas el escudo en alto, no importará porque la cámara la seguirá. Y hablando de cámara: ojo que no se separe mucho de nosotros, que desaparece el enganche de combate y se nos pierde en la oscuridad. Como además os estamos aconsejando que no os separéis mucho de ella, pues ya sabéis (en un momento dado parecía que estábamos bailando con ella, cara contra cara como íbamos). Bajando el escudo en momentos clave para recuperar, tomar estus en su momento preciso (ni siquiera nos quitó a nosotros barra cuando no la cargamos. Eso sí, fue al sexto intento, cuando ya aprendimos su rutina y pudimos hacer esta táctica), golpear una vez sin precipitarse ni emocionarse agotándose y girando a su alrededor tras la furia inicial, podemos vencerla, me atrevería que decir incluso fácilmente (entendednos lo de fácil). Hay mucha gente de mucho nivel en internet que se le está atragantando este jefe. Pero cada uno habla por su experiencia y, por lo menos yo, prefiero enemigos con espada que con lanza, pues se me atragantan más.

Cuando lo conseguías, enhorabuena: ya veremos por detrás nuestra primera hoguera primigenia y conseguirás tu logro/trofeo. Toca la fogata y te llevará a Majula, pues aquí ya no continúa el juego. Primera de las cuatro grandes almas: ¿a que te cagas en la puta?

NOTA: parte de las almas las gastamos en comprarnos el anillo del gato, en la casa a la derecha del pozo de Majula. Son unas 13.500 almas. Ya te explicaremos para qué sirve y si te conviene hacernos caso o prefieres otro método. Porque en este juego, esto es lo bueno, siempre hay otro método para todo.

Próximamente, el resto del recorrido para conseguir otra alma primigenia. Por cierto, cualquiera es libre de copiar esta guía, pero por favor, di de dónde la has sacado si lo haces. Sólo eso pedimos. Nos vemos.

Anuncios

4 Responses to “Dark Souls II paso a paso (III): hasta la primera hoguera primigenia”


  1. 1 Raptor17 junio 24, 2014 en 1:16 pm

    La verdad q arranca mucho mas facil q el primer dark soul, me gusto q se combinen cosas del primero con el demons, aunque varias de estas cosas te dan ventaja y facilitan las batallas, y es tb mucho mas facil subir de nivel, ya en el dark 1 era mas sensillo q en el demons y es este mas todavia, en mi opinion se mejoro muchos aspectos pero perdio un poco el alma del juego


  1. 1 Dark Souls II paso a paso (IV): hasta la segunda hoguera primigenia | Frikadasmil Blog Trackback en marzo 30, 2014 en 5:58 pm
  2. 2 Dark Souls II paso a paso (V): hasta la tercera hoguera primigenia | Frikadasmil Blog Trackback en abril 2, 2014 en 4:57 pm
  3. 3 Dark Souls II paso a paso (IX): el fin + recapitulando | Frikadasmil Blog Trackback en abril 8, 2014 en 5:13 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: