Rol tradicional del bueno

shadowY como casi siempre, tras el paso aventura gráfica-acción, llega el Rol. Sí, señores, Rol, pero con una novedad en las últimas entradas de este blog: es para PC. Aunque nosotros hemos sido peceros toda la vida, hay que reconocer que hay abrumadora entradas de consolas. Bueno, va, vamos a solucionar esto con este Shadowrun Returns para PC.

Este juego es especial desde su concepción. No sólo por ser una descarga Steam, y no físico, como bien adelantamos en nuestro post Descargando que es gerundio (IV), sino porque es un juego crowfunding. ¿Y qué coño es eso, preguntaréis? Pues es un juego co financiado por los usuarios a través de micro donaciones (conseguido el objetivo se darán premios a los colaboradores, ya sean con rebajas, ofertas, agradecimientos, autógrafos…). Necesitaban para poder llevarlo unos 400.000$ y recaudaron más de 1.800.000$. Todo un éxito que se ha transformado en grandes ventas, expansiones que están o vienen en camino… E incluso ya están recaudando para un Shadowrun Returns Online.

El juego también es especial porque echa un tufo a juego clásico de la época dorada del PC que tira de espaldas. Sólo le falta una caja de esas gordetas estilo Baldur´s Gate y ya está todo. De hecho, comparte con este juego muchas características que aquí nos molan, como son imágenes pictóricas en un recuadro con los protagonistas y los NPC´s, vista isonométrica, mucha literatura, ausencia de voces y peso del factor conversacional.

Antes que nada hablemos del argumento, clave en todo buen juego. Estamos en el futuro, pero en el futuro de un juego de fantasía. Es decir: elementos cyberpunk como chips, hackers, drogas de diseño, luces de neón, “asiatismo”, etcétera, pero junto con razas como elfos, orcos o enanos. Tú eres un shadowrunner, es decir, y en pocas palabras: un tipo que trabaja por dinero. Tras un golpe (que nos sirve de tutorial), conocemos a un compañero que, años después, contacta con nosotros mediante una grabación para decirnos que le han asesinado. Si descubrimos quién fue (y le vengamos), cobraremos una gran cantidad de dinero que tiene bloqueada en un banco hasta que lo hagamos. Y hasta aquí las líneas maestras de la historia sin destripe (en argot friki: sin “spoilear”).

El sistema de juego es el de explorar por el escenario, oscuro, que va alumbrándose al modo clásico por donde pasamos, y que no son excesivamente amplios. Habrá algunos objetos por el suelo para investigar, personajes con los que hablar o ordenadores y demás por hackear. Por supuesto, las conversaciones molan bastante. No sólo por tener que escoger respuesta, meter bronca, usar nuestras dotes de diplomacia (dependiendo de nuestras habilidades de diálogo desbloqueadas) y un largo etcétera, sino porque están llevadas a la manera tradicional. Con su recuadro con imagen y con sus textos, amén de descripciones de la acción que está realizando nuestro interlocutor, al modo de los juegos de Rol de mesa, estilo literario (“te mira de arriba abajo y muestra un mueca condescendiente. Parece querer decir algo pero no se atreve”, por ejemplo, y después nos muestra las respuestas o preguntas que hacer).

Cuando llega la acción la cosa ahora cambia a un juego de Rol por turnos (estilo de combate que nos gusta mucho desde que jugamos a aquel mítico juego de PSX llamado Vandal Hearts). Por tanto tendremos un tablero cuadricular desplegado y dos acciones a realizar. Dependiendo de nuestra clase (y del ataque que elijamos), podremos usar en uno o varios turnos magia, movimiento, cobertura para protegernos, perder un turno recargando el arma, invocando… En fin, lo tópico y lo típico. Hay que decir que a veces hay objetivos secundarios durante el combate, que nuestros compañeros pueden morir (se reclutan con pasta) y que con mucha peña la cosa se complica (pero no os asustéis, que el jugo es accesible en términos generales y tiene elección de dificultad… Eso sí, hay que acordarse de duplicar los saves puesto que se guardan automáticamente encima).

¡Por cierto, se nos olvidaba! El personaje principal, en la mejor tradición rolera, es personalizable en todos sus aspectos antes de empezar el juego, tiene multitud de habilidades en el árbol de desarrollo, varios objetos/armas, así como razas y oficios de características propias. Chapó.

En el aspecto audiovisual no destaca ni en lo audio ni en lo visual. Al igual que ya ocurriera con otro intento de resucitar, Duke Nukem Forever, esa “cosa”, el espíritu se mantiene pero no la técnica… ¿o sí? Es decir, en este juego, un claro homenaje a los juegos de Rol de toda la vida, los de “como Dios y Gandalf mandan”, tampoco se podía esperar otra cosa. Es cierto que de estilo parecido es por ejemplo un Starcraft II que, aunque no sea Rol tiene la visión aérea, así como el Dragon´s Age de PC, y que ambos son técnicamente brutales. Pero también es cierto que esta humilde compañía no es Blizzard ni tampoco EA. Pero es que este estilo limpio, definido, de gran resolución (los que vengan del mundillo consolero se sorprenderán de la nitidez de las imágenes de las casillas de diálogos de los personajes)  le viene muy bien. Por tanto, es algo que no tiene importancia (de hecho, un buen diseño artístico soluciona estos problemas, como podéis ver en la imagen que ilustra este post). Eso sí, en donde flojea es en el audio, puesto que no hay melodías recordables, no hay voces y lo único que se recuerda en pantalla mínimamente son los sonidos de rigor, como disparos, o soniditos varios. No obstante está pensado para PC, pero también para tablets y dispositivos móviles. De ahí viene la sencillez (a diferencia del citado Duke Nukem Forever, que es que salió mal, no porque fuera pensado así).

En definitiva, si te gusta el Rol, sobre todo el táctico, dale una oportunidad. Su duración y dificultad son correctas, así como su precio también (siempre rondará en Steam los 10€ aproximadamente –la edición coleccionista vale más, claro–). A ello se le suma mucha vida (con futuros DLC´s anunciados) y unos requisitos para jugarlo al máximo que cualquier PC de hace 3-4 años puede manejarlo sin problemas. No hay, pues, excusas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: