E un Diábolo

diablo3Tras un tiempo sin ese pedazo de género que es el Rol, os vamos a hablar de uno de los más esperados por aquí, y es que cuando nadie daba un duro de que saldría fuera del PC, sale para Xbox 360, Playstation 3 y Playstation 4 (esta con la expansión incluida). Y con cooperativo online y offline. Pues sí, “hamijos”, nos referimos al divertido Diablo 3.

Diablo y Diablo 2 son dos clásicos que salieron para PC (y para PSX), y que supusieron todo un superventas, que se añadían a la extraordinaria oferta de Blizzard (saga Starcraft, saga Warcraft) y que daba al rol un componente de terror y de velocidad que juegos como Demon´s Souls, Dark Souls, la saga Sacred o Dungeon Siege heredaron en mayor o menor medida. Rol al grano, con el texto justo, con puntos de reunión al que acudir pasadas las mazmorras y un uso inteligente del online. Si la saga Baldur´s Gate o The Elder Scroll es la pureza del género, la saga Diablo o la saga Souls lo son de la vertiente más ágil (lo que en el género de la estrategia se conoce como turnos/tiempo real). Pero todos, claro está, extraordinarios dentro de sus subgéneros (que en realidad puede ser que no sea tal). No obstante, en este Diablo 3 y a diferencia de los otros nombrados y de la saga, no permite distribuir los puntos de experiencia, lo que ha hecho que surjan numerosas críticas por parte de los más exigentes.

La historia continua 80 años después de la anterior parte, con algún que otro conocido como Cronan el bárbaro (sin comentarios) o Deckard Caín. Pero resulta que un heraldo ha caído del cielo junto con signos que indican que dos de los demonios supervivientes, Azmodàn y Belial, han despertado para expandir el mal por la Tierra. Esta es la excusa para iniciar la epopeya, quitando de en medio en el acto uno a Deckard Caín (que salía en las dos partes anteriores) e incluir a su sobrina, la buenorra de Leah.

Es un juego que al iniciar no se puede personalizar al personaje, pero sí que se puede escoger clase, sexo, etc.  Las clases son Bárbaro (fuerza física), Médico Brujo (magia e invocaciones), Mago (desde lejos), Monje (curación y apoyo) y Cazador de Demonios (ballestas, defensa, trampas). Es muy diferente el jugar con uno que con otro, y en ese aspecto se agradece. Además, siempre se puede escoger otro segundo jugador por parte de algún colega o familiar que te sirva de apoyo. Por ejemplo, mi hermano y yo usamos Bárbaro y Mago, para atacar de cerca y de lejos a la par.

Gráficamente es molón. No es gran cosa, y se parece a otros juegos de visión lejana como la saga Alien Breed, Dungeon Siege III o Dead Nation. Pero repetimos: están muy bien. Tiene una paleta más colorida y amplia que las anteriores partes de Diablo y se asemeja al mundo Blizzard de Warcraft III o World of Warcraft. Ha sido también criticado pero luce bien, es importante. Lógicamente la resolución máxima en PC contrasta con esta versión de consolas, pero lo han disimulado bastante bien con una fps estables y con pocos cantazos y porquerías gráficas. Tampoco es que fuera un top en su momento en PC, ojo. También, como es típico de Blizzard, hay narración utilizando el motor ampliado (de hecho la jugabilidad se hace con una cámara menos lejana que en PC por aquello de que en consola se juega en televisores grandes. Sí, yo también opino igual: es una gilipollez), transiciones de imágenes y, cómo no, espectaculares, caras y maravillosas escenas de video. En la mejor tradición de Square-Enix e incluso superior por momentos de brillantez y definición, aunque con algún que otro píxel guarro. Y aunque al principio pueda parecer un poco de monotonía, es original en su diseño y cambiante, con varias localizaciones (aunque las hay “tipo” en cada acto).

Lo mejor de esta versión –y por lo que ha hecho correr ríos de tinta–, es por solucionar algunas mierdas de la versión de PC: no necesita conexión permanente y recupera el multijugador online y offline para hasta cuatro jugadores. Un puntazo realmente genial con el que pasaremos horas y horas de diversión.

A todo esto decir que aunque es un juego de Rol (sidequests secundarias, lugares por explorar, enemigos especiales ocultos, personajes diversos, ciudades…), es un action-RPG y, por tanto, la jugabilidad se basa en matar, matar y matar. Era un juego que sin ratón y teclado parecía imposible de llevar, pero como con The Witcher, se ha adaptado perfectamente: cada tecla (R1, R2, Círculo, X…) sirve para un ataque, con magias que se escogen en el menú. También en el menú se eligen los equipamientos (cientos de objetos que recuerdan al comentado aquí Kingdom of Amalur: Reckoning por su división en raros, infrecuentes, normales), que, nada más recogerlos, te dicen si aumentan tu poder o lo bajan, para no calentarse mucho. Bueno, eso y las cositas de rigor: desmontaje de objetos, herrería, pociones… Eso sí, si lo juegas doble es fácil con cojones, aunque sus cuatro actos pueden llegar a durar más de 20 horas, con varios caminitos que rompen la monotonía del camino único.

Desde el punto de vista de la presentación es inmejorable. Viene traducido y doblado al español, incluyendo textos y conversaciones de los secundarios. Existen versiones para PC, Xbos 360, Playstation 3 (la aquí comentada) y en el futuro Playstation 4. Más variedad, imposible.

Y poco más qué decir de este juego que salió hace año y medio en PC y que es un fenómeno de masas, como todo lo de Blizzard. Recomendado para los amantes del Rol clásico y legendario.

Anuncios

0 Responses to “E un Diábolo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: