Saca billete “pal” Metro otra vez

metrolastComo nos gusta la ciencia ficción, no podíamos perdernos este juego de la desaparecida THQ, un juego que salió hace algunos meses, que aúna varios géneros, con una dificultad ajustada, y un sistema de combate y exploración continuación de su primera parte, titulada Metro 2033. Un juego tanto para el fan de la ciencia ficción, como de los survival, los juegos de infiltración y los shooter con giros y scripts. Sí, habéis leído bien: hay para todos.

Tenemos que confesar que la primera parte nos gustó, aunque sin llegar a entusiasmarnos. Y eso que estaba basado en una muy buena novela de ciencia ficción del ruso Dmitri Glujovski, Metro 2033. Pero esta segunda parte, no sé por qué, nos ha encantando y nos atrevemos a calificarla, sin ningún rubor, de juegazo. Gráficos, historia, elección de voces (incluyendo la rusa), acción con exploración… No hay queja alguna, a pesar de sus ventas irregulares.

La historia, al contrario de lo que algunos creen, no está basada en la continuación de la novela Metro 2033, titulada, de forma nada original, Metro 2034. Este juego se llama Metro: The last light, para dejar claro desde el primer momento que no es una continuación de la novela, sino del anterior juego. Así, todo continúa en donde se quedó: Artyom, el protagonista, después de lanzar misiles contra los Oscuros, tiene ahora que secuestrar al único superviviente: un niño Oscuro. Sin embargo, por el camino, todo se complicará, sobre todo con la llegada de una conspiración por parte de Los Rojos.

Lo mejor sin duda del juego, como ya pasaba en su primera parte, no es el argumento, sino la historia: una Rusia post apocalíptica que, tras un ataque nuclear, ha quedado devastada. Los pocos supervivientes viven a oscuras en el metro de Moscú, con facciones de fascistas, comunistas, demócratas, etcétera. Y con la aparición de mutantes y monstruos tanto dentro del metro como fuera, donde las condiciones climatológicas y de invierno perpetuo ha hecho estragos.

Este contexto queda reflejado en los gráficos y en el apartado artístico. Las pausas en ciudades son de lo mejor, llenos de personajes repletos de polígonos, luces espectaculares (pero espectaculares de verdad), efectos climatológicos y una ambientación brutal. Incluyendo, sin problema alguna, escenas subidas de tono y desnudos. Pero es que, y a pesar de estar basado en un metro, los cambios de escenarios y localizaciones, incluyendo exteriores, son increíbles (también es verdad que el metro de Moscú no es el de Madrid o París, que también son clásicos, ojo, pero no en ese nivel de brutalidad). Aunque puede haber alguna que otra texturilla guarra, el juego luce tan bien como cualquier otra superproducción (aunque es verdad que no es abierto, gráficamente nos ha convencido más que el lanzado hace poco Far Cry 3, al menos hasta que arranca el comienzo algo lento del juego de Ubisoft).

Jugablemente es una continuación de la primera parte, esto es, fases de pausa (las ciudades entre los tramos del metro), fases de exploración (pasilleras y con brújula), fases en el exterior (donde tenemos que usar mascarillas que se gastan con el tiempo y se rompen y donde los mutantes nos pueden dejar el ojete fino), fases de tiroteos (con algún que otro problema cuando hay aglomeraciones), fases de infiltración (donde hay que tener cuidado y moverse entre las sombras) y fases de ensoñación (donde Artyom sufre de visiones del pasado). A eso hay que sumarle balas que sirven como monedas, armas que pueden ser mejoradas, objetos para lanzar y otras armas neumáticas que fallan más que una escopeta de caña (son, digamos, armas manuales hechas por las gentes del metro). Por tanto, aquel que haya jugado al anterior se sentirá como pez en el agua, incluyendo un modo normal que, según el nivel, puede llegar a ser difícil. ¿Fallos? Pues aparte del citado problema con las aglomeraciones (esos mutantes son poco más que scripts dando hostias sin parar), es sobre todo la IA el gran error, puesto que te pones al lado y no te ven, no saben lo que hacen, van en fila india para que los ametralles… Pero bueno, su inferioridad intelectual, digámoslo así, lo compensan con una superioridad en número siempre aplastante. Son fallos, sí, pero nada grave.

            El sonido ya lo hemos alabado. No sólo en el aspecto de eso que antes se llamaba Sonido FX, sino también en voces (en inglés, ruso, español…) con sus subtítulos, y una banda sonora nada del otro mundo pero que acompaña. Continuista pero bien hecho.

            Nada más que decir. El juego salió en 360, Playstation 3 (la versión jugada aquí) y PC (éste último con resoluciones brutales). Fueron en versión Normal y Limitada, que trae armas y dificultad ultra (sí, habéis oído bien, me lo expliquen), que demostraba el cuidado que se puso en este juego que, a pesar de ser un juegazo y divertido, de ser ya una saga respetada por crítica y público, no acaba de arrancar a nivel de ventas. Y vale un huevo, por lo que no sabemos si para los próxima generación saldrá otra parte. Si sale, desde luego, que con nosotros sí cuenten. Recomendado.

Anuncios

0 Responses to “Saca billete “pal” Metro otra vez”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: