Después de 2 el 1 y después del 1 el 3

cr3Pues sí: tras el dos vino el uno y tras el uno el tres. Suena a trabalenguas pero es la realidad de EA. Llega entonces esta tercera entrega de la saga Crysis para culminar la trilogía de los ceph, o eso se supone. Porque mientras haya compradores habrá partes, y si no que se lo digan a Mario o a la longeva saga Final Fantasy

Crysis 3 termina la trilogía empezada allá por los tiempos de mari castaña con Crysis, aquél pepino gráfico que se convirtió en un suspiro en el juego Benchmark de PC y en objetivo de todo tipo de mods. En esta ocasión el protagonista, Prophet, revive de su criogenización 24 años después de la segunda parte, justo donde se quedó, volviendo ahora con más poderes que nunca, participando con la resistencia en contra de CELL y de su fuente de energía infinita: el puto ceph supremo en persona. Lo que pasa es que a este ET le da por despertarse e iniciar una invasión y… ya la hemos liado.

Desde el punto de vista jugable, hay una de cal y otra de arena. Lo positivo no lo vamos a volver a repetir, pues aquellos interesados pueden leer nuestro comentario sobre la primera y segunda parte. Sólo decir que aunque digan los “expertos” que es un híbrido entre la más o menos libre isla de la primera parte y del scripteado y pasillero Crysis 2, deciros que, en nuestra opinión, está más cerca del uno que del dos. Que sí, que los escenarios son mucho más amplios y menos pasilleros que en el 2, pero no existe la libertad del uno. Dicho esto, podemos decir las novedades (repetimos que no vamos a machacar con lo ya visto): el pirateo, el intento de variedad, la subida de niveles y el momento berserker. El pirateo se trata de una especie de minijuego (una pelotita que debes de encajar en su momento), y que sirve para controlar las torretas y desactivar las minas o paralizar ciertos enemigos. El intento de variedad es que ahora tenemos ciertas distancias que recorrer, que montaremos en coche y en caza, y que habrá cephs escupe fuegos, voladores o monstracos. La subida de niveles se hace ahora consiguiendo mejoras, que podrás ir usando en una rueda de habilidades. Así, podrás combinar más resistencia con precisión, salto con golpeo con más invisibilidad, armamento, etc. Permite combinar cuatro como quieras y guardarlos para usarlos cuando sean necesarios. Y en cuanto a lo de berserker significa que ahora habrá repartido por ahí  (en algunos momentos no hace falta, sino que surge como parte de la historia), energías que te dan un subidón que te convierten en inmortal y en una máquina de matar que hace que baje la dificultad por un tubo (como si no fuera ya baja en normal). Porque ésa es otra: en dificultad normal esto no es precisamente un morir continuo. El arco, que tiene las balas contadas eso sí, pega unas hostias que no veas. Y la mayor parte del juego nos la pasaremos no con endurecimiento, sino invisibles, limitándonos prácticamente a andar despacio de un lado a otro. Sólo al final, con escenarios más abiertos, y los distintos boss, dan un poco de lucha.

Los gráficos están fuera de toda duda, siendo el motor de una flexibilidad apabullante, sin necesidad de videos sino que con el in game es suficiente. Las luces, las texturas, la resolución, el modelado de rostros, la profundidad de campo… Sólo un pero, el mismo que en la segunda parte: el Mary Popping. Sí, se ha disminuido pero sigue apareciendo, aunque repetimos que menos molesto. Pero vamos, que no desmerece el conjunto.

El juego, como siempre en las superproducciones EA-Ubisoft-Activison viene doblado y traducido al español. Una sensación un poco extraña, pero buen trabajo del equipo de doblaje (los subtítulos a veces cambian un mínimo de lo que se habla, pero un mínimo, así como que a veces hay subidas y bajadas en el tono de voz). En ese aspecto, pese a todo, ningún pero. La BSO no es precisamente muy destacable, pero aparece y acompaña a la acción, lo que unido a los efectos de sonido hacen un juego muy ambientado, por así decirlo.

El online tiene un puntito de diversión. Sí, es verdad que es como en toda la puñetera vida videojueguil, pero tiene la gracia de que se pueden usar las características del modo campaña: endurecerse (¡oh, yeah, ummm!), volverse invisible, pegar saltos de fantasía… Las risas están aseguradas, y se pasa bien. Además, no hay el maldito pase online, por lo que la segunda mano se pone interesante y jugosa. Y con muchos modos, incluyendo uno en el que dos con los nano trajes deben de resistir contra los otros jugadores, soldados normales de CELL. ¿Puntos negativos del multijugador? Pues que en campaña, pese a que nos acompaña a veces un colega, no se puede jugar con amigos y que en el online puro y duro hay un bajón gráfico con respecto al juego. De todas formas, buen modo.

Por tanto decir, para no enrollarnos más, que es un juego espectacular gráficamente, muy bueno en el aspecto jugable (aunque ya no original), con el online perfecto, pero que es corto, muy corto (¿5 horas en normal?), sensación de expansión más que de juego completo y que podría haber durado perfectamente cuatro horas más sin sentir. Se presenta en diferentes versiones, la normal y la limitada, conocida como la Hunted Edition. ¿Recomendado? Si habéis jugado a la saga, si os gustan los shooters gráficamente cañeros y con buen online, y si lo podéis conseguir como nosotros por debajo de los 30€ sí. Si no, “esperarsus, muyayos”, que no hay prisa.

Anuncios

0 Responses to “Después de 2 el 1 y después del 1 el 3”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: