Un paseo por las nubes

bioshockSi hay un juego que pudiera ser calificado sin paliativos de obra maestra en esta generación ese es sin duda Bioshock. Si bien es cierto que su segunda parte también fue un gran juego, no sorprendió, por lo que ahora nos llega Bioshock: Infinite, de nuevo elaborado por su creador original, el sin par Ken Levine. ¿Éxito?

Ken Levine, el fundador de Irrational Games y el creador de estos Bioshocks, ha conseguido crear una saga con elementos propios pero comunes, algo así como la saga Final Fantasy, por ejemplo. Así, System Shock, System Shock 2, Bioshock, Bioshock 2 y este Bioshock: Infinite comparten muchas cosas, como son la mezcla de shooter, rol y algo de survival horror, malos que comienzan una utopía que cae después en desgracia y un largo etcétera de lugares comunes, lugares comunes y características jugables que después analizaremos más adelante y con mayor profundidad.

¿De qué va entonces este juego que ha tardado más de 4 años de desarrollo? El protagonista, Booker DeWitt, ha sido contratado para rescatar a una joven llamada Elizabeth de la ciudad de Columbia, un estado norteamericano ficticio que vuela entre las nubes. Es un mundo idílico que empieza a hacer aguas en cuanto rascas un poco: racismo, integrismo religioso, explotación laboral, abuso de armas… El juego verdaderamente comienza tras un par de horas, cuando logramos rescatar a Elizabeth de la torre en la que está cautiva y hay que escapar con ella de esta ciudad de locos. No se lo van a poner fácil, no…

Para los que hayan jugado a Bioshock, este juego no les va a ser un completo desconocido. Como aquél, tiene uso de plásmidos, aquí llamados vigorizadores, que otorgan poderes para luchar contra los enemigos (gatillo izquierdo), mientras que se dispara con un arma (gatillo derecho). También habrá mejoras, aunque ahora no en plan rol como en la anterior parte sino con respecto a las armas (cargador, munición, daño, etc.,), y con respecto a los vigorizadores (más efecto, menor consumo, etc.). Se ha simplificado pues el juego anterior, con muchos momentos de disparos a tutiplén y ningún puzle o pirateo. No es ni mejor ni peor, simplemente diferente, pues la experiencia sigue siendo igual de satisfactoria. No debemos olvidar que aquí, a diferencia de la ciudad de Rapture, Columbia está viva, en su máximo apogeo, y así lo sentiremos en los primeros compases del juego asistiendo a ferias, visitando una playa con bañistas, un salón de juegos lleno de adultos y niños disfrutando… De hecho sigue manteniendo ese componente rolero en plan Skyrim de buscar objetos en cualquier sitio, tales como ceniceros, bolsos, armarios, cajas, cadáveres… aunque, eso sí, limitado a monedas para comprar mejoras, salud y sales (que rellena la barra de magia). Es gracioso, por ejemplo, entrar en una tienda, coger dinero de la caja registradora y que el dueño y la policía, en plan Fallout, te persigan.

Podremos desplazarnos por uno ganchos que nos llevan por carriles a distintas islas de Columbia. No es plenamente libre, o no siempre, pero dan la sensación de abierto que está muy bien. Es de las mayores novedades jugables, y le aporta curiosidad (ya que además desde ahí podemos saltar a las barcazas voladoras).

Es cierto que carece de la ambientación del anterior pero en el aspecto misterioso. Es decir, el encontrarnos solos, con aquellos Big Daddys, las sombras, el agua inundando todo, el silencio sólo alterado por las gramolas… Pero eso no quiere decir que este no esté bien, ojo, con sus ferias y demás cosas, como hemos indicado arriba, y sobre todo la inclusión de Elizabeth como compañera de aventuras.

Sin duda Elizabeth tiene mucho que decir en este juego, pues es imprescindible en el devenir de la historia y en la jugabilidad. Elizabeth nos ayudará, lanzándonos sales, munición, buscando dinero que esté por allí tirado, etc., y abriendo portales, ya que ella tiene esta habilidad (iremos descubriendo el porqué). Gracias a ello podremos traer aliados como torretas, Patriotas, municiones y una larga lista de objetos. Además, y no queremos destripar, el aspecto del tiempo es de gran importancia en el argumento de este juego.

Otra cosa a destacar es sin duda el llamado Song Bird, el guardián de Elizabeth y la ciudad de Columbia. No llega a llenar como los Big Daddy, con aquellos trajes de buzo y sus paseos sin meterse con nadie, pero están muy bien sus apariciones, con su sonatina musical y su impresionante aspecto.

Porque gráficamente el juego ya no sorprende pero está aceptable dentro de lo que cabe y las alturas de la generación. Es verdad que la profundidad de campo es nula y las texturas, muchas veces, están guarreadas, pero está muy apañado, sobre todo la puesta en escena. Sólo al final, cuando aquello se llena de soldados, puede haber un ligero tirón sin importancia. Los enemigos son clónicos en su mayoría, pero no se carece de múltiples localizaciones y efectos “molones”.

Desde el punto de vista sonoro, un diez, con voces y subtítulos en castellano, perfectamente sincronizados, variables y creíbles, con efectos de sonido geniales (atención cuando suena la Song Bird y aparece el pájaro gigante) o la música, mezcla de temas de época y de temas religiosos y/o clásicos. Por supuesto, como en todo juego de la saga “shock”, no podían faltar las grabaciones, no por ya vistas meno efectistas.

Decir para terminar que desde este humilde blog lo recomendamos, pues desde el primer Bioshock ya somos fans de esta saga, mítica en PC pero desconocida para nosotros y el gran público, a estas alturas con buen precio y multitud de ediciones, algunas de ellas verdaderamente maravillosas. No sorprende como lo hizo la primera parte, pero mantiene intacto lo que la hizo famosa, sus giros inesperados y la sensación de que, sin grandes alardes de videos (me acuerdo de Metal Gear Solid IV), consigue narrar lo que se propone, incluido un final que difiere del primer Bioshock en su duración y explicaciones. Un juego, en definitiva, famoso por su argumento pero, sobre todo, por su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: