CoD Black Ops 2: disparos por el tiempo

Call-Of-Duty-Black-Ops-2Otro año y otro Call of Duty, un juego ya casi inmortal como el cielo azul, el Assassin´s Creed (otro que tal) o el divorcio de Belén Esteban. Call of Duty estaba ya antes de la existencia de Dios.  ¿Una continuación de Black Ops pero en el futuro y otra vez turnándose con Modern Warfare? ¿Un LOL como una casa o algo que merece la pena? ¿A qué huelen las nubes?

Si queréis saber qué opinamos de los dos últimos Call of Duty (Black Ops y Modern Warfare 3), podéis verlo aquí y aquí. Sólo decir que mucho de lo bueno (y de lo malo) ya están ahí reseñados. Y creemos que a nadie pilla por sorpresa esto, ¿verdad?

Call of Duty Black Ops 2 viene precedido por ser un juego continuador del sorpresivo (por salirse de lo de siempre) Black Ops, ahora guionizado por David S. Goyer, guionista junto con el hermanito de Nolan de la trilogía de El caballero oscuro. Y decir que se nota. No que sea guionista de El caballero oscuro, sino sólo ser guionista, a secas. Y es que los demás Call of Duty, qué queréis que os digamos: no te enterabas de nada. Lo mismo ibas dando saltos, pegando tiros, muriendo, cambiando de bando que no te importaba una mierda. Terminabas con una confusión tal, que podías incluso no saber quién eras en la vida real. Por el contrario aquí nos enteramos de todo, desde el porqué hacemos lo que hacemos al por qué Menéndez, el malo del juego, hace lo que hace. Y es que esa es la historia: Menéndez, el malvado antiamericano de turno, tiene sus razones, que se mezclan con un ataque a gran escala, ataques terroristas como siempre, pero con la salvedad que damos saltos en el tiempo desde 1980, continuando con la línea temporal del primer juego (más o menos), hasta el 2025, donde el prota del primer juego nos va contando el follón. Por lo menos, mejor que rusos malvados terroristas de acentos ridículos siendo matados por americanos vestidos de caqui, es.

Yo esperaba que fuera un truño, tengo que ser sincero. Tras el aburrido y decepcionante Modern Warfare 3 (una especie de aquelarre/enciclopedia del callofdutynismo), y tras ver los tráilers horrendos de Black Ops 2 (esa Los Ángeles futurista vacía como ella sola), esperaba una mierda más grande que el sombrero de un picador. Pero resulta que no, que mola, que es ágil, que está lleno de situaciones, de montar a caballo, en coche, de dar machetazos, de saltar por los tejados, de hacer el friki controlando robots del futuro y de fases de estrategia al más puro estilo tower defense.  Al igual que con Halo 4 nos equivocamos creyendo que iba a ser peor (de hecho, para este blog es el mejor Halo desde Halo 2), con este Black Ops 2 ha ocurrido lo mismo: junto con su primera parte es un dueto difícilmente repetible y a la altura del binomio Call of Duty-Call of Duty 2 y del Modern Warfare-Modern Warfare 2.

Gráficamente, es de los juegos de la saga con menos Texture Duty, es decir, texturas mega guarras en low resolution. Pero claro, es que el juego tampoco es nada del otro mundo gráficamente. Que no decimos que no luzca bien. Verdaderamente, el motor está estrujado y hay momentos realmente resultones, como cuando hay llamas en fases ruinosas, mucha gente en pantalla, estabilidad de los fps al máximo, algunos rostros… Pero lo mismo que dijimos en MW3 se puede decir aquí: este motor está, tras el tope que fue el primer Black Ops, agotado hasta el máximo. La fase africana, la número 1, es un despropósito de negros repetidos puestos en fila india para que les dispares, mientras vuelan las explosiones en un entorno vacío y plano a más no poder. Necesita un cambio de generación ya o, al menos, de motor. Que sagas como Halo o DmC han demostrado que se puede aumentar la carga gráfica sin bajar necesariamente la calidad visual. Es que comparado con los espacios abiertos y molones de Far Cry 2 o 3, de Dead Island o del propio Halo la cosa huele y canta.

Las fases son pasilleras y muy estrechas, casi minúsculas en su concepción espacial. Hay algunos amagos confusos de hacerlo más sandbox, como la primera fase o la de los caballos (qué “tié” tela, señora). Pero no cuela: su experiencia cinematográfica y scriptoniana le hace que obligatoriamente todo esté marcado y bien marcado, produciéndose momentos LOL, como cuando te sales del guión preestablecido y te matan sin saber el porqué y resulta que fue porque te saliste del camino y eso no estaba previsto. Repito: LOL. Y jugablemente no cambia una mierda. Es decir, quitando los fallos que ya hablamos de ellos en otras partes (respawn, tíos que sólo van a por ti,  empujones, confusión, objetos de piedra que no reaccionan a una bomba nuclear, cuanto menos a una patada) ahora supuestamente había más variedad: manejo de drones, armas futuristas que ven tras las paredes y marcan objetivos y fases estratégicas de mandar unidades en plan tower defense. Sin embargo, entre que los drones son sólo aparatos de disparo automático o guiados (como la araña robot), que las armas futuristas son prácticamente idénticas a las normales y que las fases tower defense (que añaden 1 hora extra a las 6 horas de rigor del modo historia) son optativas, pues nos quedamos como estábamos. Se agradece, pero nos quedamos igual. ¡Ah, y antes de que se me olvide! Seguimos esperando, ya no un cooperativo online del modo historia, si no siquiera offline y cutre. Y eso que siempre andamos acompañados. Esto está escrito en 2013 y esperando estamos.

Desde el punto de vista de la presentación decir que, como siempre, los videos tienen menos resolución que los gráficos in-game, y que la banda sonora (siempre supuestamente chachi piruli de algún compositor de cierto recorrido) no la recuerda ni el tato. Y lo de los subtítulos… ¡señores, ya está bien! Venimos quejándonos de esto amargamente, pues un juego como este, con 1000 millones de dólares conseguidos en ventas, que no tenga subtítulos para poder jugarlo por la noche, o con una persona enferma, o porque tienes problemas auditivos o eres sordo es de traca. En fin, por lo menos se compensa con un buen doblaje al español más o menos sincronizado, cosa rara en este mundillo consolero videojueguil del doblaje.

A espera de catar sus múltiples modos multijugador (ya haremos otro post si tenemos ganas), decir que el modo historia, por su espectacularidad y claridad expositiva, nos ha gustado. A diferencia del Modern Warfare 3, donde si no eres fan no te lo recomiendo, este sí que puede ser disfrutado por un simple amante de los shooters que quiera jugar a su género favorito. Aunque bien pensado, si te gustan los shooter, seguramente ya lo habrás probado por tu cuenta. Por lo menos, qué demonios, para poder criticarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: