Tales of vía Wii para Playstation 3

Nueve meses después de haber jugado a la anterior entrega de la saga, como en un parto, volvemos pues con otro Tales of: Tales of Graces f, un juego de Rol oriental remasterizado en HD del aparecido en Wii hace un tiempo. Como siempre en esta saga, nivel alto y duración serán lo más destacado.

Hace tiempo (y en el post de la anterior entrega de la saga lo dijimos) que somos fans de los Tales of. Es más: todo lo que antes esperábamos (y con ansia viva) de los Final Fantasy lo esperamos ahora de los Tales of. Todo juego que salga en Occidente aunque sea en inglés (porque de japonés ni papa) se viene con nosotros a la saca.

Este juego ya salió hace un tiempo para la Wii, de ahí que tenga el subtítulo F (entendiendo F como Future… sí, ya lo sé, pero yo no he sido el que se ha inventado el título), y unos gráficos más pulidos y limpios (aunque en cierta dureza y fondos extraños se nota de dónde viene, los escenarios está bastante apañados). Eso sí, lejos del excelente cell shading del gran Tales of Vesperia, posiblemente, junto a Demon´s Souls y Dark Souls, la gran trilogía de rol nipón next gen. De todas maneras, para compensar, esta versión incluye más horas y nuevas misiones, así como una serie de extras desde el punto de vista de la edición que después comentaremos más abajo.

Argumentalmente el juego gira en torno a Asbel. Empezaremos de pequeños, cuando conoce a una extraña chica a la que llama Sophie, que sufre amnesia. Después de unos ciertos hechos traumáticos que no vamos a destripar, todos se separan y Asbel ingresa en la academia de caballeros. Después pasan varios años y los conocemos a todos de adultos, con nuevos poderes y compañeros. Es decir, es otro juego completamente diferente. Aunque parezca un argumento, digamos, local, poco a poco va creciendo en intensidad hasta que llega al juego lo épico y el malo de turno. No está mal, pero está lejos de Tales of Vesperia, el verdadero referente en este sentido de la saga Tales of (en nuestra opinión), con personajes adultos, bien trabajados, con unos secundarios perfectos y un tono oscuro y adulto que le va muy bien. Es verdad que el cupo de niños de los juegos japoneses también está cubierto, pero en general, decimos, está mejor trabajado.

Gráficamente tiene altibajos. Se nota que viene de la Wii, esa consola que algunos llaman de Next-gen pero que posee un hardware del 2000. Así, tendremos escenarios por lo general poco trabajados, pero con unos personajes principales detallados y destacados. Como siempre en todo juego de Rol nipón, el diseño de estos protagonistas (o enemigos), contrasta vivamente con el de los secundarios, puro relleno. Es en este sentido (con pobres efectos y movimientos ortopédicos) donde más se nota que es un port. De todas formas, en global, luce bien, no desmereciendo el buen hacer típico de esta saga. Está lejos del inminente Tales of Xillia, siguiente juego de la saga. Así que nadie se llame a engaño, no es un portento gráfico.

Las escenas de video están hechas estilo anime, y destacan sobremanera en el conjunto. No es de extrañar, pues la saga Tales of, ya casi desde ni nos acordamos, sobresale por esta característica (de hecho, ahora que lo comentamos, os recomendamos la película basada precisamente en el ya nombrado Tales of Vesperia, una estupenda película anime).

Jugablemente es igual que todos los Tales. Para algunos, este Tales es más táctico y dinámico. ¿Sinceramente? No notamos mucha diferencia con sus otras partes: cuando nos encontramos con un enemigo, la pantalla se parte y luchamos en un terreno acotado. Manejamos a un personaje, los demás (con una gran IA) van manejados por la máquina. Con X atacamos, con cuadrado nos defendemos y con círculo hacemos magias especiales. Si accedemos al menú con triángulo, podremos coger objetos y ataques (los cuales varían según la dirección de la palanca durante el ataque). Los cambios quizá más radicales son una barra que sólo permite atacar en determinados momentos (y que se va cargando), el no tener puntos mágicos (sino dicha barra) y el poder dar una especie de orden (con un objeto que hay que recargar) para que nuestro personaje haga ciertas cosas (si baja nuestra vida, coger una bola de arroz; si baja más, otra cosa, etc.).

El resto que no es lucha es lo de siempre en los Tales: recetas, mezcla de objetos, libros de anotación de enemigos y lugares, escenas especiales no necesarias para la historia, misiones secundarias y la posibilidad de mezclar y mejorar armas y armaduras.

El puntazo es que el juego da la posibilidad, mediante online, de jugarlo a cuatro, con el lío (y la diversión) que ello supone. Lo suyo hubiera sido poder hacer esto en cooperativo offline. Pero en fin, no se puede tener todo en esta vida videojueguil.

La edición en España hasta agotar unidades (después se supone que saldrá normal) es la llamada Day-one Edition. ¿Y qué trae esta edición? Pues al mismo precio que sale cualquier otro juego incluye BSO, Extras, Artwork… Os hemos hecho una foto de la edición que podréis ver al final del post. Está muy, pero que muy bien. Han querido compensar el port con una gran edición inicial. Chapó.

A los que os guste el Rol oriental, os lo recomendamos; a los que os guste la saga Tales of, recomendación también pero sin duda alguna; y a los que os guste el Rol en general, sí, pero con un pero: no es el Vesperia, no es ningún portento gráfico y es mucho más tópico en cuanto a diseños, personajes, etc. Por lo demás, aquí no nos perdemos ni nos perderemos (siempre que el dinero y la autoridad lo permitan) ningún Tales of.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: