Qué raritos son los detectives en Japón

Ya comentamos aquí hace unos meses que nos gusta ver series japonesas aunque no sean de animación. Algunas series japonesas son de una gran calidad o, por lo menos, se salen de lo típico que aquí solemos ver, que suele ser  estadounidense. Así que aquí estamos: recomendando otra serie de “carne y hueso”, que no sólo de anime vive el hombre.

La serie en cuestión se llama Toshi Densetsu No Onna y tiene muchas similitudes con la anteriormente aquí recomendada Shinzanmono: es una serie detectivesca con un detective protagonista, valga la redundancia, de extraña y curiosa personalidad. Si en Shinzanmono era un tipo rarito, obsesionado con comprar unos dulces y que no se comporta con jefes y sospechosos, digamos, de forma usual, aquí el protagonista es una mujer joven, que va en minifalda y que está obsesionada en plan friki con las leyendas urbanas.

Esta joven detective de nombre Tsukiko Otonashi, interpretada por Nagasawa Masami (que ya tiene en su haber varias series y películas, un valor en alza), cree confundir a los hombres con su peculiar estilo de vestir y su supuesta ingenuidad. Y así, con su personal estilo para mezclar leyendas y realidad, información con golpes de suerte (le gusta prever cuando le llaman por teléfono, en un juego que deja atónito a su equipo), va descubriendo asesinos. El forense Hiroto Katsuura, interpretado por Mizobata Junpei, maniático del orden, ayudará a esta joven, enamorado en secreto de ella. Todos sus intentos de ligue se irán siempre al traste, y conocerá la particular familia y amigos de Tsukiko. El jefe, el comisario Ichio Tannai, es interpretado por el de sobras conocido Takenaka Naoto, el profesor de jazz de la gran película Swing Girls (2004, Shinobu Yaguchi) y secundario en numerosos films (con Jackie Chan o poniendo voz en películas anime como Sword of the stranger), con un gran y peculiar sentido del humor. Porque nadie se lleve a engaño: hay misterio, de acuerdo, y tiene su drama, de acuerdo también, pero es una serie de humor. A diferencia de Shinzanmono que es un drama con toques de humor, esta serie es una comedia con toques de drama.

Y ya no sólo es interesante el saber cómo resolverá los casos, sino que al estar grabada con cámara digital (en la línea de la ya citada Shinzanmono o de muchas series japonesas en general) la fotografía queda real, y tenemos la sensación de estar viendo el Japón verdadero, sin enmascaramientos. Es muy placentero ver los lugares donde comen, donde se reúnen, donde trabajan o viven, con esa peculiar forma de ser de los nipones. Y también, por qué no decirlo, con un poco de envidia ante la calidad de sus medios, instalaciones, calles y tiendas. País rico lo llaman.

Poco más que decir. En definitiva una serie fresca y diferente, con grandes personajes, interesante por ser un país extraño a Occidente y con ese humor especial que está reflejado en todas sus series/animes/películas/juegos y que, reconocemos, no es para todo el mundo (sin exagerar tampoco, ¿eh?).

 

 

Anuncios

1 Response to “Qué raritos son los detectives en Japón”



  1. 1 El misterio de Atanami del Sur | Frikadasmil Blog Trackback en octubre 17, 2014 en 3:18 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: