Vuelve Watanabe por vacaciones

Pues sí, señores, ya que estamos en verano, qué mejor que una nueva serie anime de esas cortas que nos gustan por aquí para pasar el rato. Pero es que, además, está dirigida nada más ni nada menos que por Shinichiro Watanabe, mito de las series anime.

Y es que ser el director de series míticas como Cowboy Bebop o Samurai Champloo, de OVAS como Macross Plus o The Animatrix, y de películas como Cowboy Bebop the Movie: Knockin’ on Heaven’s Door es una leyenda. Y por eso se estaba haciendo de rogar. Hacía ya un tiempo que los aficionados al anime pedíamos algo nuevo suyo. Y, a Dios gracias, se nos ha escuchado: Watanabe retorna en este 2012 y en plena forma. ¿El nombre de la serie? Sakamichi no Apollon (Kids on the Slope).

La serie trata sobre un estudiante que cambia constantemente de Instituto, que suele estar solo, hasta que finalmente se asienta en uno donde se hace amigo del chulo de la clase, la amiga de éste y una chica a la que rescatan de unos matones. ¿Qué tienen en común el tímido empollón, el chulo y las dos chicas? Pues que son amantes del jazz. De hecho así es como se hacen amigos el camorrista y el protagonista, puesto que uno toca la batería y otro el piano. En inglés la han titulado como Los chicos de la ladera, porque dicho Instituto está subiendo una empinada cuesta (de la que el protagonista suele quejarse). Como siempre, Shinichiro Watanabe pone como protagonista la música jazz (como bien sabemos sus seguidores) y lo basa, para jugar con la ambientación, en el verano de 1966.

La serie está basada en el manga de Yuki Kodama, ganador de varios premios, y está apoyado por los estudios MAPPA y Tezuka Productions, así como por el famoso productor Masao Maruyama, quien fundara Mushi Productions y Studio Madhouse al traerse entre otros a los Osamu Dezaki, Rintaro y Yoshiaki Kawajiri.  Y sobre todo, Yoko Kanno, compositora de la mítica banda sonora de Cowboy Bebop (aunque en esta serie, por el contexto, también suenan melodías de John Coltrane o Miles Davis), quien le da el toque Watanabe a toda sus series. Por suerte, nos hemos librado del Rap y el Hip-Hop de Samurai Champloo y volvemos a contar con música popular de calidad.

Pues eso, serie anime corta (sólo 12 capítulos) pero intensa, con buena calidad de animación y producción, gran música y, sobre todo y ante todo, dirigida por el gran Shinichiro Watanabe. Una nueva demostración de que no todos los animes deben estar basados en explosiones, tiros y entes sobrenaturales. Recomendada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: