El dogma del Dragón

Otra vez estamos aquí… y otra vez con rol.  Y del exigente. Sí, señores, “semos masocas”. ¿Y cuál es el juego? Os preguntaréis. Pues el juego es Dragon´s Dogma, de las pocas desarrolladoras japonesas que parece, seis años después, que saben de qué va esta generación: CAPCOM.

Este juego ha sido bañado con multitud de previos e imágenes que hacían aumentar y aumentar el hype. Al final, muchas revistas le han dado notas mediocres y los jugadores que esperaban un juego de Action-RPG tipo diablo (con su online) o un juego pepino gráfico han quedado desencantados. Sin embargo, si lo que tú esperas es un gran juego de rol con un buen sistema de combate, profundo y largo, éste es tu juego. Entonces, sí, no ha decepcionado.

Argumento y personalización

El juego trata sobre un Arissen, una especie de elegido. Comenzamos siendo un capullo de un pueblo pesquero que observamos la llegada de un dragón con mala uva. En un momento dado, le hacemos un arañazo (porque no tiene otro nombre) y el dragón se encabrona. Nos quita el corazón y nos maldice (una maldición un poco rara, porque lo que quiere es que nos armemos para poder retarle en condiciones, pero bueno, los designios del dragón son inescrutables).

Toda esta historia está introducida previamente por un prólogo en el que nos muestran las bondades (y también los defectos) del juego. Pero ya hablaremos de estos apartados más adelante. Sólo decir que es una historia larga (unas 25-30 horas), con muchas misiones secundarias (algunas con sub historia, otras meras misiones de caza o de ir de un punto a otro) y con el suficiente interés para avanzar. Nada épico tipo Skyrim o misterioso tipo saga Souls, pero “pos fale”.

La personalización es la de toda la vida. O elegimos macho o elegimos hembra. Los tipos de hombres pueden ser personalizados en su aspecto físico (rostro, tipo de pelo, color, etcétera), así como en su tamaño o forma. Las mujeres lo mismo. Nos aparecen ellos en calzones y ellas en bragas y sostén para que nos hagamos una idea (ya nos la hacemos, ya). A partir de ahí y de elegir voz y nombre (así como apodo para el mundo online (¿?)), ya podemos elegir su traje por defecto y su estilo: strider, una especie de espadachín y arquero, un mago y un guerrero. Dependiendo del que escojamos, dependerá después nuestro peón, que ya explicaremos en el apartado jugabilidad qué coño es eso.

Gráficos

Los gráficos son una sonora decepción. Bueno, perdón, quizá nos hemos pasado: son escenarios amplios, de buena iluminación, que dan la sensación de campo abierto y con monstruos principales realmente espectaculares (hidras, grifos, cíclopes, trolls…). Pero más allá de eso las texturas son pobrísimas, pixeladas incluso, y con diseños faciales y corporales de otra generación (y cuando decimos otra no queremos decir generación Ps2 sino de PSone). Además, se incluyen poppings, jaggins, clipings y demás cosas terminadas en ese para aderezar esta salsa. Los creadores alegarán que Mass Effect o The Witcher no pueden ser porque los escenarios son mucho más amplios que en estos dos. Cierto, pero… ¿Y Dark Souls y Skyrim? ¿No son escenarios grandes y se ven geniales? Es que, insistimos, lo que hay en pantalla, sobre todo enemigos como bloques de apartamentos o manadas de lobos y trolls todo a la vez es meritorio, pero es que ni siquiera Dragon Age: Origins, que ya es decir, se ve peor. Y encima las franjas negras arriba y abajo, toda una incógnita el porqué existe. Un buen escenario, con varios personajes luchando y haciendo magia mientras un grifo gigante nos ataca puede llevarnos a creer que es más de lo que es. Cualquier parecido con los videos mostrados es pura coincidencia (“a lo mojó” en PC sí se ve así, pero aquí no lo sabemos). Pero ojo: no te tirará para atrás. Tiene el suficiente interés para ver lugares y, sobre todo, insistimos, los monstruos, verdaderos protagonistas del juego, perfectamente acabados.

Jugabilidad

Bien, esto es lo importante en todo juego de rol. Y en esto el juego cumple, y muy bien. Es variado, con dosis de originalidad. Aunque para no desentonar con el conjunto, con alguna que otra gorda gamba.

Lo original del juego es que nuestro personaje principal lleva siempre un peón para acompañarnos y dos compañeros de viaje más. Pero el peón es el único al que nosotros hemos creado desde cero. Los demás los hemos “conseguido”. Es decir, si nosotros somos guerrero, creamos un peón mago para que ataque con magia, nos de magia en nuestras armas o nos cure. Y los otros compañeros, los conseguimos metiéndonos en una especie de mundo onírico. Allí varios tipos de varios niveles a los que, según nuestra pasta (no dinero, otro tipo para gastar aquí en exclusiva), podremos contratar (siempre los habrá gratis). Y si tenemos conexión online podremos conseguir el de otros jugadores y estos peones, a su vez, cuando vuelvan a su mundo de origen, llevarán nuestra experiencia y nuestros objetos. Una cosa por lo que veis muy original, que falla porque incomprensiblemente el juego no tiene online cooperativo. Sin embargo, está muy bien. Imaginaros ahorrar una pasta, ir y comprar un gran mago. Ese mago, además, puede ya  haber luchado contra monstruos que nosotros no hemos visto o haber estado en lugares en los que nosotros no hemos estado, con lo que nos aconsejará. Genial. Como demuestra la saga Souls o este Dragon´s Dogma se puede ser un juego de rol y ser online, sin por ello resentir la experiencia. Que vayan aprendiendo los de Bethesda o Bioware.

En cuanto al combate en sí, la experiencia varía mucho dependiendo de la clase. El guerrero tendrá que protegerse con el escudo y atacar con la espada, lógicamente, aunque los magos nos pondrán en las armas fuego, veneno, hielo, etc. Los magos atacan de lejos y son de apoyo. Y los striders atacan con el arco desde lejos (pueden ser flechas venenosas, con aceite, etc.,) y con su espada cuando están cerca, sin escudo. Además, todos tienen movimientos especiales. Conforme vayas usando una clase (en un momento dado puede cambiarse de clase) vas acumulando unos puntos que puedes gastar en aumentar salud, atacar a varios, magias más poderosas, protecciones, etc.

Los objetos son mayoría. Hay por tutiplén en todo el escenario: bayas, carne, huesos, minerales, trapos, flores, cuernos, pociones… Se pueden combinar para crear elementos más poderosos y, aunque pesan, siempre se los puedes repartir entre los peones o dejarlos al recaudo en posadas estando disponibles en todos sitios. Y hablando de posadas, éstas son imprescindibles. Por mucho que nuestros magos nos curen, nunca se rellenará la barra de vida por completo (poseen barra de resistencia también). Para rellenarla habrá que dormir en la posada y se pondrá a tope. Esto es un impedimento pero también tiene la ventaja de dormir y que nos despertemos por la mañana (por la noche no es conveniente salir porque te parten la cara: los monstruos son más difíciles). Pero claro, contra más veces caigamos en una mazmorra (y los peones también, que habrá que levantarlos), vamos bajando de barra y la cosa se pone jodida. Y hay que tirar de pociones, y no son infinitas.

Y es que la dificultad es evidente, por lo menos hasta que lleguemos a niveles superiores. Ojo, no digo que sea un morir y morir (nosotros hemos conseguido llegar al  nivel 16 relativamente fácil). Eso sí, después de huir varias veces, no os creáis. No es un morir y resucitar continuo como en la saga Souls, pero la cosa se tuerce varias veces (sobre todo, repetimos, por la noche). Y qué decir de las mazmorras oscuras de los cojones: para poder ver necesitamos una lámpara, y la lámpara a su vez necesita aceite. Y como te quedes sin aceite… Menos mal que nuestros compañeros llevan también lámparas y el escenario no está 100% oscuro, pero ya decimos que sí que está negro como el ojete de un mono en una gran proporción.

Las gambas que decíamos arriba, las de siempre, nada grave y nada nuevo bajo el sol: acciones incomprensibles, bloqueos, no respuestas en ciertos momentos… pero bueno.

Música y sonido

Es un contraste. Por un lado tendremos períodos en los que estaremos en el campo sin escuchar nada, sólo rota la monotonía por las voces de nuestros compañeros y por ruiditos del bosque. Y por otro tendremos música épica en los combates épicos (valga la redundancia), gritos, aullidos, magias explotando, etc. Y, por cierto, aunque el doblaje no sea nada del otro mundo, líneas de diálogo hay para aburrir: nuestros peones no paran de hablar los desgraciados.

Conclusión

Este es un juego que le ha ocurrido un doble hecho: al principio estaba siendo sobrevalorado (con los videos previos se hablaba de un Monster Hunter  mezclado con Dark Souls, etc.), y que ahora, por el contrario, se ha infravalorado (exagerando sus errores gráficos y no dándole más de un siete en muchas revistas). Pues no, yo creo que en el término medio, al menos en este caso, está la virtud: es un juego notable, divertido, que da horas de diversión y que os recomendamos a los que os gusta el buen rol con cierto sabor añejo y clásico. Valoramos el esfuerzo de CAPCOM por dar al público occidental lo que pide (aunque, curiosamente, donde ha vendido más, y con diferencia, sea en Japón). Animaros al menos, si tenéis dudas, a que esté más barato y ya veréis como os convence (eso sí, echarle al menos cuatro-cinco horas para que podáis tener una visión más amplia de él).

Anuncios

8 Responses to “El dogma del Dragón”


  1. 1 Rafael Cruz Durán junio 24, 2012 en 10:57 am

    Te tomo la palabra! Que lo tengo ahí esperando en mi estantería y la semana que viene me pongo a jugarlo 😉

  2. 2 Pablo noviembre 13, 2013 en 5:26 pm

    Estoy jugando a la version dark arisen y la verdad q mejora muchisimo al juego en dificultad nuevos items y enemigos muy buenos. recomendable


  1. 1 Otra ronda de Rol « Frikadasmil Blog Trackback en agosto 8, 2012 en 4:01 pm
  2. 2 El Rol que me viene (II) « Frikadasmil Blog Trackback en septiembre 24, 2012 en 9:49 pm
  3. 3 Repasando “nuestra” gen | Frikadasmil Blog Trackback en junio 12, 2014 en 4:38 pm
  4. 4 Final Fantasy XV, el mejor Final Fantasy… en 15 | Frikadasmil Blog Trackback en diciembre 13, 2016 en 5:43 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: